Síntomas de ascenso en la UD Las Palmas

CompartirPasion: Estadio de Gran Canaria en Las Palmas

@javicanarion recopila los típicos síntomas que aparecen en los aficionados cuyos equipos son candidatos al ascenso. La UD Las Palmas lo es, y su afición comienza a sufrirlos.

Cuando un equipo marcha bien, se notan ciertos síntomas claros de una buena clasificación. La UD Las Palmas, por primera vez en más de una década, está haciendo una temporada magnífica. En el Gran Canaria se está comportando como un claro candidato al ascenso, mientras que fuera está consiguiendo corregir el errático rumbo que llevaba, comportándose con mayor fiabilidad que jornadas atrás.

Los aficionados, auténticos termómetros de la actualidad de un club, son el mejor reflejo al a hora de evaluar hasta qué punto es fiable la situación de ilusión que debe vivir la plantilla de la UD Las Palmas. En esos momentos en los que el equipo se apoltrona en la zona noble de la clasificación su estado de ánimo y sus acciones pueden variar sensiblemente. A continuación se detallan alguno de los síntomas que reflejan que un equipo es serio candidato al ascenso de categoría:

  • Risas nerviosas al hablar del equipo. Cuando un aficionado se encuentra con otro, por ejemplo, en la calle Triana de compras, inmediatamente surge un tema de conversación. Tras los saludos de rigor y el inevitable cruce de comentarios sobre lo loco que está el tiempo, se comienza a hablar de la marcha del equipo. Risas nerviosas se escapan a uno y otro lado de los dialogantes amarillos. Risas de colegiala ante el cantante que adorna en carteles su habitación. Risas parecidas a las que cualquier persona ha sufrido antes de pedir salir a su primer amor. Risas estúpidas similares a las de la mañana del examen de Selectividad, minutos antes de entrar en el aula de tortura.

 

  • CompartirPasion: Clasificación Segunda División

    @CompartirPasion

    Repasar compulsivamente la clasificación liguera. Todos los lunes, tras la jornada de Segunda. También los domingos, con la mitad de la jornada sin jugar. Y los viernes, pese a que se ha memorizado la tabla a conciencia el lunes anterior. Cada aficionado puede estar del orden de cinco minutos mirando la clasificación. Repasando posibilidades. Escudriñando goles a favor propios y ajenos, comparando el estado de su equipo con el de los demás, una y otra vez, en una especie de trastorno obsesivo-compulsivo.

 

  • Realización de ejercicios matemáticos. En un claro esfuerzo por repasar lo estudiado en el colegio y la carrera, el aficionado comienza a realizar complejas cábalas que incluyen puntos, enfrentamientos directos, golaverajes particulares y generales, ascensos directos y promociones, posibles resultados, complicados problemas de álgebra, probabilidad y estadística. De repente, es un amante de la Matemática, ya que con ella las cuentas de un posible ascenso siempre salen. Cada jornada, en virtud de los resultados del fin de semana subsiguiente, los imposibles cálculos de la lechera deben ser convenientemente actualizados. Es un ejercicio de cálculo constante, que al menos permite quitar una capa de óxido al cerebro, algo que nunca viene mal.

 

  • CompartirPasion: Virgen del Pino

    @CompartirPasion

    La fe aumenta. La religiosa y la pagana. Un domicilio de un férreo creyente en el ascenso se comienza a llenar de estampas de Vírgenes del Pino y del Carmen, de cromos antiguos, de fotografías con los ídolos, de banderas, bufandas y equipaciones retro, heredadas o compradas hace lustros. El aficionado intenta por todos los medios seguir el mismo ritual antes de sentarse a ver el siguiente partido de la UD Las Palmas. Misma ropa, mismo reloj, misma comida o misma marca de cerveza. Un sufridor siempre creerá que eso ayuda a su equipo. Si ni siquiera cree en esto, aún así no cambiará la rutina, por lo que pueda pasar.

 

  • Presta una inusitada atención a las declaraciones de la plantilla. Como si de un minucioso trabajo de reportero se tratara, cada aficionado escudriña palabra a palabra cada declaración que sale de la boca del cuerpo técnico y de los integrantes de la plantilla. Simplemente intenta buscar algún significado oculto, cualquier mensaje entre líneas que siempre termina encontrando, que le ayudará a dormir más asentado en sus convicciones sobre el añorado ascenso, pensando que la plantilla está igual de convencida que él mismo.

Efectivamente, la UD Las Palmas al fin está en condiciones de disputar el ascenso. Se puede decir en alto, aunque no es lo recomendable. Hay que creer en ello, hace muchos años que la UD Las Palmas no estaba tan bien colocada a falta de doce jornadas, en posición de promoción de ascenso con un partido de ventaja sobre sus seguidores. El peor tramo del calendario ya se ha disputado, y los jugadores están dejando entrever que miran hacia la parte más alta de la clasificación, la del puesto que da acceso a Primera División sin pasar por la promoción.

Disfrutemos el momento, animemos al equipo en el estadio. Llenarlo es último síntoma que falta para que jugadores y afición se crea definitivamente que este año puede ser el bueno. La comunión entre los aficionados de Gran Canaria con la UD Las Palmas, sin ánimo de presumir, es una de las más especiales del fútbol español. Desde luego, el equipo de Sergio Lobera está en el buen camino para conseguir el ascenso que alivie en parte la maltrecha economía del club, y que podría abrir la puerta a una nueva etapa de estabilidad en la categoría que por historia pertenece a la UD Las Palmas, la Primera División.

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos aquí o en los bares, o en twitter @javicanarion y/o@CompartirPasion

 

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe