Sir Alex Ferguson y los impostores

Alex Ferguson y los impostores

@Fher_Play reflexiona con el ejemplo de Sir Alex Ferguson sobre la importancia de construir estilos de fútbol, modelos de juego propios sobre los que cultivar los éxitos.

A propósito de la retirada de Sir Alex Ferguson esta pasada semana, y recordando y honrando su obra en el Manchester United, me detuve a pensar en la enorme capacidad que ha tenido Ferguson para crear un modelo sólido y reconocible de juego para sus diferentes y numerosas plantillas. No solo ha sido admirable, sino que supone una referencia clara y necesaria que debería servir como guía práctica para entrenadores.

Ser reconocible. No es solo una palabra (muy de moda por cierto), sino que es uno de los elementos primordiales que permiten a los equipos ser competitivos y conseguir sus metas. Me explico diciendo que ser reconocible en tu juego no es en si un objetivo, pero sí que debe ser el primer estado a superar por un equipo, para a partir de ahí, seguir generando nuevos aspectos tácticos, técnicos, emocionales de su fútbol que sí les podrá llevar al éxito.

Tu nombre en la lápida. El ejemplo del Bayern de Münich, idóneo referente ahora que sobre sus cimientos ha construido el mejor equipo de Europa. Hace tres años perdió la final de la Champions League frente al Inter de Milán en el Bernabéu, y el año pasado volvió a hincar la rodilla frente al Chelsea de Di Matteo en su propio estadio, pero ¿cómo lo hizo? No solo murió de pie, sino que lo hizo sin descomponerse, siendo ellos mismos, jugando a lo que saben, imponiendo su fútbol vertical, físico, con laterales rápidos y medio campo de pierna fuerte, con Ribery y Robben como factores desequilibrantes y manteniendo una sensación inalterable de que, con indiferencia del resultado final, el Bayern era el Bayern de Münich. Allí murió, pero en la lápida se podía leer su nombre, algo que muchos equipos no siempre consiguen.

Sir Alex Ferguson Manchester United legend, modelo deportivo

@CompartirPasion

Terreno firme.  Crear un modelo, un estilo indiscutible y saber persuadir o convencer a tus propios jugadores de ello hasta que no conciban otra cosa. Desde el Barcelona de Josep Guardiola, el Atlético de Madrid de Simeone, el Everton de Moyes o el mismo Wigan de Roberto Martínez. Cuando el “cómo” se convierte en un hábito, el camino hacia el éxito es más fácil, y es allí desde donde vienen los famosos automatismos, que hacen a los jugadores de un equipo jugar de memoria, incluso buscar soluciones homogéneas de manera instantánea. Luego, la grandeza de tus jugadores y su implicación en el modelo marcará el devenir de tu equipo. Por eso, el Barcelona de Tito tiene un camino más corto (no equivocar con fácil) por recorrer en busca de la reconstrucción, ya que en su caso es obvio que la base existe, solo hace falta una renovación de plantilla y de motivación. Sir Alex Ferguson se ha reconvertido constantemente durante estos 26 años, y siempre, sin excepción, ha sido el Manchester United, sin impostores.

A medio camino. Se acaba la etapa de Mourinho, y más allá de haber hecho un Real Madrid competitivo, da la sensación de que el portugués no ha terminado su trabajo, y peor aún, me deja la sensación de que sería incapaz de hacerlo. El estilo del Real Madrid es evidentemente un juego de velocidad, de robo y salida en estampida, espectacular y efectivo sin lugar a dudas, pero cuando me he dado cuenta de que no ha terminado de instalar ese modelo ha sido durante muchos partidos de esta temporada, con su máximo exponente en la masacre de Dortmund, partidos en los que el Real Madrid de Mourinho no existió, donde se notó claramente que el modo y forma eran solo la fachada de un edificio lleno de grietas y ladrillos baratos. El Real Madrid se partió en todos esos encuentros, y nunca se vió a un equipo reconocible, en el que todos los jugadores siguieran los mismos patrones de juego. Eso fue lo que más pena me dió de la eliminación del Madrid, que nunca fue él, que ante mí murió un equipo desconocido. Cada vez lo tengo más claro, los grandes jugadores te harán invencible en entornos estables, pero estéril sin convicción en el modelo. Es necesario seguir la guía didáctica de Sir Alex Ferguson, ya que si no, puedes correr el riesgo de que te confundan con un impostor.

Gracias. Sígueme en Twitter: @Fher_Play y/o @CompartirPasion

@Fher_Play

Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas, con un Master en Dirección de Marca e Identidad Corporativa, mi trayectoria como redactor de contenidos deportivos online ha sido más extensa e intensa. Ahora redactor junior en la sección del Málaga CF enVavel.com, colaboré en la revista de fútbol internacional Marcaje Individual cubriendo noticias del Sporting de Portugal, trabajé con www.todoxdeportes.com realizando las crónicas del Villareal y poseo y gestiono un blog deportivo llamado Fher Play.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

5 Responses to Sir Alex Ferguson y los impostores

  1. Amigo Fer, de acuerdo totalmente contigo excepto en lo de “…eran solo la fachada de un edificio lleno de grietas y ladrillos baratos…” El problema es que estos ladrillos no han sido ni mucho menos “baratos”

  2. Mpurinho ha querido crear un modelo de juego que iba contra la historia del Real Madrid. Yo añadiría que a Mourinho se le ha quedado grande el Real Madrid. El otro día leí, y pienso lo mismo, que el estilo de Mourinho es bueno para exprimir durante cortos períodos a plantillas de equipos históricamente victimistas, que luchan contra el orden establecido. Eso no funciona cuando el Real Madrid ha sido en décadas el equipo que precisamente establecia el orden…. Muy buena reflexión. Me ha encantado lo de la lápida en la tumba.

    • @Fher_Play dice:

      Gracias Javi,

      yo en realidad no estoy de acuerdo contigo en esa cuestión. Jugar al galope, con electricidad y con verticalidad vertiginosa no te hace ir en contra de la historia del Madrid, ni si quiera te hace un equipo pequeño. La cuestión es dominar los dos registros, el de dominador por un lado y el contragolpe por otro. Todos vimos al Madrid y al Bayern golear al Barcelona en el propio Camp Nou, y lo hicieron jugando a partir del fallo del rival, y yo creo que fueron dos exibiciones de fútbol. Eso si, en el caso del Dortmund había que dominarle y no ser dominado, y no lo hizo. Ahí el Bayern si ha conseguido un equilibrio mortífero. Saludos!

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe