La España tricampeona hace historia recogiendo lo sembrado

@CompartirPasion

@JaviCanarion: La España tricampeona con el Mundial y las Eurocopas, como consecuencia de los triunfos de las categorías inferiores (sub-21, sub-20, sub-19, sub-17)

La selección española sub-19 acaba de ganar un nuevo trofeo para las vitrinas de la Federación, en este caso la Eurocopa de su categoría. Los Jesé, Paco Alcácer, Deulofeu, Oliver y compañía han conseguido un nuevo título para las repletas vitrinas españolas. Desde hace muchísimos años, me atrevo a decir, desde los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92, es evidente que las cosas se estaban haciendo bien en las categorías inferiores. El palmarés completo de la Federación Española de fútbol se resume en lo siguiente:
– 1 Copa del Mundo (2010)
– 3 Eurocopas (1964, 2008, 2012)
– 1 medalla de oro en Juegos Olímpicos (sub-23, Barcelona 1992)
– 2 medallas de plata en Juegos Olímpicos (Amberes 1920 y Sidney 2000)
– 1 Mundial sub-20 (1999)
– 3 europeos sub-21 (1986, 1988, 2011)
– 7 europeos sub-19 (1995, 2002, 2004, 2006, 2007, 2011, 2012)
– 8 europeos sub-17 (1986, 1988, 1991, 1997, 1999, 2001, 2007, 2008)

España tricampeona hace historia: Medalla de oro de Barcelona '92 en fútbol

@CompartirPasion

En total, contando las platas olímpicas como trofeos por su dificultad, nos encontramos con 26 títulos en los 103 años de historia de la Federación Española. De ellos 20 se han conseguido en los últimos 20 años, desde los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. De estos trofeos brilla con luz propia la Copa del Mundo de Sudáfrica conseguida en 2010. Es evidente que las cosas se estaban haciendo bien en las categorías inferiores. En años anteriores a la Eurocopa de 2008 siempre se decían dos cosas: que España era campeona del mundo en los amistosos, y que los triunfos de las selecciones inferiores no se reflejaban nunca en la absoluta.

España desde siempre ha sido un país agrícola, granero de Europa. Y nadie mejor que los labradores saben que el secreto del éxito para obtener una gran cosecha es una buena dosis de paciencia. Pues bien, finalmente la cosecha ha florecido con una exuberancia tal que es considerada como la mejor cosecha de la historia futbolística mundial, nada menos. Y no es sólo el volumen y la calidad de lo cosechado, sino que cada producto ha sido pulido desde la más temprana edad con algo de lo que siempre carecía la selección y tanto nos ha costado conseguir: el gen ganador.

CompartirPasion.com: España tricampeona hace historia - España Francia 2006

@CompartirPasion

Luis Aragonés, al que no por haber estudiado cinco másters se le llama el Sabio de Hortaleza, lo vio muy claro en el Mundial de 2006. En aquel mundial en tierras alemanas la achacosa Francia triunfant de 1998 nos enviaba a casa remontando en un admirable partido lleno de oficio y saber estar a una soberbia (en pecado capital, no en adjetivo adulador) España. Fue el último cacareo del orgulloso gallo francés, pero les dio para llegar a la final de todo un Mundial de fútbol, y en casa de la Mannschaft. Antes del partido Luis avisaba que no era conveniente la corriente generalizada de optimismo típicamente español, acompañado de cierto desdén y mofa hacia el adversario, especialmente cuando éste habla la lengua de Moliére. Frente al ruido de cláxones y trompetas, y a través del flamear de banderas al viento, un Luis taciturno en la rueda de prensa apelaba a la mesura, mencionando el colmillo retorcido de los franceses, con ese hablar tan suyo, tan castizo, tan refranero. Que el mejor caldo lo da la gallina vieja. En resumen, que Francia tenía algo que nosotros aún no nos habíamos ganado en las vitrinas: Respeto, gen ganador, estrellas en el pecho que ganan los partidos cuando las piernas no funcionan en el campo. Luis lo vio claro y Francia nos remontó un partido que fue un doloroso “Zas, en toda la boca”, del que recién nos hemos recuperado en los Cuartos de Final de la Eurocopa 2012.

El triunfo de la Absoluta es el triunfo de tantos y tantos años de paciencia con las selecciones inferiores. Desde la generación de Kiko, Alfonso, Ferrer, López o Luis Enrique de los Juegos del 92, pasando por la del Mago Valerón, Raúl, Joaquín, Reyes, Baraja o Albelda, el método de las categorías menores no cambió. Alguien, o varios técnicos anónimos, creyeron firmemente en el trabajo realizado pese a los continuos fracasos de la Selección mayor, a saber:  Cuartos frente a Italia en EEUU’94, otra con gen ganador, penaltis fatídicos contra Inglaterra en 1996, el error de Zubi en Francia 1998 contra Nigeria, el penalti de Raúl frente a Francia en la Euro de 2000, el robo de Corea en 2002 en el partido que pudo ser una inflexión antes de LA INFLEXIÓN frente a Italia de la Euro 2008, la catastrófica Eurocopa de Iñaki Sáez en Portugal 2004, y la mencionada derrota en Octavos contra Francia en 2006. Tras el éxito del oro de Barcelona acumulamos 7 grandes torneos por debajo de las expectativas creadas con tanto título de las selecciones de los chavales. Nadie se puso nervioso. Tarde o temprano, tantos éxitos en chicos tan jóvenes conseguirían cambiar el clásico catastrofismo hispano.

Luis dio con la tecla en la Eurocopa de 2008. Juntó a una hornada de jugadores ganadores, sin complejos, que sólo miraban para adelante. Casillas, Xavi, Puyol, Villa, Torres, Xabi Alonso… sólo tenían en mente la consigna que se gritan manos unidas en el vestuario antes de cada partido: Ganar, ganar y ganar. Frente a una Italia también gallina vieja en la Eurocopa de Austria y Suiza se produjo la catarsis. Me atrevo a decir que pasar por penaltis, ese potro de tortura para los equipos españoles, fue incluso más beneficioso. Incluyendo ese partido, España lleva diez, DIEZ, diez partidos seguidos en eliminatorias directas en grandes torneos pasando de fase SIN ENCAJAR UN GOL. Jamás nadie fue tan eficaz. Nunca nadie ha hecho tal alarde de mentalidad ganadora, de concentración. Eso sólo se ha podido conseguir siendo constantes desde la base. Por una vez en un país normalmente dominado por la histeria, más en fútbol, donde los entrenadores duran menos que las chicas guapas en una discoteca, las cosas se han hecho con coherencia, con paciencia, y con cabeza.

CompartirPasion.com: España tricampeona hace historia - España y la estrella del mundial

@CompartirPasion

Por ello el éxito de esta Selección Nacional no es el hecho de haber ganado dos Eurocopas y un Mundial seguidos, algo inédito en la historia del fútbol europeo. Tampoco lo es estar primeros de la clasificación FIFA durante tantas semanas. Ni siquiera es haber ganado una final de gran campeonato por una diferencia en el marcador nunca antes vista. El mayor logro de este grupo excepcional de jugadores es haberse ganado el respeto del mundo del fútbol. El hecho de que sólo nombrarnos como rival haga que la piel de los rivales se les ponga de gallina, se les erice el vello. No nos damos cuenta porque vivimos en este país, pero sé a ciencia cierta que el nombre de España en una fase de grupos o un cruce suena a música de Hitchcock en los demás países igual que aquí sonaba al ver la bolita de Brasil, Uruguay, Francia, Italia, Alemania o Argentina. Selecciones que nos los ponían de corbata. Porque de sobra era sabido que en un gran partido nuestro, sin saber cómo ni por qué, una de ellas nos podría enviar a casa. Ahora nosotros estamos en ese grupo tan exclusivo, en ese grupo de selecciones capaces de apear a cualquiera de una competición por muy mal partido que hagan. Y será respetada como tal en cuantos mundiales y eurocopas vengan.

España luce una estrella de oro y tres de plata en el pecho, por su Mundial y sus brillantes Eurocopas. Pero España luce algo mucho más importante de cara al futuro en su zamarra: Unos galones en los hombros que imponen e impondrán miedo y respeto.

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos aquí o en los bares, o en twitter @JaviCanarion

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe