Manuel Llorente y el Valencia CF: ‘El Belerofonte de la Quimera’

Manuel Llorente y el Valencia CF: 'El Belerofonte de la Quimera'

@jiNKampano nos analiza la gestión de Manuel Llorente tras su dimisión como presidente del Valencia C.F y cómo ha conseguido mantener a flote un barco que cogió literalmente hundido.

‘Belerofonte era un héroe de la mitología griega, cuyas mayores hazañas fueron matar a la Quimera y domar al caballo alado Pegaso’.

Manuel Llorente y el Valencia CF: 'El Belerofonte de la Quimera'

@CompartirPasion

Paco Roig llegó al Club en 1994 y el Valencia C.F. vivió un leve y breve resurgir deportivo que dejó huella en las arcas. Se produjo la conversión obligada del club en sociedad anónima en 1992 junto a la mayoría de clubes del fútbol español. Tras esta conversión llega Roig a la presidencia elegido por los accionistas bajo el lema ‘Por un Valencia campeón’. La ilusión volvió a la afición valencianista fichando técnicos como Espárrago y Hiddink, y futbolistas como Penev y Fernando. A pesar de todo no se consiguen más éxitos que dos subcampeonatos en la Copa del Rey en el 95 contra el Deportivo de la Coruña y la Liga del año 95/96 con Aragonés de míster, y un Pedja Mijatovic como estrella emergente del equipo que más tarde acabaría fichando por el Real Madrid de Lorenzo Sanz. Paco Roig se marchó en el año 1997 y su gestión fue discreta tirando a mala.

Durante los años 1997 y 2004 el Valencia vivió su época dorada con las buenas gestiones de Pedro Cortés y Jaime Ortí. El éxito comienza en la primera mitad de los años 2000, coincidiendo con una época dorada del Real Madrid. Con Héctor Cúper como entrenador, y debutando en la moderna Liga de Campeones, el Valencia cosecha dos de sus mayores éxitos como Club, dos finales de la Liga de Campeones que desgraciadamente ambas pierde. Con Héctor Cúper como técnico, llega a la final de la Liga de Campones de la temporada 99/00 perdiendo claramente contra el Real Madrid por 3-0. Repite final la temporada siguiente en su segunda participación, esta vez contra el equipo germano del Bayern de Munich, arrebatando el título a los valencianistas en la tanda de penaltis. Para la posteridad queda la imagen de Santi Cañizares gritando al cielo como si estuviese pidiendo explicaciones al mismísimo Señor Jesucristo por tanta desgracia e injusticia.

Corría la temporada 01/02, y con un hasta entonces desconocido entrenador como Rafa Benítez, actual técnico del Chelsea y campeón de Europa con el Líverpool, considerado uno de los mejores técnicos de la actualidad, y con futbolistas como David Albelda, Rubén Baraja, Vicente Rodríguez, Santi Cañizares, Amedeo Carboni, Miroslav Djukic, Jocelyn Anglomá o Roberto Fabián Ayala, el Club de Mestalla gana de nuevo un título de Liga tras 31 años sin conseguirlo.

Manuel Llorente y el Valencia CF: 'El Belerofonte de la Quimera' - : Vicente, Cortés, Ortí

@CompartirPasion

En la temporada 03/04 repite título de liga y además también gana la Copa de la UEFA logrando así un doblete épico, situando al Valencia como mejor equipo del mundo del año 2004 según IFFHS. Este año termina la época dorada del club con la marcha de Rafa Benítez por discrepancias con el director general Manuel Llorente (presidente del Club hasta el 05 Abril 2013) y el técnico es sustituido por el italiano Claudio Ranieri en su segunda etapa valencianista. Con el bueno de Claudio se gana la Supercopa de Europa del año 2004 en el verano, pero no termina la temporada por los malos resultados, comenzando así la etapa más negra de la entidad.

Ya por el año 2004, cabe decir que el Valencia ya estaba ahogado por sus deudas; la frágil situación económica podría haber obligado al club a acogerse a la Ley Concursal ante la falta de liquidez en caja. La “nefasta gestión” de los máximos mandatarios dilapidaron las arcas del club. En referencia a Juan Bautista Solerse ha dicho: “El gordito del bigote, un señor que juega a ser presidente de un Club, especulando y jugando con los sentimientos del socio y obligándole a pagar sus delirios de grandeza, llevando al club a la quiebra”.

Manuel Llorente y el Valencia CF: 'El Belerofonte de la Quimera' - Juan Bautista Soler

@CompartirPasion

Con la llegada de Juan Soler al Club comienza la apocalipsis financiera, con una deuda de 110 millones de euros, lo triplica a pesar de todas las recalificaciones urbanísticas que el Gobierno valenciano le ha concedido. Con Juan Soler hay una pérdida media de 50 millones de euros/año, con lo cual, el club se endeudó en 250 millones de euros y encima hizo un campo de fútbol que le cuesta 350 millones más, que por cierto está a medias de construir. Las imágenes del nuevo estadio son el reflejo de nuestra España de hoy.

En el año 2005, se recalificaron los terrenos de Riba-roja que supuso unos ingresos de 83 millones de euros para el club. Los terrenos, pertenecientes al Valencia CF fueron utilizados para la construcción de 3.500 viviendas y una ciudad deportiva, todo ello gracias al apoyo del Gobierno valenciano. No obstante, la gestión fue tan mala que los cálculos eran implacables: cuando el Valencia inaugure su nuevo campo de fútbol, que será en 2010 (a día de hoy 05 Abril 2013, sigue sin inaugurarse y estamos en el año 2013) si ha vendido el solar de Mestalla todavía deberá la escandalosa cifra de 400 millones de euros. Ahí quedan su mala política de fichajes, con casos flagrantes como Joaquín y sus 25 millones de euros de fichaje o Koeman, que ni le iba ni venía la situación del club.

A pesar de toda esta debacle, Juan Soler no perdió ni un euro de su patrimonio, ya que en la venta de sus acciones a Vicente Soriano, recuperó los 70 millones de euros que había utilizado para llegar a la presidencia. Nadie le exige responsabilidades legales. Como siempre pasa en este país, los delirios los pagan ‘los de abajo’.

En el año 2009, ya con Manuel Llorente de presidente, el club se ve obligado a llevar a cabo una ampliación de capital para subsistir. El poder accionarial queda en manos de la Fundación Valencia CF al obtener el 72% de los títulos ya que compró todas las acciones no vendidas en la primera fase, asegurando que habrá una segunda fase de venta de acciones para democraticar el club. Manuel Llorente se pone como objetivo de su mandato reducir la deuda de 550 millones de euros en los próximos años. Para lo cual debería llevar una gestión impecable pues deberá ingresar dinero clasificándose todos los años para la Liga de Campeones y a la vez llevar una gestión de fichajes óptima para poder ‘comprar barato y vender caro’. Y así lo hizo.

Manuel Llorente y el Valencia CF: 'El Belerofonte de la Quimera' - Manuel Llorente

@CompartirPasion

A pesar de la extrema exigencia de los socios valencianistas, los cuales no valoran la gestión y sólo piden éxitos y fichajes, se toman medidas drásticas como la venta de las principales estrellas del equipo, díganse David Villa, David Silva, Juan Mata, Jordi Alba y Raúl Albiol, dejando unos ingresos sobresalientes en las arcas y recostruyendo el equipo con mucho menos presupuesto. Un equipo que seguiría siendo competitivo de la mano de Unai Émery, entrenador que mantuvo al equipo entre los puestos que dan acceso a disputar la Champions, y por ello sigue renovando su contrato año tras año hasta 2012. El club incorpora futbolistas jóvenes y poco conocidos entre la afición, a excepción del delantero valenciano Roberto Soldado, que pasa a ser uno de los capitanes y máximo goleador del equipo. El reconocimiento por parte de la exigente afición a Emery fue nulo, que militó varias temporadas cumpliendo siempre con los objetivos del Club y siempre perdiendo sus jugadores importantes.

Para la temporada 2012/13 la situación es complicada pero no mortal de necesidad. Tras la marcha de Emery, Llorente escogió como nuevo entrenador a Mauricio Pellegrino técnico debutante que no era la opción escogida por el director deportivo Braulio Vázquez. Tras un irregular inicio de temporada, fue destituido y en su sustitución llegó el ‘Txungurri’ Ernesto Valverde. Firmando hasta Junio de este año 2013. En este contexto, la situación se ha convulsionado pues Manuel Llorente ha dimitido como presidente del Club Valencianista.

Tras 4 años en el cargo y en el peor período de la historia del club del Turia, Manuel Llorente ha dejado de ser el presidente del Valencia C.F. La única verdad es que Llorente llegó a un club con una deuda devastadora y con señales claras de  quiebra a causa de un proyecto multimillonario de un estadio aún por construir, herencia de los delerios de grandeza de aquellos que tienen el dinero por castigo y no saben ni que hacer con él, claro ejemplo de la crisis social galopante que vivimos en nuestros días. Por aquel entonces el futuro a corto plazo del Valencia era un interrogante y por suerte, a día de hoy, el equipo sigue entre los más grandes de España.

Manuel Llorente ha tenido que ser víctima de los ataques tanto de la prensa como de la afición de que el nivel futbolístico del equipo ha bajado. Pero Llorente, lejos de venirse abajo, haciendo oídos sordos a la voces ignorantes, sabía que no había otra forma de reducir una deuda si no era vendiendo a tus mejores futbolistas y haciendo una gran gestión deportiva. Todas las ventas realizadas durante el mandato de Llorente han sido muy buenas para el club, y han sido de una grandísima ayuda económica, que por otra parte era necesaria para no dejar morir al club reduciendo la deuda en una cuantía muy importante.

Llorente se va dejando un club que está mucho mejor que el que heredó allá por 2009. En lo deportivo, el equipo siempre ha conseguido llegar a los objetivos marcados, a pesar del claro bajón en cuanto a calidad que daba la plantilla año tras año.

Manuel Llorente y el Valencia CF: 'El Belerofonte de la Quimera' - Amunt Valencia

@CompartirPasion

Seguramente muchos querrán subirse ahora al carro y no es descartable que llegue otro ‘gordito del bigote’ a destrozar lo que se ha arreglado. Como tampoco se duda que nadie, o pocos, vean la impecable gestión del Club en estos años. Pues aunque parezca mentira, había muchas voces que pedían su dimisión y otras tantas que ahora celebran su marcha. A Llorente lo ha castigado la poca memoria futbolística de los aficionados. También doy por sentado que esa gente no se acuerda -o no se quiere acordar- de los predecesores de Manuel Llorente, los cuales rozaban los límites de la inutilidad y el despropósito. Por desgracia, en España sólo valen los éxitos a cualquier precio hasta que te caes por el barranco. Llorente es un claro ejemplo de cordura y de buena gestión. En nuestro país necesitamos más gente de este calibre y menos delirios de grandeza de ineptos.

Se va un señor que se ha desvivido por el club. Un presidente que ha rebajado la deuda y ha conseguido que el equipo se mantenga siempre entre los mejores de España a pesar de las dificultades, ordenando y mandando muy bien un circo como es el club de Túria. Ahora saldrán de sus escondites, todos querrán la silla nupcial y como no podía ser de otra manera, le caerá a cualquier iluminado y en el futuro tocará volver tirar del carro.

 El ‘Belerofonte Llorente’ pudo con la ‘Quimera Soler’ y domesticó a la ‘Afición Pegaso’.

Os dejo con un video del gran Jordi Évole con una de las personas que más saben del Valencia C.F., Pedro Morata. Saquen sus propias conclusiones.

‘Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, y otras hacen que suceda’.
Gracias. Sígueme en twitter @jiNKampano y/o @CompartirPasion

@jiNKampano

Redactor de CompartirPasion. Nada ni nadie golpea más fuerte que la vida. Sígueme en Twitter: @jiNKampano

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestFlickrYouTube

3 Responses to Manuel Llorente y el Valencia CF: ‘El Belerofonte de la Quimera’

  1. yolanda dice:

    Ninguno de los fichajes de los cuales haces mencion los realizó el Sr.Llorente, él lo único que hizo fue venderlos cuando vino y eso señor mío lo podría haber hecho cualquiera, hacer caja para Bancaja, porque, quien pone al Sr.Llorente sino Bancaja para recuperar dinero en el menor tiempo posible. Y ya que usted intenta remontarse en la historia por qué no averigua todo el dinero que a ganado este señor cada vez que ha intervenido en la captación de un patrocinador del club. Hay que ser más responsables a la hora de realizar una publicación sobre todo más imparcial sobre todo siendo periodista.

    • @jiNKampano dice:

      Con el debido respeto que me produce su comentario:
      ¿Donde he dicho que los fichara Manuel Llorente?
      Manuel Llorente ha rebajado la deuda del club de 550 a 370 millones y durante su mandato el club se ha clasificado 3 años para la Champions reinventando cada año con la única política cuerda de club que podía hacer: ‘vender caro y comprar barato’. Esto es una verdad irrefutable, tan irrefutable como que el estadio está a medias gracias a Soler.
      Con respecto a ‘eso señor mío lo podría haber hecho cualquiera’, permitame al menos que lo dude, desde luego Soler no.
      Con respecto ‘el dinero que ha ganado este señor cada vez que ha intervenido en la captación de un patrocinador del club’, interesante, no tengo información al respecto pero el objeto del artículo no era ese.
      Un cordial saludo.

  2. Siempre me ha gustado mucho el Valencia. Le tengo por uno de mis cinco equipos favoritos en España sin duda por más que me ha tocado sufrir el viraje del odio valencianista desde el clásico Barcelona hacia el Real Madrid. Desde la lejanía y como madridista simpatizante ché, no entiendo por qué el aficionado está permanentemente de uñas contra sus entrenadores, sus presidentes…

    Mi equipo del alma es la UD Las Palmas, de una ciudad muy grande también como es Las Palmas de Gran Canaria, y no podemos más que mirar con envidia el palmarés del Valencia CF, y la plantilla que consiguen construir año tras año.

    Creo que la afición más crítica es como una persona que está cabreada, tiene un mal día, y cualquier cosa que le digan o le propongan le parece mal. No sé, quiero el bien del Valencia, pero tengo la sensación de que es un juguete maltratado por la afición valenciana. Ustedes, que tienen tan gran equipo, creo que deberían relajarse y disfrutar de viajar por Europa cada año, de ver las Ligas en su sala de trofeos… De criticar una gestión pésima, como fue la del gordito del bigote, pero también de ser comprensivo con una gestión condicionada por una economía de guerra heredada de años y años de dispendios.

    Valorar los buenos entrenadores como lo fue Quique o Emery, que a mi parecer hizo un milagro con un Valencia en descomposición. Por supuesto criticar a los malos como lo fue el cáncer Koeman. Y disfrutar de los buenos jugadores que van llegando al Valencia. A menor ritmo que antes, claro, pero es que anteriormente no debían haber llegado puesto que está claro que se estaba viviendo por encima de las posibilidades del club. Disfruten de Canales, de nuestro Jonathan Viera, de Parejo… ¡Son un gran equipo que se quejan como si fueran uno pequeño! Y quizá no son tan grande como les gustaría ser, como Barcelona, Real Madrid, Juventus o Bayern. Pero es que a todos nos gustaría ser no ya como ellos, ¡sino como el propio Valencia!

    Un saludo a los chés desde Gran Canaria y Amunt Valencia

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe