El Granca o el milagro póstumo del Padre Claret

Antonio Claret

@javicanarion nos enseña el C.B. Gran Canaria y su vínculo con el Padre Claret en su fundación.

Antonio María Claret fue un clérigo temeroso de Dios y devoto de la Virgen María nacido cerca de Manresa, en el lejano año de 1807. Dedicó su vida a la predicación mediante la palabra hablada y sobre todo escrita, especialmente tras ser nombrado arzobispo de Santiago de Cuba, aunque antes de llegar allí, pasó un año en Gran Canaria, y se hizo tan popular que la gente comenzó a llamarle “El Padrito”. Tras un breve paso por España, la  muerte le llegó en el monasterio de Frontfoide en 1870, exiliado en Francia, donde acompañó a la reina Isabel tras la revolución de 1868.

Unos años más tarde, el Papa Pío XII procedió a su canonización en 1950. Como es sabido, todos los que llegan a ser santos deben haber demostrado ser en extremo piadosos. Tanto como para realizar milagros o recibir milagrosamente ayuda divina. La hagiografía del Padre Claret cuenta, por ejemplo, que salvó la vida sin saber nadar en un accidente en la mar sólo encomendándose a la Virgen, y se le atribuye en circunstancias parecidas una milagrosa recuperación de un atentado sufrido en Cuba. Quizás va siendo hora de que se le atribuya un tercer hecho inverosímil: El milagro del Club Baloncesto Gran Canaria.

El entrañable Granca nació en uno de los colegios dedicados a su figura: El colegio Claret, situado al norte del histórico barrio de Triana de Las Palmas de Gran Canaria. Este fue el nombre que tuvo desde su fundación en 1963, hasta la temporada de 1988, donde adopta el actual nombre de C.B. Gran Canaria. Antes de este cambio de nominación ya había probado las mieles de la ACB en 1985, aún con su viejo nombre claretiano. Así pues es un equipo colegial, no sólo existe como tal el Estudiantes de Madrid, equipo del que si tengo oportunidad de escribir, descubrirán que no le tengo, precisamente, un gran aprecio.

Lo verdaderamente milagroso es haberse mantenido ininterrumpidamente durante los últimos 17 años en la categoría de Oro del baloncesto español. Y hacerlo con el presupuesto más bajo de la categoría campaña tras campaña, desempeñando un papel no de comparsa, sino regular e importante a lo largo de su trayectoria. Ha sido un asíduo participante de la Copa del Rey, donde ha disputado auténticas batallas de jabatos en las primeras rondas, especialmente frente al Real Madrid. También participó tanto en la extinta copa Korac, como en la actual copa ULEB, donde pese a las dificultades de los desplazamientos, todos ellos de varios miles de kilómetros, siempre ha competido con humildad, pero con dignidad y gallardía.

Dos son los pilares de este milagro (el tercero, la intercesión santa del Padre Claret, lo dejo al arbitrio de las creencias de cada uno): Una gestión modélica, donde jamás se ha gastado un euro más del que podía gastarse, ciñéndose milimétricamente al presupuesto para contratar grandes jugadores mediante una eficiente red de ojeadores, y en segundo lugar, aunque primero si se me permite en importancia, una afición que temporada tras temporada abarrota el C.I.D, el vetusto Centro Insular de Deportes de la Avenida Marítima.

Sin ser un pabellón grande, ni mítico, sí ha conseguido crear un aura mágica capaz de hacer doblar la rodilla a equipos muy superiores

CompartirPasion.com: Centro Insular de Deportes, el Fortín Amarillo

@CompartirPasion.com

en calidad y presupuestos, algunos de ellos en tempradas que dominaban la Liga de forma tiránica. Real Madrid, Baskonia, Juventud, Estudiantes, F.C. Barcelona, Unicaja… todos ellos han probado el ambiente del CID, el infernal y amarillo ambiente donde la mezcla de calor, humedad ambiental, agobio por la cercanía de la grada, resonancia de caja de cerillas y el cansancio del viaje desde la Península han convertido año tras año a la cancha de Las Palmas en un jodido fortín amarillo. Es una palabra realmente sobada y manoseada pero en esta ocasión hace justicia con los méritos del equipo local. Sin olvidarnos (al menos yo no las olvido nunca) a las preciosas, bellísimas animadoras de nuestro equipo, que consiguen romper miles de corazones cada vez que se pide un tiempo muerto. Naturalmente, aspiro a que alguna de ellas lea estas líneas, y me busque desesperadamente para pasar juntos el resto de nuestras vidas. Que soñar es gratis.

Este ambiente ha llevado en volandas al Granca, con hazañas como la del pasado fin de semana, derrotando al imperial e inabordable Fútbol Club Barcelona, tras dos prórrogas, por un marcador de 93-90. El equipo claretiano ha firmado números tan espectaculares como rachas de 16 partidos consecutivos sin perder en el CID, o una media de derrotas por temporada en casa de 3, consiguiendo por ello auparse a los playoff año tras año.

Incluso perdiendo a sus mayores figuras, como la última temporada cuando Jaycee Carroll nos dejó provocando un suspiro

Animadoras del Granca: CompartirPasion.com

@CompartirPasion

salido del alma, con rumbo al Real Madrid. La ovación con la que le recibió el público amarillo en su regreso con el Real Madrid esta temporada, en agradecimiento a sus dos años en Las Palmas como máximo anotador de la ACB sigue poniéndole al mormón la piel de gallina. Si bien no es una cancha mítica como pueda ser La Mano de Elías, el Palaverde, el Palacio de la Paz y la Amistad o el Palau Blaugrana, recomiendo a todo buen amante del baloncesto que una vez en la vida compruebe la magia del CID.

Que la compruebe pronto, pues el público amarillo vive angustiado con la mudanza a un nuevo, moderno, funcional y superguay pabellón nuevo que se construirá en el barrio de Siete Palmas para coger el Mundial 2014. Esperamos conseguir trasladar la magia del viejo CID al nuevo recinto. De conseguirlo, a buen seguro, también podría considerarse un nuevo milagro del Padre Antonio Claret.

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos aquí o en los bares, o en twitter @javicanarion y/o @CompartirPasion

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

2 Responses to El Granca o el milagro póstumo del Padre Claret

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe