Liga BBVA: ¿posible burbuja?

Liga BBVA - Crisis, deuda, fútbol

@LeivaJimenez analiza los indicios que llevan a pensar que el mundo del fútbol vive una burbuja, similar a la inmobiliaria que estalló hace unos años, recorriendo diversos equipos actualmente con problemas.

¿Estamos ante la inminente explosión de la burbuja futbolística? Últimamente estamos viendo por los medios los problemas económicos que están persiguiendo a bastantes equipos españoles. Tradicionalmente estos problemas solamente eran visibles o afectaban a equipos de tercera división y algún que otro equipo de segunda de la Liga Adelante, que veíamos caer por sus asfixiantes deudas (véase mi C.D Linares, que tuvo que cambiar incluso de nombre a A.D. Linares bajando a Primera Provincial). Tener deuda no era un problema, ya que siempre había financiación externa, lo que ha llegado a la situación actual de un agujero de 690 millones contraídos con Hacienda, 535 de ellos de equipos de Primera División (el nombre de Liga BBVA es curioso) y que está encontrando problemas en cobrar. Se está trabajando en una regla que impide a los equipos seguir endeudándose, a fin de no empeorar la situación. Al fin y al cabo, como decía mi abuelo, si tú debes un euro al banco, tienes un problema, pero si le debes 1000 millones, el banco es el que tiene el problema.

Liga BBVA: ¿posible burbuja?

@CompartirPasion

El Deportivo de la Coruña vive su calvario pascual tanto en lo deportivo, ya que está colista a día de hoy en la clasificación, como en lo económico, con una deuda que no ha impedido a su presidente Lendoiro registrar su sueldo en el Registro Mercantil para asegurarse su cobro y con algunos aficionados del Celta haciendo leña del árbol caído. Nunca deberían usarse estos temas para burlarse del eterno rival.El Valencia no se queda atrás, aunque su problema viene más lejano y muy relacionado con otra burbuja, la inmobiliaria. En su afán derrochador, se dedicó a especular con Mestalla empezando a construir un coliseo desmesurado, sin tener vendido el anterior, justo cuando el mercado se desplomó. Ahora se encuentra con dos estadios, uno medio terminar y otro sin mantener adecuadamente que es casi imposible vender, debido a la deuda contraída, lo que llevó a la venta de sus principales estrellas, en perjuicio del fútbol, que es lo que nos interesa verdaderamente. No pasa nada, siempre habría una CAM o Caja Madrid que podían sostener esto, hasta que llego Bankia.

El Málaga también tiene lo suyo, y empieza a afectar también a sus competiciones europeas. Recordemos los que le ocurrió al Mallorca, al que se le impidió participar en competición europea en 2010 por encontrarse en administración concursal, mientras que el Málaga ha sido sancionado con quedarse fuera de cualquier competición europea si se clasificara durante los próximos cuatro años por no cumplir la normativa UEFA. Irremediablemente, si el Málaga sufre finalmente esta sanción, el número de abonados seguramente disminuiría junto con las asistencias esporádicas de aficionados a competición europea, dañando gravemente la mayor fuente de ingresos de este club.

Sin embargo, aunque expongo solamente el “dónde estamos” y casi todos sabemos “de dónde venimos”, lo más importante de todo esto es el “a dónde vamos”, y de esto no hay predicciones claras. No conviene alarmar con la que está cayendo. El principal motivo, en mi opinión, del inminente desplome es la pérdida progresiva del interés por el fútbol que, en general, se está sufriendo. Me explico. Si se frena la deuda pero se mantienen los ingresos, el sistema puede ser sostenible. Los ingresos se mantienen teniendo a la gente motivada para hacer gasto en bienes de los clubes. Un abono, un partido en el bar, el Canal+ Liga, la camiseta de Kaká (juas), etc… Si el mundo del fútbol no consigue mantener viva la motivación del aficionado por ver un partido, está echando una palada más sobre su propia tumba, porque el aficionado comienza a cuestionarse si el bien que adquiere realmente vale lo que está pagando por él. El otro día de visita a mi tío, fiel seguidor del Real Madrid desde tiempos inmemoriables (creo que todavía tiene el chándal de Otaysa), le pregunté si no iba a ver el partido al bar. Su respuesta me hizo reflexionar sobre la situación a futuro de este mundillo: “¿Para qué?¿Para ver al Rea Madrid? No se merece ni el gasto de suela de zapatillas de camino al bar” y mientras, seguía viendo en la Sexta3 una película rancia de John Wayne, “Río Bravo” me perece que era, muy buena por cierto.

Liga BBVA: ¿posible burbuja?

@CompartirPasion

La igualdad entre equipos mantiene a la afición de todos los equipos en vilo, dispuesta a acudir al estadio, y reunirse con los amigos porque había muchos partidos interesantes. De unos años para acá, ha habido ocasiones con hasta 10 equipos en disputa por el título a falta de pocas jornadas y cualquier cosa podía pasar (recordemos el Deportivo de Bebeto y Mauro Silva, ver para creer). Esto hacía que la mayoría de los partidos fueran rentables para muchos equipos, y no solamente en un enfrentamiento contra el Real Madrid o el F.C. Barcelona, que creo que actualmente es lo que mantiene viva esta competición (hablo, que quede claro, sobre la Liga Española, la nuestra, la liga BBVA). No hacía falta subir el coste de una entrada contra el Real Madrid de forma vergonzosa, puesto que en el resto de partidos generaban ingresos aceptables. Sin embargo, desde este año estoy viendo que, peligrosamente, ni siquiera estos dos equipos mantienen la competición con un grado aceptable de interés, porque uno de ellos la da por perdida y el otro, ya la tiene ganada. Vaya a convencer ahora a un abonado potencial de que merece la pena comprarse el abono, cuando en la primera vuelta ya no hay nada que hacer. Estas diferencias hacen que a diferencia de lo que muchos creen, para que un equipo se mantenga grande, debe haber equipos competitivos cerca, si no terminas jugando pachangas que nadie quiere ver. Un equipo es grande cuando los enfrentamientos en los que participa lo son. Pero claro, ya nos hemos repartido el bizcocho y ahora a pensar en este verano para un torneo en el estado de Seattle o en Pekín.

Pero los beneficios no acaban con la venta de camisetas, abonos y derechos televisivos, sino que fomentaba el intercambio de visitantes a las sedes de los estadios, para ver los partidos, generando actividad económica importante en esas zonas, en forma de alojamientos, raciones en bares, transporte y compra de miniaturas de La Giralda de vuelta a Zaragoza, así como figuritas de la virgen del Pilar hacia la capital hispalense. Todo cuenta en la sostenibilidad y rentabilidad de este mundillo.

En todo este panorama, hoy leo que el grupo Prisa duplica su gasto en televisión con la compra de derechos de fútbol. La compañía tendrá que hacer frente al abono de derechos de emisión y derechos de imagen y explotación por 1.979 millones entre 2013 y 2015, frente a los 731,4 millones pagados en 2011, según El Economista. Ya le puede ir bien el negocio…

El punto crítico puede ser cuando ya no merezcan la pena ni los 2 euros que te has gastado en la caña del bar, ni los 5 euros del Pay Per View, ni el frío que pasas en la grada del estadio a la intemperie un domingo a la 10 de la noche de un 13 de Enero. Ni siquiera tu tiempo, que también vale dinero.

Por otro lado, a nadie le conviene que este negocio se vaya al traste. Mientras se tenga al aficionado focalizando su agresividad hacia su equipo, no estará centrado en solucionar el problema económico, político y social que tenemos, y eso, es un arma muy valiosa.

Bienvenidos al principio del fin.

Artículo relacionado: http://wp.me/p2iODh-ay

Quejas, insultos, abrazos en Twitter @LeivaJimenez y en un mundo de jetas, acepto donaciones. También podéis seguirme en @CompartirPasion

@LeivaJimenez

Originario de tierra árida de fútbol, creo que mi principal aportación será la objetividad, ¿objetividad y racionalización en un portal que lleva incluido la palabra “Pasión” en su dominio? What the fuck! Pues sí, me he encomendado la ardua tarea de racionalizar la pasión, medir los decibelios de los vítores de ánimo, cuantificar las lágrimas en una derrota por litros y reirme de los enfados provocados por una debacle causado por la mala suerte en ataque. Convertirme en la antítesis de la razón de ser de este portal, la pasión. No me mueve la pasión desbocada, la pasión sin cabeza, y puedo incluso controlarla y ser frío en el planteamiento, llegando a racionalizarla. ¿Esto en que me convierte dentro de este proyecto? En alguien que no ve las cosas blancas o negras, blancas aunque le hayamos metido fuego, sino me considero con la virtud de que incluso puedo sacar el porcentaje de cada color que puede conformar el gris resultante mezcla de varios puntos de vista. Y no solamente de buscar un equilibrio entre dos puntos de vista, sino añadir un tercero igualmente planteable y discutible. Al provenir de tierra no futbolística, y como a mucha gente le pasará, nos acogemos a algún equipo mayoritario, en mi caso el Madrid. Pero como he dicho, sin que la pasión me ciegue, pero sin perderla de vista. Soy del Madrid siempre que haya cerveza y amigos. Al fin y al cabo lo que hizo Michel con Valderrama no fue movido por la pasión, y soy uno de los pocos que vio una táctica (no muy ortodoxa) de distracción en ataque, pero al fin y al cabo, formaría parte del mundo del fútbol.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

3 Responses to Liga BBVA: ¿posible burbuja?

  1. @jiNKampano dice:

    Interesante.

    Vivimos en un burbujón futbolísitico equiparable al burbujón de la crisis. No obstante, aguantarán como sea pues la casta sabe que al hispañistaní medio el fútbol le sirve para tenerle con la venda en los ojos y tranquilito pagando en casa los delirios de grandeza de algunos llevando a este país a la quiebra. Si están en el paro, o trabajando 12 horas por 600 euros saben que luego cuando llegan a casa hay fútbol y las penas se pasan. En cambio, si este circo se acabase, igual a la plebe le da por pensar (que por otra parte es complicado) y que el pueblo piense a la casta no le interesa.

    La cuestión es saber hasta cuando puede estar montado este circo para 4 listos, todo tiene un límite y este país está tocando su fín.

  2. El tema es cuando a las administraciones públicas se les ha acabado el dinero hasta para proporcionar este opio del fútbol al pueblo. Los equipos pequeños siempre han vivido en el alambre y aquellos que llevan años haciendo los deberes son los que se pueden aprovechar. Es la clase media (Depor, Valencia, Atleti, Sevilla son los casos más sangrantes) los que pueden perder paulatinamente poder deportivo, bajar de categoría y morir de la deuda contraída en los años del “Kalise para todos”

    Bien dices del Depor con Mauro y Bebeto luchando por la Liga, pero creo que ese fue el principio de su fin. Intentaron cagar demasiado tiempo más alto de donde tenían el culo, en sabias palabras del padre de JesúsRas.

    Genial artículo, Andrés, de los que te engancha de la primera a la última palabra

  3. Aquí solamente hago referencia a la deuda interna de los clubes, de la que son responsables, pero no de la deuda que han adquirido otras administraciones, dícese compra de deuda por la Generalitat, para hacer de esto a día de hoy un problema y no una catástrofe

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe