Mario IronMan: Tras el duatlón, el salto al triatlón

CompartirPasion.com: Mario IronMan y los triatlones bici Colnago

@CompartirPasion presenta la tercera y última entrega de cómo Mario IronMan pasó de ser corredor a llegar a meterse en el mundillo del triatlón.

En la anterior entrega os conté mi transición del mundillo del running al duatlón. Tras los duatlones llegó la primavera, el buen tiempo, y claro, la progresión normal que es que si hasta ahora era un atleta, después me convertí en duatleta y no hay que ser un lince para ver el siguiente paso.

Tras el último duatlón de Alcalá de Henares, mis amigos Raúl y Javi me empezaron a animar para que me apuntase con ellos al Club Clicista La Morcuera a que saliese a montar con la “flaca” (bicicleta de carretera). Estuve un poco reticente, porque nunca había montado en bicicleta de carretera, y por supuesto, no tenía. Pero como son muy pesaditos, al final conseguí una bici de carretera. Me la dejo mi gran amigo Noé. Una pasada de bicicleta para estos tiempos, y la verdad es que sí, una Colnago de los tiempos de Bahamontes, jeje.

Recuerdo con especial cariño la primera salida. Salimos Raúl, Javi y yo desde Miraflores. La idea era hacer algo sencillito. Ya desde el principio hubo cachondeito con la bici, que si vaya hierraco te has traido, de dónde has sacado eso, etc.! Total, tras unos cuantos kilómetros pasamos por Bustarviejo, Valdemanco, etc… hasta llegar al comienzo de un lugar llamado “La Trampa” (en la sierra de Madrid es bastante conocido). Casualidades de la vida, nos encontramos allí con unos cuantos amigos del club de ciclismo (yo por aquel entonces no los conocía). Paramos con ellos, y tras reponer fuerzas, empezaron con el cachondeito de dónde iba con esa bici y tal. Total, que nos pudo el orgullo, y decidimos subir con ellos por “La Trampa”. Empezamos a subir, y Raúl se colocó al lado mío y me dijo: “vas a sufrir, son 5 kilómetros muy duros, y con el desarrollo que llevas… pero tienes que dar una lección a éstos con sus super-bicis”.

Dicho y hecho, empezamos en las primeras rampas y ya empecé a sufrir, apenas los podía aguantar el ritmo. ¡¡Y ahí estábamos en la parte fácil!! Cuando empezaron las rampas duras (12%-18%) yo seguí a mi ritmo, y gracias a la ayudita de Raúl y Javi empezamos a dejar atrás al resto. Total, que después de “La Trampa”, y tras esperar en la cumbre a más de uno, el cachondeo fue menor, jeje. Todos me dieron la enhorabuena, y volvimos juntitos a casa,  con una satisfacción que no entraba en mí.

Pues tras esta salida hubo unas cuantas más. Y me empecé a animar, para ver si afrontábamos el primer triatlón de mi vida.

Lo que más me imponía del triatlón era el segmento de natación. A las otras dos disciplinas estaba acostumbrado, pero lo de nadar, llevaba sin nadar desde que era niño. Pero como ya sabéis y hemos transmitido desde aquí, todo es ponerse, ¿¿no?? Empecé con un plan de entrenamiento para un primer triatlón, y el objetivo fue un triatlón distancia Sprint (750m de natación + 20km bici + 5km run). El lugar elegido fue Madrid, y la prueba “Triatlón Popular de Madrid”. La fecha era bastante próxima (26 de Mayo de 2012), por lo que apenas tenía unas tres semanas para entrenar. Pero bueno, mi objetivo era acabarlo.

El día de la competición me resulto todo muy novedoso. Mucha gente en la Casa de Campo, y además mucha mezcla de distintas distancias, un lío a la hora de dejar las cosas en boxes, horarios de salidas, mucha gente por aquí por allá… un lío vamos. Supongo que era la inexperiencia, aunque contaba con un arma secreta: Javi me había dejado su bici, jaja. Pobre Colnago, tantos kilómetros con ella y ¡luego la abandono!. En fin, tras recoger todo y dejar todas las cosas a punto, nos fuimos a la salida. El recuerdo que se me quedará de este mi primer triatlón es el lanzarte al lago de la Casa de Campo, con unas 100 personas, y la impresión del frio del agua y la de patadas y puñetazos que te llevas. Lo pasé muy mal en el segmento de la natación. De hecho llegué de los últimos de mi serie. Pero bueno, yo iba animado diciéndome que lo importante era acabar. El segmento de bici se me dio bastante bien, y por supuesto el segmento de carrera fue el mejor de los tres. Al final el resultado no fue malo, ¡y la experiencia fue genial! Acabé en la posición 119 de unos 550, con un tiempo de 1:33:21, a 16 minutos del primero.

Como ya me vais conociendo, yo siempre me digo, si la experiencia ha sido buena, hay que repetir, ¿no? Así es que me apunté al XXI Triatlón Villa de Madrid, organizado por Wild Wolf. Pero esta vez me centré en prepararme un triatlón olímpico (1500m + 40km + 10km), justo el doble de distancia que el anterior. El lugar era el mismo, por lo que ya conocía un poco la organización, recorridos, etc…

Este triatlón me lo tomé más en serio. Más entreno, y un poco más de dedicación, pero la misma ilusión que el primero. La motivación es lo más importante siempre. En este período, hasta adquirí una bici de carretera de segunda mano (gracias Raúl y Pablo), para no andar de prestado. Tras la preparación llego el día del estreno en distancia olímpica: nervios e ilusión a partes iguales, y trabajo, mucho trabajo en la espalda. Llegué con tiempo el día de la prueba, ya que en la anterior experiencia fui muy pillado de tiempo, pero la verdad es que esta vez la organización se lo trabajó mucho. Un 10, de verdad. Sencillo, fácil, sin prisas y sin agobios. Total, que llegó el comienzo, y la sensación de la zambullida en el Lago de la Casa de Campo fue igual que la primera. Que subidón de adrenalina. El segmento de natación se me hizo eterno con 1500m en dos vueltas de 750m. En la primera estaba ya destrozado, pero tiramos para adelante.  Llegué de los últimos, pero me dio muchos ánimos saber que me quedaban mis puntos fuertes por delante. Hice un muy buen sector de bici, o al menos eso me pareció. Y en el sector de carrera se me dio muy bien… pasé a un montón de gente, algún bueno tenía que tener empezar tan mal, jeje. Al final, acabé con muy buenas sensaciones y una gran satisfacción. El resultado no fue malo, pero tampoco increíble, en el deporte hay pocos milagros. Acabé en la posición 199 de 466, con un tiempo de 2:44:49.

Tras este triatlón llegó el veranito, y decidí darme un descanso de competiciones, carreras y demás historias. A disfrutar de la familia, aunque, por supuesto, las salidas en bici y a correr nos las abandoné. Al fin y al cabo es algo con lo que también disfruto. Y qué mejor que disfrutarlo sin seguir ningún plan ni tipo de meta, simplemente sal y disfruta: no hay mejor sensación.

A mediados de verano, Raúl me animó a apuntarme al triatlón que le venía muy bien para sus características. Tenía unas distancias raras: 300m + 30km + 3km. Lo suyo, claramente, es la bici, y este le venía al pelo. Total, que lo miré, y vi una distancia que me llamó la atención 1000m + 100km + 10km… ¿y si intento esta distancia?, me pregunté. Y así fue como empezó todo lo que os conté en la primera entrega, jeje.

Antes del TriStar 111 de Madrid, por supuesto hubo mucho entreno, sacrificio y horas de trabajo. Pero no  más que de diversión y buenos ratos, de pasarlo bien con los compis, de apretar los dientes y tirar, de visualizar la llegada a la meta, etc.

Como una buena planificación exige, antes de competir en este triatlón, hice dos test en otras dos competiciones. Fueron el XX duatlón Villa de Cantimpalos y el Ser Tri de Madrid. El primero era un duatlón, y la verdad es que fue muy bueno. Organización de 10, buen ambiente, buen sitio, un nivelazo en los participantes, y lo mejor, la compañía de mi amigo Juan. El resultado fue muy bueno (sobre todo con el nivel que había), posición 45 en la general con un tiempo de 1:29:31. El segundo test fue un triatlón una semanita antes de la gran cita, para ver como estábamos de fuerzas. Elegimos una distancia cortita, digo elegimos porque lo corrimos Raúl y yo. La verdad es que este segundo test se nos dio de lujo, buenísimas sensaciones y unos resultados hasta sorprendentes: acabé 10º en la general, pero Raúl fue mejor que yo, jeje, 9º. El tiempo fue de 35:00.

Y hasta aquí mi historia. Ahora seguro que comprendéis mejor la primera entrega. Muchas gracias a todos y todas las que han leído estos reportajillos, y sobre todo dar las gracias al equipo de CompartirPasion.com por apoyo, el trabajo, y divulgación

Nos veremos en próximos reportajes. Os mantendré informado de mis carreras, pero sobre todo intentaré daros consejos y hablar un poco sobre el mundillo del triatlón, duatlón y atletismo, que no todo es fútbol!

Sígueme en Twitter: @CompartirPasion

Anteriores entregas:

@CompartirPasion

CompartirPasion.com nace como una web/blog llena de pasión, como bien muestra a través de las opiniones de sus columnistas, los cuales son aficionados y forofos del deporte (principalmente) como lo puedas ser tú. Desde http://CompartirPasion.com remarcarmos la importancia del civismo y respeto que debemos defender en la rivalidad. Porque es bonito defender con pasión las opiniones de uno, amarlas, pero siempre por muy dispares que sean a las de otro, atenderlas y compartirlas. Creemos en el debate por muy forofo que sea, durante la previa, el partido, y por supuesto el postpartido, por mucho que nos encendamos. Por ello decidimos arrancar este sitio, para que disfrutes con nosotros seguidor y apasionado del deporte. Twitter: @CompartirPasion Facebook: http://www.facebook.com/CompartirPasion.com Canal Youtube: http://www.youtube.com/user/CompartirPasionCom/videos http://CompartirPasion.com

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle PlusFlickrYouTube

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe