Los platanitos de Renato Cesarini

Cesarini en 1936

@JaviCanarion rememora a Renato Cesarini, jugador que ha dado lugar a lo que es conocido como “gol en Zona Cesarini”.

Corría el tembloroso e inquieto año de 1906 cuando en la costa adriática italiana nació el joven niño Renato. Fue un año convulso y sísmico, como indico, puesto que varios terremotos asolaron las costas de Colombia, san Francisco y Valparaíso en Chile, provocando tres terroríficos tsunamis, en unos años en los que este fenómeno, probablemente y como siempre, simplemente se llamara maremoto.

Quizá fuera por lo movido del año, o porque el deporte nacional en Italia en aquellos lejanos años fuera la emigración a América, por lo que el niño Renato y sus audaces padres, se lanzaron a la mar en uno de los transatlánticos que por aquella época hacían de puente entre la vieja Europa y la pujante América.

Nuestro ya entrañable niño, como un Marco adelantado a su época, fue de los Apeninos hasta casi los Andes, para afincarse en la

CompartirPasion.com: Renato Cesarini en 1936

@CompartirPasion

Argentina rioplatense, aunque en esta ocasión no para buscar en compañía de un macaco a su perdida madre, sino para convertirse en un futbolista, y de los grandes. De esos que por momentos puntuales de su vida se hace un hueco como nombre común en el imaginario colectivo de los seguidores del deporte rey.

En su país de adopción comenzó a dar sus primeras carreras en el pasto de Primera con Chacarita, para luego jugar en el barrio de Caballito, o Cabashito en porteño, en el equipo de Ferro Carril Oeste. Llamó mucho la atención en su país natal, y aún joven, con 24 años, cruzó de vuelta el charco para pelotear en la Vecchia Signora, la mítica Juventus de Turín, y años más tarde debutando con la Squadra Azzurra.

Ambos conjuntos son mundialmente famosos por su flor, coña, chorra, potra o simplemente suerte o fortuna en los minutos finales de los partidos, algo que dura hasta nuestros días, más de un siglo después del nacimiento de nuestro rubio protagonista, y que firmaba a las aficionadas que castamente suspiraban por él en tarjetas donde estampaba su apellido: Cesarini.

El bueno de Renato Cesarini se infló literalmente a marcar goles en esa franja de tiempo que transcurre entre el minuto 80 y el 90 más los minutos que el árbitro descuente.  Esos minutos suelen ser justo lo suficiente para que cualquier equipo italiano, y en especial Renato, nos la introduzca doblada en forma de un gol que irremediablemente elimine al equipo de nuestros amores dejándonos con una blasfemia en la boca y una cara de gilipollas de esas que no se quitan en esa noche ni ligando con el pibón de nuestra vida. Esta franja de tiempo, desde los años 30 cuando jugaba Renato, y más en un partido donde marcó el 3-2 en un Italia – Hungría, se conoció como Zona Cesarini.

Sostengo desde el último partido de la Unión Deportiva que en el último viaje del ya talludito Renato hacia Buenos Aires para jugar en River Plate tras su experiencia italiana, paró en el Puerto de La Luz y Las Palmas en la escala de su barco, donde conoció a una bella canaria con la que tuvo secreta descendencia, pues las cartas que ella le envió a él una vez su barco zarpó hacia la Argentina, jamás llegarían a destino. A veces, me gusta novelear, como pueden comprobar.

Los descendientes de esos hijos jamás conocidos por Cesarini deben jugar actualmente en la Unión Deportiva Las Palmas, que lo ha vuelto a conseguir. Tras su triunfo hace cuatro jornadas en un término que podríamos describir como lo siguiente de agónico frente al Guadalajara, volvió a culminar una remontada del género épico ante el Gerona en el minuto 93. Renato, en el cielo, probablemente lloraba de risa al verlo.

Frente al Guadalajara, y perdiendo 2-1, del minuto 91 al 95 la Unión Deportiva marcó los dos goles que le dieron la victoria en el estadio de Gran Canaria. Y yo gané un desayuno compuesto por dos tostadas con aceite de oliva, tomate triturado y jamón de recebo a cuenta de una gran amiga alcarreña, que probablemente ahora aún odie al bueno de Renato. “El Moco” David González, jugador del que hablaré en algún otro momento, uno de los de mayor calidad de toda la Liga de Plata, y “Romario” Jonathan Viera liquidaron el encuentro en plena Zona Cesarini.

CompartirPasion.com: Gol de Viera en Zona Cesarini

@CompartirPasion

No contentos con ello, en la última jornada el más difícil todavía, pues superando un gol del Gerona que hacía el 2-2 en el minuto 87  de partido, también franja Renato, los platanitos consiguieron dejar los tres puntos en la isla mediante un cabezazo desde la frontal del área de Mauro Daniel Quiroga, un tallo nacido hace 23 años en, asómbrense, Buenos Aires.

Termino pues postulando que el tal Renato Cesarini debió ser un simpático golfo, pues tras preñar a alguna belleza canariona en su escala, hizo lo propio a su llegada a Buenos Aires con alguna porteña cuyo descendiente, o eso me gusta a mí pensar, tuvo a bien poner su cabeza que lleva a 190 cm del suelo para marcar ese gol y honrar a su supuesto bisabuelo.

Me despido en este estreno y en esta oportunidad de escribir sobre el fútbol, la vida, la historia, y por qué no, las chicas, que me da una de esas personas con las que cruzándote y compartiendo vivencias, uno se da cuenta de que la vida, en realidad, sí puede ser maravillosa.

—- AÑADIDO TEMPORADA 2012/2013 —-

La Unión Deportiva Las Palmas sigue honrando al dios del fútbol que fue Renato Cesarini, en esta temporada con más fuerza que nunca:

En el minuto 89 de un encuentro que se dirigía hacia el empate a cero sin remisión, Thievy Bifouma se marchó por velocidad en la cal del área grande, recortó a su marcador y disparó duro, con fe pero centrado. El enfant terrible Roberto Santamaría tuvo a bien participar en el homenaje a Cesarini permitiendo que el balón se colara mansamente en las redes tras colarse por debajo de sus piernas. El Bierzo entero disfrutó de otro gol milagroso.

El gol de El Toralín en Ponferrada no es la único gracias al cual la UD Las Palmas salva los muebles en la Zona Cesarini. El comienzo de la remontada de un equipo que olía a destituciones y un año más peligro en la tabla, despegó en el tan recordado partido frente al Rácing de Santander, en el Gran Canaria, ante 3.600 fieles. Momo convirtió un penalty en el minuto 93 que permitía a la Unión Deportiva ajusticiar a los montañeses en la prórroga.

El domingo 13 de enero de 2013, jornada 21, con los amarillos en plena escalada hacia las posiciones de honor, Víctor Machín Vitolo tuvo en sus botas el gol de la victoria a falta de quince minutos para la conclusión del partido. Debió parecerle poco meritorio, pues falló estrepitosamente para convertir en el minuto 95, con Renato Cesarini asintiendo satisfecho en el cielo, el gol que conseguía retener los tres puntos en la isla.

En la jornada 28, el sábado dos de marzo, la UD Las Palmas se batía el cobre contra los cachorros del Barcelona. Gerard Deulofeu quiso quedarse con el trofeo al Cesarini de oro marcando el 2-3 en el minuto 87, pero Hernán Santana le birló el galardón enchufando el gol agónico de la victoria en el minuto 94, prolongando la racha vencedora en casa de los amarillos, rota en el partido frente al Dépor de Guadalajara.

Colombia quiso unirse al póstumo homenaje del genio rioplatense a través de un cabezazo de titán de Jeison Murillo. En la jornada 29, en el estadio de los Juegos del Mediterráneo, los jugadores albirrojos se las prometían muy felices tras remontar un 0-2 en contra frente a los diez amarillos que quedaban en la cancha. No contaban con que Cesarini se había levantado de nuevo juguetón aquél día y aupó a Murillo para que conectara un certezo cabezazo en el minuto 94, que le regalaba los tres puntos a los canariones rompiendo una nefasta racha a domicilio.

El año pasado ya tuve la sospecha de que el golfo de Renato había hecho de las suyas al volver a Buenos Aires, y un producto de su descendencia no reconocida era Mauro Quiroga, que consiguió salvar muchos y valiosos puntos para una Unión Deportiva que se jugaba menos de lo que se está jugando ahora. Este año me inclino a pensar que definitivamente Cesarini es amarillo hasta la médula. Para el que no lo crea, para el recuerdo eterno las hemerotecas mostrarán el gol de Marcos Márquez en el minuto 97 frente al Tenerife en un Gran Canaria que durante breves instantes, volvió a parecerse a el Estadio Insular.

Cesarini es amarillo, peor no siempre está atento a lo que sucede entre nosotros, pobres mortales. Que la afición que llene el estadio frente al Hércules le haga despertar con sus cánticos y pueda contemplar el partido desde el cielo, como un ángel de la guarda de alas amarillas, cuidando de enjugar cada resultado adverso cuando el cronómetro supere el minuto 85.

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos en los bares, o en twitter @javicanarion y/o @CompartirPasion

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

5 Responses to Los platanitos de Renato Cesarini

  1. frases motivadoras dice:

    Saludos a todos. Estaba explorando por Internet y di tu sitio web. Genial informacion. Muchas gracias por exponer tu experiencia! Es bueno saber que algunas personas ponen brio en la gestión de sus articulos. Voy a estar seguro de volverde vez en cuando.

  2. frases para reflexionar dice:

    Me deleita que mi recepcionista me haya sugerido esta sitio web. Esta formidable. No se pelo! que sigas bien!

  3. Pues muchísimas gracias, tus palabras son muy importantes para mí. Tengo pensado próximamente sacar más artículos de este tipo sobre personajes no tan conocidos, y sobre curiosidades del fútbol. Espero de corazón que te siga gustando la página y estás invitado a volver a ella cuando gustes, para nosotros es un placer.

  4. banavih faov dice:

    Te queria dar las gracias por la buena lectura que he tenido en tu pagina. Disfrute cada linea.

  5. Muchísimas gracias. Este fue mi primer artículo y por eso le tengo más cariño que a ninguno. Espero que sigan disfrutando con los contenidos de la página, y les invito a entrar periódicamente. Aceptamos todo tipo de sugerencias, la página está dando sus primeros pasos. De nuevo gracias y un saludo

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe