Andrés Montes: 3 años son muchos

CompartirPasion.com: Andrés Montes en una de las temporadas en Canal +

@iskhra rinde un homenaje a Andrés Montes, que marcó un antes y un después para una generación en el mundo de la NBA. Y es que 3 años sin Andrés Montes son muchos.

El pasado 16 de Octubre se cumplieron tres años sin el Gran Andrés Montes, el mejor comunicador NBA que ha habido en nuestro país. Mi hondo pesar en el momento de conocer la noticia ha ido dando paso a un profundo reconocimiento al periodista que transformó la manera de gestionar la relación presentador – televidente.

Andrés Montes era la clase de persona que no deja indiferente a nadie. Un tipo que generaba por igual sentimientos de amor y odio, seguidores acérrimos y detractores hasta la médula. ¿Por qué? Me imagino que se trata de un tema que va con el carácter de las personas. Andrés era un tío que no renunciaba a su personalidad en las retransmisiones. Empezando por su atuendo, siempre coronado por una pajarita de diferentes colores. O siguiendo por su “manía” de llevar un cordoncillo pegado a sus gafas de fuerte graduación. O su prominente calva. O su raza mestiza.

Por supuesto, no se trataba simplemente de un tema estético. No hay más que poner la televisión a cualquier hora del día para ver que hay mucha gente con “looks” peculiares, con peinados imposibles, piercings por todo el cuerpo, tatuajes, ropa de colores chillones o estéticas de lo más variopinto. Pero esto no implica necesariamente que estas personas tengan carisma. Andrés aportaba mucho más, se entregaba en cuerpo y alma y casi parecía que conocías un poco a la persona a través del personaje.

En el plano puramente periodístico, creo que supo entender lo que buscan las personas que trasnochan para ver un partido de la NBA, a pesar de tener que madrugar al día siguiente. Lo primero y más importante: el objetivo es pasarlo bien, ser felices, divertirse con nuestro deporte favorito porque, como bien decía el genio, “la vida puede ser maravillosa”.

No te levantas a las 3 de la mañana para que una persona con un tono monótono se limite a repetir las estadísticas del partido entre silencios de 20 segundos. Por mucho que te guste este deporte, si los conductores no ayudan y no se involucran al máximo no te vas a enganchar. Te limitarás a ver los resultados al día siguiente o, como mucho, grabarte el partido y “ya lo veré si tengo tiempo”.

En este terreno, como en tantos otros, en Estados Unidos nos sacan mucha ventaja. Si habéis tenido la oportunidad de seguir partidos emitidos por cadenas americanas, sabréis de lo que hablo. El show es continuo: hay presentadores dinámicos, colaboradores con galones, gráficos que se presentan en pantalla y que son explicados por ellos, hay periodistas a pie de pista que hacen entrevistas a los entrenadores entre cuarto y cuarto etc etc etc.

La gente quiere rigor, personas que sepan de lo que hablan, pero al mismo tiempo quieren espectáculo. Todo lo que no tenga orientación al entretenimiento está condenado al fracaso. O más bien, está condenado a que quites el sonido de tu televisor y lo sigas por la radio, donde están los buenos periodistas deportivos de este país. Lamentablemente, el seguimiento NBA en las radios es muy reducido y sólo nos queda, a los aficionados a la liga americana, cruzar los dedos y esperar que el comentarista lo haga “ameno”.

Aquí es donde radica la grandeza de Andrés Montes en esa época dorada de Canal + con otro grande como Antoni Daimiel (que además es paisano mío de Valladolid). Sin duda, el mejor tándem que yo he visto no sólo retransmitiendo baloncesto, sino deporte en televisión.

Y el reto era complejo. Por la propia dinámica de los partidos NBA, hay muchos tiempos muertos a disposición de los entrenadores, a disposición incluso de las televisiones, los descansos son largos, los cuartos duran 12 minutos en vez de los 10 del baloncesto FIBA. Fácilmente nos encontramos que un solo partido dura la friolera de 3 horas que hay que llenar de comentarios.

CompartirPasion.com: Andrés Montes comentarista NBA

@CompartirPasion

Y para hacerlo ameno, Montes hizo uso de su personalidad arrolladora. Puso motes a los jugadores, comentaba chascarrillos o anécdotas que le pasaban, experiencias en sus largos años de periodista de baloncesto por canchas de media Europa: Grecia, Italia, España etc. En los programas cabía todo: lo mismo se hablaba de un libro que había leído como se hablaba de la vida y milagros de sus músicos favoritos. Para quien no lo sepa, Andrés era un magnífico aficionado a la música. Recuerdo que en una ocasión comentó que tenía una discografía en su casa con más de 10000 discos originales.

Su vida está muy ligada a la música, incluso sin él quererlo. Hijo de madre cubana y padre gallego, desde muy pequeño lo pasó mal y creció sin el apoyo de su madre, que era pianista y se pasaba el tiempo de concierto en concierto. Tanto fue así, que llamaba madre al ama de cría y no a su madre biológica, a quién repudió años más tarde.

Sin embargo, supo transformar esa vida dura en alegría que transmitía a todo lo que tocaba. La genialidad de los motes es algo que perdurará siempre entre sus fans. Yo ya no pienso en Jose Calderón si no es “Míster Catering” o en Gasol si no es “E.T.”, “Robin Hood” Nowitzki, “Oh là là” Parker o “Multiusos” Garbajosa. Estos motes vienen a mi mente antes incluso que el nombre del jugador.

CompartirPasion.com: Andrés Montes - Anthony Daimiel en Canal+

@CompartirPasion

Si hablamos de aquellas retransmisiones, tenemos que hablar también de Anthony Daimiel. Un erudito del baloncesto que servía de genial contrapunto a la excentricidad de Montes. Daimiel daba el punto de seriedad y de rigor pero, muy importante, sin olvidar el espectáculo y el buen humor así como las grandes dosis de complicidad con Andrés Montes. Eran la pareja perfecta, no hay más que ver las retransmisiones de A. Daimiel en las temporadas post-Montes. Sin desmerecer a sus “compañeros”, no hay punto de comparación con nuestro querido Andrés, que ha dejado una huella imborrable y, lamentablemente, irremplazable.

Finalmente, no podía dejar pasar esta ocasión sin publicar una lista con los motes principales. Espero que en comentarios podamos entre todos ir añadiendo los que falten para completar la lista. Podría ser un buen homenaje a la memoria de Montes, que nos hiciera pasar momentos inolvidables a horas intempestivas.

¡Va por ti Andrés!

Sígueme en Twitter: @iskhra y/o @CompartirPasion

  • E.T. Pau Gasol.
  • El cartero siempre llama dos veces Karl Malone.
  • Robin Hood Dirk Nowitzki.
  • Míster Catering José Manuel Calderón.
  • Oh là là Parker Tony Parker.
  • Bruce Lee Bruce Bowen.
  • Twister Shaquille O’Neal.
  • Y Rudy cogió su fusil Rudy Fernández.
  • Chris “La Chaqueta Metalica” Mullin
  • Manudo: Manu Ginobili.
  • American Graffiti Peja Stojakovic.
  • Wyatt Herp Steve Kerr.
  • Samurai Marcus Camby.
  • La computadora beep beep beep John Stockton
  • Espartaco Felipe Reyes.
  • Hilo de seda Allan Houston.
  • Melodia de seduccion Latrell Sprewell.
  • Siglo XXI Tim Duncan.
  • Mojo Picón Sergio Rodríguez.
  • Suma y Sigue Jiménez Carlitos Jiménez.
  • Por qué eres tan bueno McGrady Tracy McGrady.
  • Multiusos Jorge Garbajosa.
  • Vicente Vince Carter
  • La conexión croata Tony Kukoc.
  • Cocodrilo Dandee Luc Longley.
  • Vittorio Gassman Vlade Divac.
  • La lengua más larga de la liga Kevin Garnett.
  • La Máscara Kevin Garnett.
  • El Gable de la gran manzana Pat Ewing.
  • In the Navy David Robinson.
  • Ese extraño elemento Robert Horry.
  • Tiempo de Miller, tiempo de un Killer Reggie Miller.
  • Barbazul Shawn Kemp.
  • El bailarín de claque del Cotton Club  Hakeem Olajuwon.
  • Es muy facil, si lo intentas…. Michael Jordan.
  • Bienvenidos al vuelo número 23. Les habla el comandante Jordan Michael Jordan.
  • Alitas de pollo Wright Lorenzen Wright.
  • Bruto Martin Kenyon Martin.
  • Mr. 20-10 Elton Brand.
  • El Gnomo David Wesley.
  • Terciopelo azul Danny Manning.
  • Pichichi Glenn Robinson.
  • El trompetista Aaron McKie.
  • Etiqueta Negra Rasheed Wallace.
  • Clemenza Jon Starks.
  • Morcelli Doug Christie.
  • Lentejita Earl Boykins.
  • Adivina quién viene esta noche Dennis Rodman.
  • Cruela Devil Dennis Rodman.
  • Albañilería y fontanería 24 horas a su servicio Derek Harper.
  • Alcatraz Wells Bonzi Wells.
  • Austin Powers Austin Croshere.
  • Bugs Bonny Kenny Anderson.
  • Carros de Fuego Matt Harpring.
  • Cumbres Borrascosas Scott Pollard.
  • Danko Calor rojo Jake Tsakalidis.
  • El Delineante Mark Jackson.
  • Egoísta Gordan Giricek.
  • El electricista Jalen Rose.
  • Elimanía Mario Elie.
  • Ese punto Filipino Carlos Delfino.
  • El Flautista de Hamelin Keith Van Horn.
  • El Franciscano Brian Cardinal.
  • Mister Bonobús Avery Johnson.
  • Fumanchú Howard Juwan Howard.
  • Hoy te quiero más que ayer pero menos que mañana El dúo Stockton y Malone.
  • Galicia Calidade Darrell Armstron.
  • Ganarás el pan con el sudor de tu frente Dikembe Mutombo.
  • Manicura Bibby Mike Bibby.
  • Geigerman Matt Geiger.
  • El Granjero Jeff Hornacek.
  • Horchata Nesterovic Radoslav Nesterovic.
  • La hormiga atómica Tyronne Lue.
  • In the Guetto Gary Payton.
  • Magoo Bobby Jackson.
  • Mister Jones Eddie Jones.
  • Purasangre Stromile Swift.
  • Muñequita linda Dell Curry.
  • El Otro Jermaine O’Neal.
  • La Pasión turca Hedo Turkoglu.
  • Pescaderías Ratliff Theo Ratliff.
  • Soldado Universal Antoine Walker.
  • El Obediente Eric Snow.
  • Pilas Alcalinas Peeler.
  • María Cristina me quiere gobernar Glen Rice.
  • El Pulcro, el Aseado Howard Eisley.
  • Mister Bonobús Avery Johnson.
  • ¿Qué es el viento? Popeye Jones.
  • El Rascacielos más alto de la ciudad Arvydas Sabonis.
  • El reflexivo Derek Fisher.
  • Scooooty Scotty Pippen.
  • El señor de los anillos Horace Grant.
  • Tengo una motocicleta Antoine Carr.
  • Lambada Tony Delk.
  • Mazas Tony Massenburg.
  • Yellow Magic Wang Zhi Zhi.

Sígueme en Twitter: @iskhra y/o @CompartirPasion

Otros artículos:

Lebron James vs Michael Jordan

Franquicias de la NBA

Dwight Howard: ¿el nuevo Shaquille O’Neal?

Calderón: Un gentleman vestido de jugador de baloncesto

El año de los New York Knicks. El año de Carmelo Anthony

¿Los mejores Lakers de la historia?

La revolución Ricky Rubio

Seis hombres y un destino

@iskhra

Soy Alfredo, de Valladolid y desde hace unos años residente en Madrid. Estudié Informática en Pucela y desde 2006 llevo trabajando en Madrid en el muy desconocido mundo de la auditoría en una de las llamadas “Big 4”. En mis ratos libres (pocos) estudio Economía en la UNED. Mis tres pasiones son la NBA, la música y la lectura. De siempre me ha gustado mucho el deporte pero muy especialmente el baloncesto, tanto en España como, sobre todo, en la NBA. ¿Mi equipo favorito? Bueno, siempre sigo sobretodo las andanzas del baloncesto de Valladolid. En la NBA soy más de equipos de épocas concretas (ej. los Sacramento Kings de Stojakovic y Webber, los Bulls de Jordan etc). Como os decía, otra de mis pasiones es la música de diversos estilos. Los que más me gustan son el jazz, el flamenco y el heavy metal. Sé que es una extraña mezcla, pero siempre encuentro momentos para escuchar cosas muy diferentes. Y por último, me encanta leer tanto novelas, teatro, ensayos etc. Así que nada, aquí os escribiré de baloncesto NBA. Pero tal y como ha demostrado el GRAN Andrés Montes, es posible mezclar baloncesto y música. Por cierto, ¡cuánto echo de menos las narraciones de Montes en la tele! Esa mezcla con la inagotable sabiduría de A. Daimiel han hecho de esos madrugones / veladas momentos inolvidables para una generación!! ¡Espero que os guste!

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

5 Responses to Andrés Montes: 3 años son muchos

  1. Alejandro. dice:

    Andrés Montes vivía el Baloncesto, merecido homenaje si señor.

  2. Cambió para siempre la forma de entender las retransmisiones deportivas de una generación. Así mismo marcó las pautas de cómo debe ser una televisión entretenida en la madrugada. Su sencillez y humor le hacían incluso parecer lego en materia de baloncesto, cuando sus vastos conocimientos sólo son comparables, como dices, a los que tenía en literatura, cine o música. Aun estando más que capacitado, los temas más serios y técnicos del juego se los dejaba a Daimiel, mientras él seguía a los suyo, hora tras hora de cada tediosa madrugada, enganchando a más y más teleespectadores a ver partidos entre un equipo de Sacramento y otro de Salt Lake City.

    Quizá sea el único periodista que haya sido capaz de sentarme a ver un partido deportivo sin tener afinidad ni interés por ninguno de los dos contendientes. Simplemente por el enorme placer que suponía escucharle, y por la sonrisa con la que se seguía la transmisión.

    Ha sido el único comentarista capaz de llenar de humor una transmisión deportiva, hasta llevarnos a la carcajada. Era el contrapunto a los hieráticos y ortodoxos comentaristas de, por ejemplo, Televisión Española.

    Sus motes, como dices, son su mayor legado, la obra que le va a sobrevivir. Un MAESTRO, que se ha ganado ese título sudando cada una de sus 7 letras. M A E S T R O. Descanse en paz, y gracias, por siempre, Andrés Montes.

  3. @iskhra dice:

    El tío era un fenómeno. Quizá su paso posterior a retransmitir fútbol en la Sexta le pudo perjudicar por ser públicos muy diferentes… en baloncesto lo bordaba!!

  4. @juanpen2 dice:

    De nuevo, gran artículo y muy interesante!Está claro que comentando baloncesto ha sido el mejor, en fútbol… no lo hacía tan bien, pero dejo frases también para la historia, como el tiki taka, o apodos de jugadores de futbol!
    Para mi Andrés Montes siempre irá ligado a la NBA!!

  5. @iskhra dice:

    Muchas gracias Juanpen! … me alegro de que te haya gustado! … es que yo creo que hablaremos de Montes a nuestros nietos: “Había un tío que era el mejor, hace muchos años, y era de la época de Michael Jordan, tenías que haberlo visto” jajajaja

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe