Cholo Simeone y Atlético de Madrid: El corazón iguala el presupuesto

Cholo Simeone entrenador Atlético de Madrid

@jiNKampano nos analiza la trayectoria del ‘Cholo’ Simeone al frente del Atletico de Madrid, y como el técnico argentino ha dado un vuelco al Club del Manzanares.

Diego Pablo Simeone nació en Buenos Aires, Argentina, 28 de abril de 1970, también conocido como ‘El Cholo’ Simeone y padre creador del ‘Cholismo’, es un ex jugador y entrenador de fútbol argentino. Actualmente, dirige al Club Atlético de Madrid de la liga BBVA española.

La carrera futbolística del bravo argentino comenzó en las categorías inferiores del Club Atlético Vélez Sarsfield, donde jugó hasta 1987, año en el que pasó a formar parte del equipo profesional.

En 1989 el jugador se marchó a Europa para jugar en el Pisa Calcio. En este equipo permaneció tres temporadas. En 1992 fichó por el Sevilla Fútbol Club. Con este equipo jugó dos temporadas bajo las órdenes de Carlos Salvador Bilardo y coincidió con el breve paso de Diego Armando Maradona por la entidad andaluza. En 1994 fichó por el Club Atlético de Madrid por tres años y se convirtió en uno de los capitanes del equipo e ídolo de la afición. Su mejor temporada fue la 1995/96, siendo una pieza clave en el equipo que conquistó el histórico doblete ganando la Liga y la Copa del Rey en una misma temporada.

En 1997, Diego regresó a Italia, para jugar en el Inter de Milán, donde consiguió proclamarse campeón de la Copa de la UEFA. Más tarde, fichó por la SS Lazio, equipo en el que consiguió cuatro títulos: una Liga italiana, una Copa de Italia, una Supercopa de Italia y una Supercopa de Europa.

El ‘Cholo’, fichó de nuevo por el Atlético de Madrid, donde permaneció dos temporadas más jugando como líbero. Simeone disputó un total de 197 partidos en la Primera División de España. En el año 2005 regresó a Argentina para jugar en Racing Club, donde se retiró del fútbol profesional en 2006.

Cholo Simeone Jugador Atlético de Madrid

@CompartirPasion

Simeone ha sido internacional con la Selección de fútbol de Argentina entre los años 1988 y 2002, con 106 presencias y 11 goles. Su debut como internacional se produjo el 14 de julio de 1988 en un partido contra Australia, que derrotó por 4-1 al seleccionado argentino. Con su selección se proclamó campeón de dos Copas América, una Copa FIFA Confederaciones y obtuvo una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96. Además, ha participado en tres ocasiones en la Copa Mundial de Fútbol: éstos fueron los mundiales de 1994, 1998 y 2002, llegando a jugar un total 11 encuentros sin marcar goles.

De alma competitiva y guerrera, su debut como entrenador comenzó con el Racing Club, en 2006, inmediatamente después de retirarse como futbolista. En dicho club tuvo que hacerse cargo de un equipo que, en las últimas jornadas del campeonato, consigió lograr remontar una crítica situación con sucesivas victorias. Sin embargo, los dirigentes del club no le dieron continuidad y pronto abandonó el equipo. En su segunda experiencia como entrenador, al frente de CA Estudiantes de La Plata, logró ganar con su equipo el Torneo Apertura 2006. Esta vez, a dos jornadas de finalizar el campeonato, Boca Juniors llevaba cuatro puntos de ventaja; sin embargo, en la última fecha, quedaron empatados en la primera posición del liderato y jugaron el partido de desempate, en el estadio de Vélez Sarsfield. Allí, el conjunto dirigido por el ‘Cholo’ Simeone ganó 2-1 y consiguió  así acabar con una sequía que llevaba al club a 23 años sin títulos nacionales.

El 7 de diciembre de 2007, Simeone decidió abandonar la dirección técnica del club por desacuerdos con la directiva (tenía contrato en vigor hasta  mediados de 2008). El 15 de diciembre asumió el cargo de director técnico en el River Plate y consiguió convertirse en campeón del Torneo Clausura 2008, ganándo en la penúltima jornada a su rival, el Club Olimpo por 2-1 en el estadio Monumental. Simeone anunció su abandono de River Plate, cuando el equipo fue eliminado de la Copa Sudamericana por el club mexicano Club Deportivo Guadalajara y cuando su equipo iba último en el Torneo Apertura 2008.

En 2009, Simeone se convirtió en el diretor técnico de San Lorenzo de Almagro, equipo que acabó el Torneo Apertura 2009 en la mitad de la tabla. San Lorenzo había arrancado la temporada 2010 con tres empates cosechados durante la pretemporada. Después de los malos resultados que el equipo de Simeone obtuvo durante el Torneo Clausura 2010, el día 3 de abril de dicho año, decidió renunciar a su cargo.

Al siguiente año, ya en enero de 2011, Simeone se convirtió en el director técnico del Catania Calcio, club que se encontraba en la Serie A de Italia. El objetivo por el cual había sido contratado era claro: salvar a la institución de las últimas posiciones del campeonato. El equipo italiano marchaba en el decimoquinto de las 20 posiciones posibles a las que podía optar, y solo tres puntos por encima de la zona de descenso. Tras media temporada en el equipo italiano del Catania, el ‘Cholo’ Simeone logró salvar al equipo del descenso, pero no de cualquier manera. Lo consiguió realizando la mejor campaña del equipo en la Serie A. Después de la gran labor realizada con el equipo italiano, y a pesar de tener contrato en vigor de una temporada adicional, Simeone decidió rescindir su contrato.

Acto seguiro, el 21 de junio de 2011, Simeone fue designado como el nuevo director técnico de Racing Club, reemplazando a Miguel Ángel Russo. En su vuelta a La Academia trató de lograr el sueño de salir campeón con el club del cual es además hincha confeso. El 19 de diciembre de 2011, sin el triunfo del Torneo Clausura, de nuevo decidió renunciar a su cargo tras haber logrado ser subcampeón en el Torneo de Apertura 2011.

Cholo Simeone Europa League Atlético de Madrid

@CompartirPasion

Es ya en la navidad de 2011, cuando el general Diego Simeone comienza a liderar al equipo colchonero del Manzanares, el Atlético de Madrid.  El 9 de mayo de 2012, el ejército colchonero, de la mano del general Cholo Simeone, se enfrentó a las tribus vascas del Athletic de Bibao cerca de Bucarest, poniendo fin a una larga guerra en el limes del imperio rumano. Los “colchoneros”, inconscientes por el cansancio y el dolor, ganaron el trofeo europeo de la UEFA por 3-0 con goles sudamericanos, dos del gladiador Radamel Falcao y uno del pretoriano Diego Ribas da Cunha. Además, el club del Manzanares terminó la Liga BBVA española en quinta posición, ganando así la estima del pueblo colchonero y enfermando de gloria.

En fechas de pascua del año 2012, el general Simeone cumplió un año al frente del Atlético de Madrid, habiendo llevado a sus gladiadores colchoneros a la conquista de dos trofeos (Europa League y Supercopa de Europa) situándolos en el segundo puesto de la liga española en el parón navideño de la misma. En un marco de ‘Atlético Victis’, su última hazaña hasta la fecha del escrito de este post ha sido clasificar a su ‘tropa’ para la final del torneo de la Copa del Rey.

Y con este contexto es cuando el senado colchonero ha asumido finalmente otorgar el gobierno del imperio en la figura de Diego Simeone por más tiempo, porque el Atlético de Madrid y el General Simeone han extendido su firma de sangre hasta el estío de 2017. El técnico argentino y el senado rojiblanco destacaron en los discursos ante la muchedumbre la palabra ‘estabilidad’. Un equilibrio tan necesario como insólito durante las dos últimas décadas en tierras del Manzanares. Y es que un entrenador cada ocho meses ha sido hasta la presente fecha el bagaje en este período. Sólo Radomir Antic, Luis Aragonés y Javier Aguirre fueron capaces de mantenerse en el banquillo al menos dos campañas completas. Las exigencias de guión se han visto marcadas, habitualmente, por la mala gestión e impaciencia de los dirigentes y la mala planificación de la plantilla. El entrenador era una cabeza de turco cuya relevancia dentro de la entidad adquiría rango de títere. El ‘Cholismo’ ha transfigurado esta dimensión: el ‘Cholismo’ es ganar. Diego Simeone ha devuelto la grandeza al Atletico de Madrid.

El futbolista, el virtuosista del balón, nace en la calles. Pero el gran jugador se hace gracias al adiestramiento de un entrenador. Desde los inicios en las competiciones de base hasta su llegada a las altas esferas del deporte profesional, el entrenador supone un pilar fundamental en su desarrollo y consolidación física, emotiva y personal. Y los grandes entrenadores que hacen grandes jugadores se caracterizan sobre todos por enseñar a sus pupilos a saber interpretar el juego, incluso por encima de magnificar sus dotes.

Diego tiene gen ganador, no piensan en otro objetivo que no sea estar en lo más alto. Para alcanzarlo, parte de la premisa del colectivo. Planifica para toda la temporada. Es un feje de escuadrón buscando la perfección de su “tropa” a partir del logro grupal, evitando a través de la solidaridad que alguien desafine. El factor común más importante es la solidez defensiva en todos los espacios del campo, pero muy especialmente atrás en donde no dejan márgenes para el error. Y bien que lo hacen como queda reflejado en el número de tantos hasta ahora recibidos por la escuadra colchonera.

En el fútbol es siempre visible la impresión de los caracteres de los “místers”, como en cualquier colectivo con aspiración de liderazgo: conjunto de habilidades gerenciales o directivas que un individuo tiene para influir en la forma de ser de las personas o en un grupo de personas determinado, haciendo que este equipo trabaje con entusiasmo, en el logro de metas y objetivos. Así el equipo es un fiel reflejo de su entrenador, y la muestra palpable la tenemos en el césped (un ejemplo es Mourinho y su método).

Cholo Simeone Entrenador del Atlético de Madrid

@CompartirPasion

¿Y cómo definimos al Atlético de Madrid diseñado por el ‘Cholo’ Simeone? Sin duda como una escuadra confiada en sus posibilidades, trabajadora y humilde. Como un conjunto eléctrico e intenso, muy vivo y generoso en el esfuerzo en busca de la meta rival. “El Cholo” Simeone parte de un esquema: 4-2-3-1, aunque también utiliza el 4-4-2. En la portería el largo Thibaut Courtois. La línea de defensas varía poco, formada por Juanfran Torres, Joao Miranda, Diego Godín y Filipe Luis. Gabi y Mario Suárez son los preferidos del míster Simeone para ocupar los puestos de creación y destrucción en la medular rojiblanca, dando equilibrio. Desde el centro del campo la circulación del esférico debe ser rápida, buscando la velocidad de las bandas y sobre todo, la contundencia de sus atacantes: Las cualidades físicas y técnicas de Radamel Falcao y junto a él, otro jugador de brega, derroche, corazón y calidad, como es el brasileño Diego Costa (muy del gusto del Cholo porque su personalidad es la prolongación del argentino en el césped). Junto a ellos, efectivos que alimentan a esta maquinaria revolucionada cuando está falta de energía, como la experiencia de Tiago, la calidad de Adrián, la técnica del turco Arda, la polivalencia y llegada de Raúl García, y los jóvenes valores Koke, Óliver Torres o Manquillo.

Simeone conseguirá frente a Osasuna este Domingo 17 de Marzo de 2013 50 partidos en Liga con el Atlético de Madrid. Curiosamente en Pamplona el argentino tuvo uno de los primeros envites importantes tras coger las riendas del equipo en el 2012. Desde entonces, catorce meses con números al alcance de muy pocos. Simeone se situará el domingo en el prestigioso Olimpo de entrenadores rojiblancos con mejor balance tras sus primeros 50 partidos.

Actualmente cuenta con 28 victorias, 10 empates y 11 derrotas en su haber. Por delante, mitos del banquillo rojiblanco como Marcel Domingo o Radomir Antic, Ricardo Zamora o Ferdinand Daucik.

Bodas de oro domésticas: 75 partidos oficiales con el Atlético. (64 % victorias, 17,3 % empates y 18,7 % derrotas).

49 partidos en liga de Simeone:

  • 28 Victorias.
  • 10 Empates
  • 11 Derrotas.

75  partidos de Simeone en el Atlético de Madrid.

  • 48 Victorias
  • 13 Empates
  • 14 Derrotas

La huella del ‘Cholo’ Simeone hasta 2017 va más allá de la permanencia y la duración en el Club del Atlético de Madrid. El técnico argentino será de cumplir el nuevo contrato, el técnico más duradero de forma consecutiva en la historia del Atlético de Madrid, dato muy importante y que refleja que en los últimos tiempos se están haciendo las cosas con coherencia en el club del Manzanares. Además, superaría la marca de su compatriota Helenio Herrera, aunque lejos quedan todavía las 15 temporadas y más de 600 partidos que estuvo Luis Aragonés al frente del equipo colchonero del Atlético de Madrid, aunque en etapas distintas.

La bonanza actual del Atlético de Madrid es una evidencia aplastante. A falta de once jornadas, el equipo madrileño está virtualmente clasificado para la Champions 2014. Conviene recordar que es el mejor tercer clasificado de la historia a estas alturas de campeonato: posee 57 puntos, una marca que en la jornada 27 siempre ha sido sinónimo de Champions. Hubiera sido líder de la competición en 9 de las últimas 20 temporadas de la liga BBVA y ya sería el campeón de Liga de 1994.

Y es que el ‘Cholismo’ se ha instaurado en la afición rojiblanca. Este término se ha creado a la hora de hablar del método de Simeone, yendo más allá, y llegando a convertirse casi una religión. El Cholismo es una forma de vida emergente en el Calderón que conecta bien con la grada del Manzanares, pero que a buen seguro tendrá que lidiar con situaciones difíciles propias de un club kamikaze como el Atlético de Madrid.

El carácter e instinto ganador que siempre caracterizó a Simeone ha calado en la plantilla, directiva y afición rojiblanca, que ha sabido empatizar e identificarse con el argentino. Para Simeone la prioridad es ganar, jugando o no bien, y aunque esa filosofía es criticable, también, es efectiva, como el propio fútbol. No hay duda de que el técnico argentino ha volteado la situación del  club, y lo ha conseguido tocando la tecla más importante de la idiosincrasia del club rojiblanco: la psicología.

El Atlético de Madrid es como un niño al que hay que educar cada día, premiando sus buenas conductas y gestionando sus rebeldías, ya que en el Manzanares ya se sabe que son capaces de lo mejor, y de lo peor.

“Papá, ¿por qué somos del Atleti?”

Sólo juega. Diviértete. Disfruta el juego. Gracias. Sígueme en twitter @jiNKampano y/o @CompartirPasion

@jiNKampano

Redactor de CompartirPasion. Nada ni nadie golpea más fuerte que la vida. Sígueme en Twitter: @jiNKampano

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestFlickrYouTube

5 Responses to Cholo Simeone y Atlético de Madrid: El corazón iguala el presupuesto

  1. @Jesus_Ras dice:

    Informe Robinson (Parte I)

  2. @Jesus_Ras dice:

    Informe Robinson (Parte II)

  3. @Jesus_Ras dice:

    Informe Robinsion (Parte III)

  4. Diego Pablo Simeone le ha dado algo al Atleti más importante que las victorias: La fe en la estabilidad. El cambio de un equipo eliminado en Copa por el Albacete a lo que es ahora es sideral. Espero que los dirigentes y la caja fuerte del equipo esté a la altura de las ganas y la garra del Cholo y le puedan ofrecer un equipo que año a año vaya creciendo y no hacia atrás como los cangrejos, como le ha pasado a Valencia, Dépor, Zaragoza o Celta.

  5. […] cabezas seguro que les iba la vida en ello, como a aquellos caballeros cruzados en Tierra Santa. El Cholo, como Edward Norton en la película, se auto-proclamó Jerusalén (“Yo soy Jerusalén. Yo soy […]

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe