Real Madrid: Gareth Bale, el chico perfecto

Real Madrid: Gareth Bale, el chico perfecto - Real Madrid 2013/2014

@jiNKampano nos relata y analiza al nuevo jugador del Real Madrid, el galés Gareth Bale.

Da la sensación de ser el chico perfecto, y posiblemente lo sea. El yerno que toda suegra quisiera tener.

El expresso de Cardiff es un chico educado, tranquilo, parece que no le altera haber fichado por el Real Madrid ni ser el primer jugador galés en vestir la elástica blanca. Un tipo discreto, apuesto, galán, profesional, padrazo, buena gente y un gran jugador de fútbol.

A pesar de ser en estos momentos el centro de atención de todo el mundo, Gareth Frank Bale tiene la cabeza en su sitio. Gareth Bale no representa el esterotipo de “jugador más caro del mundo”, el “chico de los 100 millones de euros” ni bebe, ni fuma… ni sale por las noches, de Bale no se conocen fotos escandalosas.

Al extremo galés nunca se le ha pillado disfrutando de una ‘noche loca’, ningún medio inglés ha podido sacar fotografías del jugador, salvo en el campo. Es, sencillamente, un joven que vive por y para el fútbol y su familia. Su pareja, Emma Rhys-Jones es garantía de estabilidad en la vida de Gareth. Su idilio con la hermosa Emma es digno de mención por inusual. Comenzó a los 11 años y ahora, ambos con 24, confirmaron ese amor con el nacimiento de su hija, Alba Violet. A su chica dedica todos los goles en forma de corazón.

Real Madrid: Gareth Bale, el chico perfecto

@CompartirPasion

Entre los niños y las niñas del Whitchurch High School de Cardiff sólo hay un tema de conversación. Tras las vacaciones estivales, el tema de conversación no es otro que el niño cuya foto cuelga en los pasillos del edificio, Gareth Bale. Todavía hoy, el extraordinario jugador zurdo vuelve a veces para hablar con los jóvenes e inspirarlos. Gareth es un hombre de raíces.

Por gestos como rechazar ir a la playa cuando Redknapp le dio 4 días libres después de marcarle 3 goles al Inter de Milán y volver loco al lateral derecho Maicon, e ir a visitar a su madre a Cardiff, hablan los habitantes de la capital galesa con gran simpatía de su estrella.

Desde sus inicios, el fútbol se convirtió en la pasión para el chico galés con cara de pillo desde muy temprana edad. Un jugador que en su época adolescente, en el colegio de Whitchurch de su Gales natal, ya destacaba en cualquier disciplina deportiva.

Después de probar rugby, hockey, tenis, atletismo… decidió por suerte basar su carrera en el fútbol. Desde los 9 años ya formaba parte de la Academia del Southampton, y es que algo especial tenía aquél niño joven cuando tocaba un balón ya con temprana edad. Un jugador al que su entrenador sólo le dejaba jugar con la derecha porque si no regateaba a todos. Sus coach, entre ellos John Benjamin Toshack, desde los inicios hasta ahora coinciden en que Gareth Bale es un superdotado físico. Fue el entrenador galés y ex-entrenador del Real Madrid el que le hizo debutar en la selección galesa con tan sólo 17 años.

Si haber cumplido los 17 años, el ciclón galés, ídolo de Ryan Giggs, Zinedine Zidane y Cristiano Ronaldo, se convierte en el jugador más precoz de en debutar en la historia del Southampton sólo por detrás de Theo Walcott, ahora jugador del Ársenal.

En su habitación, llena de artículos de futbol, se demuestra la importancia del futbol en una vida, donde su familia siempre le respaldó, comenzando una carrera que empezó a ser meteórica, tan devastadora como su galopadas por el césped.

Antes de cumplir la mayoría de edad, y siempre ajeno a lo que se hablaba de él, no haciendo otra cosa que trabajar duro, fue fichado por el Tottenham Hotspur de Daniel Levy donde ha permanecido durante 6 años. Ídolo de White Hart Lane, la locomotora de Cardiff ha sido elegido 2 veces ‘mejor jugador de la Premier League’, una de ellas, ésta última temporada. A sus 24 años se ha convertido en el jugador total y ya es considerado uno de los mejores jugadores del mundo.

Real Madrid: Gareth Bale, el chico perfecto - Presentación Gareth Bale

@CompartirPasion

Sus últimos días en el Tottenham antes de fichar por el Real Madrid fueron en modo revelde, ya que Daniel Levy, presidente de los Spurs, le prometió salir si no había clasificación para la Champions. A pesar de todo, Bale siempre se mantuvo en su sitio y lo tuvo claro. Querñia jugar en el Real Madrid si o si y lo ha conseguido. Llega con tres jornadas jugadas y sin pretemporada realizada salvo entrenamientos personales, a un equipo por conocer y un verano difícil. Este chico humilde llega al Madrid con la idea de ser uno más (aunque en el fondo no lo sea), no jugarán para él como en los Spurs y tiene claro quién es y quienes son sus compañeros, sobretodo su idolatrado Cristiano Ronaldo. Es probable que necesite un periodo de adaptación para aclimatarse y quitarse la presión, olvidar la carga emocional de su faraónico transfer y ponerse manos a la obra a hacer lo que mejor sabe, jugar al fútbol.

Gareth Bale es ante todo un ‘running back’, o al menos esos fueron sus orígenes e inicios, un corredor fondista que sube la banda sin remisión cortando la defensa. Cortés como buen galés, educado y ganador, un tipo que lo ha tenido claro siempre y ha trabajado duro para ello, superando obstáculos como sus lesiones de joven. Un futbolista superlativo que siempre ha estado un escalón evolutivo por encima de sus compañeros de equipo. Su evolución es tan devastadora que ha pasado de ser un lateral izquierdo a marcar 31 goles y 17 asistencias en su última temporada con los Spurs, a pesar de que se lesionó en Marzo. Su equipo siempre ha notado sus periodos de ausencia.

Empezó de lateral izquierdo y acabó asombrando al mundo del fútbol con su exhibición ante el Inter de Milán en la Liga de Campeones, desquiciando al bueno de Maicon Douglas, lateral de la selección brasileña. Con el tiempo pasó a jugar en banda como extremo tanto a pierna buena como cambiada y terminó jugando en la punta del ataque dejándose en la posición del ’10’ con libertad de movimientos. Polivalencia absoluta para presentar unos credenciales que le han convertido en el ‘futbolista total’.

Extremadamente veloz, con una potencia descomunal e imparable con espacios abiertos. Bale es un jugador que saca su mejor versión en velocidad por su primorosa condición física. Desde parado, causa de su físico portentoso, tiene mayor dificultad para ganar el primer metro, aquello en lo que Romario era un genio. A este atleta que de niño ya corría los 100 metros en 11 segundos, una condición, para beneficiar su juego individual, es dársela siempre por delante para el que primer contacto del zurdo de Cardiff le sirva para ganar el espacio y con la facilidad que genera su zancada de guepardo, poder superar al defensor con la facilidad.

Real Madrid: Gareth Bale, el chico perfecto - Real Madrid 2013/2014

@CompartirPasion

Garteh Bale es actualmente sinónimo de tiro desde la frontal del área, una pegada bestial e intimidación a los defensores. Cuando recoge la pelota a treinta metros de tu portería es de obligado cumplimiento salirle, y si a esto hay que sumar a un Cristiano Ronaldo que obliga a lo mismo en el otro lado, nos encontramos con una encrucijada para las defensas contrarias acostumbradas a marcar al luso. Ahora no hay un solo puñal, hay dos. Uno más otro obligarán a las defensas a salir y los espacios para el último pase aparecerán casi por arte de magia a través del genio de Benalmádena, Isco Alarcón. Ahí, con el luso y el galés atemorizando como francotiradores, el delantero que sepa correr las diagonales, los escapacios al hueco, y a buscar la espalda de la defensa tirando desmarques cortos. Ahí es donde a priori entra el indolente Karim Benzema, jugador óptimo moviéndose sin balón, pero con carencias propias de un 9 puro. Pitado por buena parte del público de Chamartín, y sin la excusa de la competencia de Higuaín, el francés tendrá la oportunidad de firmar sus mejores números si sabe interpretar los miedos del adversario para parar a los tres tenores de la segunda línea. No tendrá más oportunidades y jugadores como Jesé y Morata están como locos por demostrar la sangre que corren por sus venas que parece que al francés le falta.

El Madrid de Carletto se ha vendido con gusto por el toque y el juego en espacio reducido, viviendo en campo contrario. Pero la llegada del galés, la naturaleza de sus jugadores, y detalles como la insistencia de no vender a Khedira, o la no insistencia en mantener a Ozil, sumado a que jugadores como Arbeloa siguen jugando, me invitan a pensar que el Real Madrid es más de lo mismo, un equipo con una pegada estratosférica pero de naturaleza veloz y no de tener la posesión de la pelota. Su hábitat natural es y seguirá siendo correr con ímpetu en vez de tener la posesión de la pelota el tiempo máximo posible. Eso al galés le viene como anillo al dedo.

Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, y otras hacen que suceda’.
Gracias. Sígueme en twitter @jiNKampano y/o @CompartirPasion

@jiNKampano

Redactor de CompartirPasion. Nada ni nadie golpea más fuerte que la vida. Sígueme en Twitter: @jiNKampano

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestFlickrYouTube

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe