Diego Costa y la Selección española, Simeone y el Atlético de Madrid Militar

CompartirPasion: Cholo Simeone

@javicanarion habla de Diego Costa, y de un Atlético de Madrid a imagen de las mejores unidades militares.

El Atlético de Madrid Militar de Simeone

Les prometo intentar utilizar la menor cantidad posible de adjetivos, puesto que en televisión y prensa han agotado todos los elogiantes hacia el brutal (vaya) y eficaz (lo siento) bloque que ha construido Diego Pablo Simeone con sus futbolistas. Desconozco si el Cholo Simeone ha tenido la oportunidad de hacer un servicio militar para la Argentina, o si entre sus antecesores se encuentra algún militar de prestigio, porque sí parece claro que el espíritu castrense, y el rojiblanco, corren por sus venas a riadas.

Hay una frase típica del fútbol, que como se puede comprobar, me gusta utilizar: “El fútbol es la continuación de la guerra por otros medios”. El fútbol, quizá el deporte que toma prestadas más frases provenientes del mundo de la guerra: Ariete, artillero, retaguardia, vanguardia, contragolpe, ataque, obús, cañonazo, cañonero, alas, fusilar al portero, flanco derecho o izquierdo…

CompartirPasion: Cholo Simeone - Diego Costa y la Selección española, Simeone y el Atlético de Madrid Militar

@CompartirPasion

Si el fútbol emula a la guerra, el mayor mérito del gran Atlético de Madrid que ha diseñado el Cholo Simeone guarda muchas semejanzas con cualquier cuerpo de élite de los ejércitos más afamados de la historia, desde las falanges de Alejandro, pasando por las centurias romanas, los Tercios españoles o los Delta Force de los Estados Unidos. Solidaridad, sacrificio, esfuerzo, disciplina, tenacidad, constancia, preparación físcica y psíquica, coraje, agallas, fe en la victoria… todos estos atributos adornan la clase de las que los futbolistas atléticos no están exentos.

El Cholo Simeone recogió un equipo moribundo, con disparos de metralla que le estaban haciendo agonizar. Ahora ha construido un bloque casi inexpugnable, una especie de compañía unida al estilo de las famosas órdenes militares del medievo. Un ejército de monjes-futbolistas-soldados al estilo de los calatravos, dispuestos, como decía Tiago, a morir por su mariscal de campo, al que saben más comprometido que ninguno con los objetivos bélico-futbolísticos del club. Simeone es el perfecto general, aquel que arenga y exige a sus futbolistas a partes iguales. Aquel que no permite que los soldados nuevos (Guilavogui, Anderweireld) salgan al campo de batalla hasta que no estén totalmente preparados. Una pieza del bloque que no esté al nivel de los demás, puede significar la derrota en el partido. El Atlético de Madrid ha regresado de ultratumba, sus jugadores tienen sangre en el ojo y sed de victoria, y eso les hace más peligrosos aún si cabe. Desde Courtois hasta Diego Costa, de actualidad y del que pasaré a hablar.

Diego Costa y la Selección española

Diego Costa es la sensación del fútbol europeo. El máximo goleador de las grandes ligas, eventual bota de oro del continente y estilete del mejor Atlético de Madrid que se ha visto en décadas. Sí, el del doblete incluido. Mucho se ha escrito sobre su posible convocatoria para jugar con España. Pese a ser un futbolista distinto, que quizá aportase a la Selección Española ese punto de mala leche que no tenemos desde tiempos inmemoriales, he de decir que desapruebo su participación con la Selección. Así lo siento, y ya que es el equipo de todos los españoles, y soy español, creo que tengo todo el derecho a expresar libremente mi opinión.

CompartirPasion: Diego Costa - Diego Costa y la Selección española, Simeone y el Atlético de Madrid Militar

@CompartirPasion

No apoyo su convocatoria por un motivo de Pero Grullo: Es brasileño. Continuando con los símiles bélicos, si España (Dios no lo quiera) entrase en guerra en un futuro con, por ejemplo, Marruecos, jamás se me ocurriría llevar al frente a diez oriundos de Marrakech para que organizaran mis piezas de artillería, o volaran mis más valiosos caza-bombarderos. Piénsenlo bien. EspañaBrasil, Cuartos de final, Salvador de Bahía. Cero cerismo en el resultado al final de la prórroga y tanda de penales. Se acerca al balón Diego Costa, brasileño de toda la vida, de padres y abuelos brasileños, con sesenta mil brasileños con sesenta mil banderas brasileñas en las gradas y frente a un portero brasileño… Sinceramente, no me fiaría ni un pelo. No por Diego Costa en concreto. Yo no sería capaz de eliminar a España de un Mundial. Cierto que me considero un patriota, pero por eso mismo intuyo que debe haber más personas tan patriotas como yo por el mundo, quizá una de ellas sea Diego Costa. Quizá en una Eurocopa… pero entro en conflicto por lo siguiente.

Hay otro motivo por el que miro con desconfianza la cojnvocatoria de jugadores extranjeros. Cierto que es impensable que pueda pasar en España, pero hace bien poco se pudo ver el caso de una Selección italiana de fútbol sala con todos sus titulares oriundos del Brasil. O una selección de Rugby española con casi todos sus integrantes ultramontanos franceses. Sinceramente, prefiero escuchar en la victoria a chavales que dedican el triunfo a su pueblo de Fuentealbilla, Arguineguín, Hospitalet o Tuilla, que a otros que se lo dediquen a sus amigos de Recife, Valenciennes o Saint Etienne. Prefiero escuchar una blasfemia de las duras, sonora, cortante, castellana, cuando se falla una ocasión, un tipico “mecagoenlaputaqueloparió”, que un melifluo “sacrebleu” o un “filho de puta”. Me gusta que los integrantes de mi Selección Española sean españoles, y el sólo hecho de escribirlo hace que lo vea aún más lógico. Pedimos cantera española a los equipos para alimentar a otro común a todos que quiere nutrirse de un jugador nacido allende nuestras fronteras. Lo veo ilógico.

Dicho esto, si Diego Costa marca un gol como el que marcó Iniesta y nos dio un Mundial, es obvio que lo celebraré del mismo modo. Que una cosa es preferir lo comentado y otra es ser gilipollas.

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos aquí o en los bares, o en twitter @javicanarion

 

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

6 Responses to Diego Costa y la Selección española, Simeone y el Atlético de Madrid Militar

  1. josylin dice:

    Estas haciendo una tempestad en un vaso de agua, es solo una ^^posible^^ convocatoria,estoy segura que el igual que tu y yo también es patriota, antes de jugar con la selección española ira a la suya donde sera bienvenido por su gente…

  2. Álvaro dice:

    El ejército está formado por muchísimas personas que no son españolas, mal ejemplo has escogido.

    • Cierto es lo del ejército, y personas nacidas fuera de las fronteras bien pueden ser de ayuda en tareas como extinción de incendios, servicios mínimos, o en combate, si fuera necesario, pero en contiendas en las que los países implicados no tengan relación con las raíces de los soldados… No enviaría un batallón de brasileños nacionalizados y en el ejército español a combatir en Sao Paulo en una poco probable guerra hispano-brasileña. Eso seguro que no lo haríamos ninguno…

  3. […] uno de los títulos de la última época del Real Madrid y en los mayores y mejores éxitos de la Selección Española. Se va uno de los deportistas más influyentes de este país en los últimos 15 años y, por todo […]

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe