Las clases de lengua de Handriw

@CompartirPasion

@LeivaJimenez y las clases de lengua de los entrenadores.

Se suele escribir muchos comentarios, crónicas y análisis sobre acontecimientos ya pasados, en los que uno se pregunta ¿cómo hemos podido llegar a esto?. Somos animales de costumbres y no siempre aprendemos de nuestros errores, y podemos incluso llegar a entrar en estado de letargo  mientras nos echan salfumán en los ojos. Siempre me han gustado las películas al más puro estilo Antena3 el sábado al mediodía, en las que tras un asesinato cutre, nos muestran subtitulado “2 años antes” y comienza el principio del fin, y este fin es siempre el mismo, en el que me acabo durmiendo. En mi película particular, la precuela comienza con las declaraciones de Santi Cazorla el pasado jueves:

“Podemos plantar cara, hacer daño y ganar al Madrid”

En el colegio, pese a ser de ciencias, siempre he visto la importancia de la retórica y la oratoria en todos los ámbitos de la vida y no solamente en el qué se dice, sino cómo se dice. Entra en juego lo subliminal, las connotaciones y las inherencias. Si alguien usa estas cualidades para atacar con golpes sutiles, lo llaman ser ácido, sarcástico o irónico. Otros simplemente lo llaman tener mala leche o “ser rebuscado”.

Cuando se enumeran acciones, el orden que se le de no debe ser arbitrario, sino tener un sentido. Si son acciones, por orden cronológico:

“Voy a salir, tomarme ocho copazos, e irme a casa temprano…”

Otras veces se enumeran por hitos (para conseguir una acción de las enumeradas hay que conseguir el anterior). Para Santi:

  • “Plantar Cara”: Se da constancia de que ahí está uno con dos cojones sin dejarse asustar e intentando no encajar ningún gol. Si no comienzas siendo precavido mal vamos.
  • “Hacer daño”: No basta simplemente con estar en el partido sin que te metan goles. Hay que asustar de vez en cuando y llegar a puerta.
  • “Ganar”: Es el objetivo final. Sin plantar cara, y sin tener oportunidades materializadas, no se puede ganar.

Sin embargo, yo reenumeraría las acciones en las declaraciones de Cazorla por orden de importancia (cada acción es más importante que la anterior), y hubiese cambiado la declaración a:

“Podemos plantar cara, ganar al Madrid y hacer daño”

Porque realmente es lo que se le ha hecho al Madrid con este resultado. Si lo hubiera dicho así alguien habría notado algo de rencor y pullitas después de las tentaciones de quinceañeros enamoradizos que sufrió el asturiano hace unos años. Recordemos los mensajitos Cazorla-Casillas que se estuvieron enviando.

Después de la caída reciente tras la finalización del tiempo reglamentario ante el CSK en las mismas circunstancias, manda narices que la historia se repita en un período tan corto de tiempo. “No merezco ser humillado de esta forma”, como dijo Mou (el del bar del idem en un mítico capítulo de los Simpson) delante la máquina de la verdad en un interrogatorio mientras el cacharro explotaba. A veces merecemos un poco de humillación o un par de collejas que te digan “ESPABILAD COÑO”.

Quejas, insultos, abrazos en Twitter @LeivaJimenez

@LeivaJimenez

Originario de tierra árida de fútbol, creo que mi principal aportación será la objetividad, ¿objetividad y racionalización en un portal que lleva incluido la palabra “Pasión” en su dominio? What the fuck! Pues sí, me he encomendado la ardua tarea de racionalizar la pasión, medir los decibelios de los vítores de ánimo, cuantificar las lágrimas en una derrota por litros y reirme de los enfados provocados por una debacle causado por la mala suerte en ataque. Convertirme en la antítesis de la razón de ser de este portal, la pasión. No me mueve la pasión desbocada, la pasión sin cabeza, y puedo incluso controlarla y ser frío en el planteamiento, llegando a racionalizarla. ¿Esto en que me convierte dentro de este proyecto? En alguien que no ve las cosas blancas o negras, blancas aunque le hayamos metido fuego, sino me considero con la virtud de que incluso puedo sacar el porcentaje de cada color que puede conformar el gris resultante mezcla de varios puntos de vista. Y no solamente de buscar un equilibrio entre dos puntos de vista, sino añadir un tercero igualmente planteable y discutible. Al provenir de tierra no futbolística, y como a mucha gente le pasará, nos acogemos a algún equipo mayoritario, en mi caso el Madrid. Pero como he dicho, sin que la pasión me ciegue, pero sin perderla de vista. Soy del Madrid siempre que haya cerveza y amigos. Al fin y al cabo lo que hizo Michel con Valderrama no fue movido por la pasión, y soy uno de los pocos que vio una táctica (no muy ortodoxa) de distracción en ataque, pero al fin y al cabo, formaría parte del mundo del fútbol.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe