En Bolonia revive el talento

Alberto Gilardino celebra su primer gol con la camiseta del Bolonia

@Vale19837 demuestra como en Bolonia revive el talento haciendo repaso a grandes jugadores como Roberto Baggio, Marco Di Vaio, Giuseppe Signori y muchos otros grandes del fútbol italiano.

Plaza Grande, la música, los sabores de la buena comida. Bolonia es una ciudad pequeña, un hogar tranquilo donde reiniciar, donde recuperar la fuerzas y volver a ser como antes, o quizás, mejor que antes.

Esto por lo menos le pasa a los futbolistas que aterrizan en la capital de Emilia Romagna, porque la ciudad vive de fútbol que se respira en cada esquina. El orgullo de los emilianos es haber luchado siempre a la par con equipazos como Juventus, Inter y Milan y en algunos casos, haberse llevado victorias importantes como la de 1963-64, con un estupendo Giacomo Bulgarelli como protagonista.

Bolonia lleva el deporte en su ADN. Tal vez mucho más el baloncesto pero el fútbol tampoco va mal ya que el club consiguió ganar siete Scudetti y dos Copas de Italia en su historia centenaria. Trabajar sin presiones ayuda a los futbolistas que fueron campeones y necesitan volver a serlo y es por esto que cada vez más hay jugadores que apuestan por un proyecto que suele volver a llevarlos a la gloria.

El primero en apostar por la capital emiliana fue un Balón de Oro, el gran Roberto Baggio. Levante la mano quien pensó que el campeón de Caldogno iba a terminar su carrera o iba a desaparecer como uno cualquiera tras la mala experiencia en Milán. En 1997, como el Divin Codino cuenta en su biografía, llegó la oferta del presidente Gazzoni  y Baggio se marchó a Bolonia. Fue la mejor temporada de su carrera, con 22 goles en 30 partidos disputados en la Serie A, y tenía 30 años.

Al final de esa temporada, Baggio recibió la oferta de Massimo Moratti para fichar por el Inter de Milán. El número 10, encantado por la posibilidad de volver a un equipo importante y cómplice la mala relación con su entrenador, Renzo Ulivieri, se marchó. Bolonia, huérfana de su campeón, decidió dar la oportunidad de relanzase a otro olvidado, Giuseppe Signori.

Giuseppe 'Beppe' Signori y Roberto Baggio, en USA '94

@CompartirPasion.com

El bomber, rechazado por la Lazio, había pasado por una mala temporada en la Sampdoria, en la que, tras llegar como cedido jugó unos pocos partidos antes de ser operado de hernia. Bolonia era su ocasión y no se la dejó escapar. Baggio y Signori, una rivalidad que Sacchi explotó en el Mundial de USA ’94 y que ahora se repetía en el corazón de los aficionados.

Beppe consiguió ganar a su manera, con los goles, 23 en 44 partidos oficiales en la primera temporada. Signori  se quedó en la capital emiliana hasta 2004 consiguiendo 67 tantos en 143 partidos oficiales. El bomber se marchó y empezó el purgatorio de la Serie B. Pasaron cuatro años hasta que la ciudad de la ‘Plaza Grande’, como cantaba Lucio Dalla, volviese a gritar el nombre de un campeón.

En 2008, la nueva presidenta Francesca Menarini, quiso hacer un regalo especial a sus aficionados, un refuerzo único para volver a enfrentarse a la máxima categoría. Procedente del Génoa llegó Marco Di Vaio, uno acostumbrado a marcar goles que parecía no acordarse de su pasado. La Juventus le había fichado como gran estrella en 2002 pero después de dos años sin convencer le había vendido sin remordimientos. Valencia, Mónaco y Génoa no le devolvieron la sonrisa y el Bolonia era su última gran oportunidad.

Marco Di Vaio se despide del Dall'Ara

@CompartirPasion

Como Baggio en su momento, Di Vaio volvió a la selección gracias a Bolonia tras sus 23 goles en la primera de sus cuatro temporadas. Tras conquistarse el brazalete de capitán, Di Vaio conquistó el público y consiguió la cifra de 65 goles en 143 partidos, garantizando cada año la permanencia de su equipo en la máxima división.

Di Vaio se despidió del Dall’Ara la temporada pasada para irse al Montreal, pero Bolonia ya ha encontrado a su nuevo ídolo. El último de la lista es Alberto Gilardino, dos goles en dos partidos durante esta nueva campaña. El Gila explotó en Parma, como Di Vaio, luego se marchó a un grande del calcio, el Milan, antes de ser olvidado demasiado pronto. Fiorentina y Génova intentaron recuperar sus ganas de goles pero no volvió a mimar el violín que enseñaba después de cada gol marcado.

Ahora es diferente, ahora está en Bolonia y ha conseguido dar la vuelta al marcador en el Olimpico, el fortín de la Roma de Zemanlandia. El Gila ha vuelto, el Bolonia ha cumplido un nuevo milagro y ahora puede disfrutar de su nuevo héroe.

Sígueme en Twitter: @Vale19837 y/o @CompartirPasion

@Vale19837

Soy italiana y aficionada a todos los deportes pero sobre todo adicta al fútbol y al Inter de Milán. Intentaré transmitiros mi pasión y acercaros un poco más al mundo del calcio. http://deportes.terra.es/confesionesdesdemilan/blog http://sportfutbol-vale.blogspot.com.es/

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

3 Responses to En Bolonia revive el talento

  1. articles dice:

    Hello my friend! I want to say that this post is amazing, nice written and include approximately all vital infos. I’d like to see more posts like this.

  2. ¡Hola Vale, y bienvenida a CompartirPasion! Siempre me ha gustado la Liga italiana por eso estoy encantado de que escribas con nosotros. Ten por seguro que leeré cada artículo que publiques. Gracias a tu entrada he leído algo de la historia del Bolonia, me ha entrado la curiosidad. 7 títulos lo convierten en un equipo mítico. La pena es que en los últimos 70 años sólo ha ganado un scudetto. ¿Podría compararse un poco con el Athlétic de Bilbao aquí? Títulos hace muchos años, preferencia por el jugador nacional… Sé que el Athlétic es más “especial” por su política de cantera pero me parece el ejemplo más parecido… Desde luego los jugadorazos que has mencionado son todos sublimes… Roberto Baggio a la cabeza de ellos… ¡qué jugadorazo!

    • @Vale19837 dice:

      Hola Javi, antes que nada, ¡gracias por leerme! Me alegro de que gracias a mi artículo hayas leído algo más sobre un equipo que en su día hizo la historia del Calcio. El último Scudetto, el de 1964, el Bolonia lo ganó ante el Inter campeón de todo del mago Herrera…esto te lo dice todo…

      No creo que en Italia exista algún equipo que se pueda comparar con el Athletic, pero sin duda, como tú dices, el Bolonia sería el ejemplo más parecido. Siempre tuvo jugadores italianos y locales; su mejor época fue la del presidente Renato Dall’Ara y de Giacomo Bulgarelli en el campo, dos emilianos, pero sin embargo ha perdido desde hace 50 años esta faceta, por lo menos en los jugadores, ya que en la presidencia intenta mantener el contacto con sus raíces. Un saludo!!

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe