Real Oviedo: en la afición reside tu grandeza

CompartirPasion_RealOviedo

@javicanarion nos habla de la cruda realidad del Real Oviedo Club de Fútbol, un histórico pasando muchos apuros, y de la reacción de su afición.

Seguro que todos ustedes se han sentido en algún momento desamparados, angustiados o deprimidos. Ya sea por una situación económica, por una lesión deportiva, por un problema de salud, o laboral, o sentimental. En esos momentos difíciles, cuando parece que no hay esperanza, que la felicidad es una quimera demasiado lejana, es cuando los seres queridos acuden al rescate dando consuelo, consejo, apoyo económico, comprensión, amistad y solidaridad. La familia, una pareja (o varias), los amigos de verdad, mueven Roma con Santiago para conseguir sacarnos una sonrisa. Finalmente, con su apoyo, el sujeto profundamente descorazonado consigue seguir adelante.

Real Oviedo Club de Fútbol: S.O.S. Real Oviedo

@CompartirPasion

El Real Oviedo Club de Fútbol es en este caso esa persona sin rumbo, a la deriva, ahogándose lentamente sin visualizar una tabla salvadora que flote en la infinidad del mar. Hasta que sus seres queridos (afición, simpatizantes, compañeros más opulentos) se han dado cuenta de la situación y han arrimado el hombro. El histórico equipo carbayón se dirigía sin duda hacia un agrio suicidio, que iba a ser retransmitido minuto a minuto por todas las redes mediáticas. Es digno de estudio en los tiempos que corren, con tanta desgracia y tanta apretura económica día tras día lo que es capaz de mover un equipo de fútbol, y más si es un histórico de siempre, como es el equipo asturiano.

El Real Oviedo, como dice su himno, es un equipo de una ciudad de abolengo, con equipos de gran tradición, cuyos jugadores dignificaron la ciudad de Oviedo, honrando a España con su solera. Su fundación es de una fecha tardía para un histórico, segundo cuarto del siglo XX. La explicación es que su nacimiento se alumbró por la fusión de los dos equipos rivales de la ciudad: El Real Stadium Club Ovetense y el Real Club Deportivo de Oviedo. De los dos, el de mayor tradición era el Stadium, que vestía como Peñarol de Montevideo (camiseta aurinegra, pantalón negro), y que ganó al poderoso Spórting el campeonato de Asturias de 1925. El Deportivo de Oviedo surgió de una costilla del Stadium, cuando las clases más acaudaladas de Oviedo decidieron tener un equipo propio con un estadio propio. Su uniforme era similar al de Rácing de Avellaneda, camiseta a rayas azul y blanca y calzón negro.

Tras una temporada infame de los dos equipos capitalinos, se acordó una fusión entre los dos clubes de la ciudad. El 26 de marzo de 1926 nació el Real Oviedo Club de Fútbol, con el mítico Carlos Tartiere y Alas-Pumariño como primer presidente de la entidad. El color elegido fue el azul, el color de la ciudad de Oviedo y del Principado de Asturias. El símbolo, la Cruz de los Ángeles que se encuentra en la Catedral de Oviedo. El primer partido del equipo concebido para triunfar se saldó con una derrota en casa por 4 a 6 ante el potente Arenas de Guecho. En 1928, gracias al impulso de precisamente el presidente del Arenas de Guecho, se creó la Liga de 10 participantes, con los 9 campeones y finalistas de la Copa del Rey hasta ese momento, y una plaza libre a disputar por varios equipos representativos de regiones españolas. Los nueve con plaza fija fueron: Athlétic de Bilbao, Real Madrid, F.C. Barcelona, Real Sociedad, Real Unión de Irún y Arenas de Guecho, como campeones, y Atlético de Madrid, Real Club Deportivo Español de Barcelona y Club Deportivo Europa como finalistas. La última plaza tuvo polémica, pues la reclamaba el Celta de Vigo al haber llegado uno de sus clubes constituyentes, el Vigo Sporting, a una final de Copa que la Federación no contabilizó. Por tanto, se jugó un sistema de eliminatorias entre los equipos más potentes del momento: Valencia, Deportivo de La Coruña, Celta de Vigo, Sporting de Gijón, Real Betis, Sevilla, Iberia C.F. (el embrión del futuro Real Zaragoza) y el Real Oviedo. Los carbayones vencieron al Iberia de Zaragoza pero perdieron en la prórroga por un exiguo 1-0 frente al Real Betis. A la postre, fue el Rácing de Santander el que consiguió la ansiada plaza de la primera Liga Nacional de Fútbol.

Real Oviedo Club de Fútbol: Lángara

@CompartirPasion

Carlos Tartiere tenía pues un equipo en Segunda División pero con aspiraciones de ser de Primera. Comenzó una desenfrenada carrera de fichajes carísimos para la época, destacando el guipuzcoano Isidro Lángara, uno de los mejores goleadores de la historia, y Herrerita, fichado del rival Sporting de Gijón. Además en 1932 inauguró un campo nuevo, de Primera, llamado de Buenavista y que a la postre se llamaría Carlos Tartiere. Lángara fue el primer goleador en ese estadio, en un partido que enfrentaba a España y Yugoslavia, y gracias a sus goles se consiguió el ascenso a Primera División en 1932 frente al Atlético de Madrid. En el primer partido en la máxima categoría, el Oviedo confirmó que era un equipo llamado a grandes gestas, pues venció por 7-3 al Barcelona, remontando un 1-3 en contra. Su llamada Segunda delantera eléctrica (Casuco, Gallart, Lángara, Herrerita y Emilín) marcó 174 goles en 62 partidos de Liga, en tres temporadas en las que el Oviedo consiguió la tercera plaza de la Liga en 1935 y 1936. La sangrienta Guerra Civil truncó la carrera de un equipo que apuntaba a campeón de Liga. Al terminar la contienda se reanudó la Liga pero sin el Oviedo, al que guardaron un año su plaza debido a los bombardeos terribles que sufrió la ciudad a cargo del Ejército Republicano. El estadio había quedado destruido.

La década de los 40 presentó un Real Oviedo afianzado en primera, pero sin la competitividad de la década anterior. Lángara además estaba jugando en América, no regresó a España hasta 1946. Como si de pura pena se tratara, al fallecer Tartiere en 1950, el Oviedo descendió a Segunda División. Los siguientes 35 años fueron de más penas que alegrías para los azules. Ascensos y descensos incluso a Segunda División B se sucedían con los únicos hitos de la tercera plaza de Primera División, por tercera vez, conseguida en 1963, y el cambio de nombre del campo a Estadio Carlos Tartiere, que aún conserva el moderno campo ovetense. En 1985 el Oviedo ganó la Copa de la Liga de Segunda División, pero en 1987 el equipo volvió a descender a Segunda División B, en una aciaga temporada, salvando la categoría a última hora en los despachos con la ampliación de la Segunda División A.

Real Oviedo Club de Fútbol: Carlos

@CompartirPasion

Este año supuso una catarsis. Se recurrió de nuevo a Vicente Miera, que no tuvo miedo de poner en el campo a jóvenes valores como Carlos Muñoz, jienense y el mejor delantero centro oviedista desde Lángara, cedido por el Barcelona, junto a otros nombres como Elcacho, el legendario Berto, Luis Manuel… Con el ascenso a Primera subió Bango al primer equipo, retornó Carlos tras un año sin pena ni gloria en el Atlético de Madrid, y el Real Oviedo se consolidó una década en primera, con fichajes y canteranos como el goleador Oli, el pulmón Armando, el lateral Cristóbal, el portero Mora, el fenomenal delantero rumano Marius Lacatus, los balcánicos Jerkan y Jankovic, el malogrado eslovaco Peter Dubovski, el ruso alopécico Viktor Onopko, el ex-madridista de cristal Robert Prosinecki, el panameño ahora seleccionador de su país Julio César Dely Valdés… El Carlos Tartiere era de nuevo un fortín y la afición de Vetusta disfrutaba de su equipo como no recordaba.

En 1991 termina en sexta posición, y jugó la UEFA al año siguiente. En su primera participación en Europa se venció al Génova por 1-0 en el Tartiere, con gol de Bango. Tras la marcha de Carlos a Méjico, el Oviedo descendió notablemente su nivel y comenzó a esquivar peligrosamente el descenso, incluso salvando la permanencia frente a una potente Unión Deportiva Las Palmas en la promoción. El año 2000 supuso la inauguración del Nuevo Carlos Tartiere (moderno, 30.500 espectadores), con el primer gol de Robert Jarni, precisamente de la Unión Deportiva Las Palmas. En este año catastrófico se consumó el descenso del Real Oviedo a Segunda División, tras trece temporadas ininterrumpidas en Primera, en el 75 aniversario de la fundación de la institución.

A partir de la primera década del siglo XXI, el caminar del Oviedo ha sido una agónica travesía por el desierto. Descendido deportivamente a Segunda B, la Administración decretó  otro descenso a Tercera por impagos. En los anegados campos aficionados de Asturias, se consiguió el ascenso a la Segunda B, pero un nuevo descenso a Tercera agravó la economía del Oviedo hasta el punto de que el alcalde lo creyó desahuciado y fundó el Astur C.F. destinado a recoger la herencia futbolística de la capital de Asturias. Una vez más, la afición carbayona no le dio la espalda a su equipo, despreciando al Astur, que no consiguió el efecto pretendido por el alcalde. El Real Oviedo consiguió un nuevo ascenso a Segunda B, y esta temporada está en puestos de promoción de ascenso a Segunda A, en el momento de la escritura de esta artículo. Esto nos lleva a la realidad actual, con una deuda de casi dos millones de euros imposibles a priori de subsanar, lo que hubiera condenado al Oviedo a una penosa desaparición.

Real Oviedo Club de Fútbol: Sangre azul

@CompartirPasion

Afortunadamente, en un movimiento sin precedentes a través de las redes sociales y llamamientos de personalidades importantes del oviedismo, Se ha conseguido salvar la primera bola de partido cubriendo la ampliación de capital necesaria para que el corazón del Oviedo continúe bombeando sangre azul por sus venas. Donaciones de ex-jugadores como Michu, Mata, Santi Cazorla o Adrián, de reconocidos periodistas como Sid Lowe, de acaudalados indianos asturianos y oviedistas en las Américas, y sobre todo, del aficionado de a pie de Asturias, han hecho posible el primer milagro de la supervivencia de este histórico.

Desde Compartir Pasión deseamos lo mejor al Real Oviedo, por muchos motivos. Porque somos apasionados de los equipos históricos, hechos a sí mismos. Porque somos apasionados de equipos cuya afición posee una fe capaz de mover montañas. Porque a esto se le une la belleza serena y noble de una capital histórica, en una región mágica como Asturias. Por tantos buenos jugadores que han pasado por el Oviedo. Porque pese a sus achaques sigue con vida, con un corazón tan fuerte como el de un caballo asturcón. Por todo ello sólo podemos decir ¡¡Puxa Uviéu, Puxa Oviedo!!

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos aquí o en los bares, o en twitter @javicanarion y/o @CompartirPasion.

ANEXO: El sentimiento azul y el llamamiento de socorro desde la capital del Principado ha dado sus frutos. Finalmente, el Grupo Carso, una empresa filial del multimillonario mejicano Carlos Slim ha decidido invertir en el Real Oviedo y salvarlo de esta forma. La fecha prevista para el nombramiento del nuevo Consejo de Administración es el 27 de diciembre, presumiblemente en el Auditorio Príncipe de Asturias. Con la asistencia de un representante de Slim (todo apunta a su yerno, Arturo Elías) y del propio Ayuntamiento de Oviedo, se cubrirían el 42% de las acciones. Se estima que se han vendido unas 31.000 acciones, con unos 25.000 accionistas diferentes. Por ello, el Real Oviedo se convierte en el equipo con más accionistas del fútbol español, superando al Deportivo de La Coruña. El presupuesto que manejará de inicio el nuevo Real Oviedo es de aproximadamente 2,6 millones de euros. Desde Compartir Pasión nos alegramos inmensamente por la posibilidad de que los aficionados ovetenses puedan seguir disfrutando de su equipo. Esperemos que en dos años retornen a la Primera División, una categoría a la que por historia e importancia, sin duda pertenece.

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

4 Responses to Real Oviedo: en la afición reside tu grandeza

  1. La broma radiofónica que acabó con la compra del Oviedo
    Todo empezó como una broma del programa Tiempo de Juego que dio a conocer a Carlos Slim el problema del Oviedo

    http://deportes.meneame.net/b/1766218

  2. Anónimo dice:

    gran reportaje muchas gracias de un oviedista

  3. ¡Muchas gracias! Me enamoré de Oviedo y del Real Oviedo en mi primer viaje a Asturias, de pequeño, hace más de 20 años. Es un equipo grande, y como tal debe ser respetado y tratado. Espero que coincida el año que viene con la UD Las Palmas en Segunda, si es que nosotros no subimos!

    ¡¡Y darle caña al Tenerife este año!!

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe