Iker Casillas: Un Santo en el Infierno

CompartirPasion: Iker Casillas y Robben

@javicanarion hace un elogio a la figura de Iker Casillas como referente del fútbol español y mundial

“No me lo puedo creer Robben¡¡Vamos Casillas!! Robben, Casillas Uaaa Casillas que vuelve a ser Santo, Casillas que nos vuelve a iluminar el día, Casillas que cierra la portería, Casillas que anula a Robben, es el capitán, es San Iker de nuevo, acaba de salvar a España en la final”. La voz de Carlos Martínez narrando la jugada pone la piel de gallina más de tres años después de suceder esa jugada. Un balón peleado en la medular queda en los pies de Wesley Sneijder, quien con mucha inteligencia y precisión asiste a Arjen Robben. El frágil delantero holandés enfila la portería con la velocidad de un rayo, sin que Capdevila pueda seguir su estela. Entre el uniforme naranja y la red, sólo un balón, la portería y el mejor guardameta del mundo.

Un instante, una decisión en apariencia sin importancia o unos centímetros pueden cambiar el curso de la historia. El minuto 61 y los 22 segundos de partido, el hecho de elevar la pierna derecha tras vencerse a la izquierda, y unos escasos cuatro centímetros de la bota de Iker Casillas separaron a Holanda de probablemente ganar su primer Mundial. Cuatro centímetros pueden parecer pocos, pero son suficientes para salvar una vida en una trayectoria de bala, para lograr una medalla de oro en salto de longitud o para evitar ser atropellado por un conductor despistado. También sirven para ganar una Copa del Mundo.

Iker Casillas: Un Santo en el Infierno

@CompartirPasion

Sin esa parada milagrosa de Iker (y la del penalti de Cardozo ante Paraguay en Cuartos, y la de un Robben trastabillado por Puyol en la final), no habría existido ni gol de Iniesta en la prórroga. No hubiera existido la prórroga, ni Mundial, ni celebración, ni borrachera aquella noche de mi cumpleaños. Pudiera haber sido gol, y España quizá haber protagonizado una remontada heróica metiendo tres o cuatro goles, pero seamos sinceros: Todos los que hemos visto mucho fútbol percibíamos que en esa final el que marcara se la llevaría. Bien defendiendo con un 90% de posesión como España o bien a hostias como hubiera hecho Holanda.

Más de tres años han pasado desde esa parada (milagrosa, divina, espectacular, digna del mejor portero de la historia, colosal, maravillosa, se leerá en los siguientes días), e Iker Casillas volvía al escenario de “Su Mundial”. Por la parada y por ser el capitán que elevó al cielo la Copa del Mundo, como había visto hacer a Zoff, Maradona, Matthaus, Dunga, Deschamps, Cafú y Cannavaro. Dos de las tres imágenes del día más importante de la historia del fútbol español le tienen a él como protagonista. La parada y la Copa del Mundo. Sólo rivalizan con ellas en las paredes de los chiquillos españoles la instantánea del inolvidable golpeo de Andrés Iniesta.

Una vez en Johannesbrugo en el Soccer City pudo revivir aquellas sensaciones, los nervios previos y las lágrimas posteriores. Recordó lo descolocados que estaban los escasos atacantes españoles en la jugada definitiva, en la que casi todo el equipo español se quedó guardando su meta. Sonrió al rememorar la mirada asesina dirigida a van Bommel cuando al devolver la pelota desde su campo casi la introduce en la portería del gol de Iniesta… Sintió de nuevo lo grande que fue aquello. Tras ese cúmulo de sensaciones, Iker Casillas se sentará en el banquillo el próximo partido de Liga.

Infiltrado y topo, le han llegado a llamar “aficionados” de su propio equipo, a causa de una filtración de la, curiosidades de la vida, primera persona que le acusó de ello, que es el nefando José Mourinho. El entrenador que le sentó en el banquillo para poner a Adán, un buen portero de cantera: humilde, madridista y sencillo, cualidades que también definen a Iker, pero no en su nivel. Antonio Adán acaba de fichar por el Cagliari tras estar cinco meses sin equipo. Iker sufrió una lesión de media duración y en lugar de confiar en aquél que dijo estaba mejor que Iker se fichó a Diego López, suplente en el Sevilla del veterano Palop. Un buenísimo portero de cantera: humilde, madridista y sencillo, cualidades que definen también a Iker Casillas, pero que no está en su nivel.

Es de justicia reconocer que el final de campaña de Diego López estuvo a la altura de una portería que han defendido guardametas como El Divino ZamoraBetancortGarcía RemónBuyo… e Iker Casillas, el Santo. Es cierto que tras la lesión y sin continuidad, con los títulos en juego, era complicado que Iker entrara en la dinámica (pese a que, como opinión personal, habría relevado al gallego por el mostoleño al primer partido disponible del segundo). Puede que el engendro de la Copa Confederaciones hiciera que Iker Casillas llegara más tarde y tuviera menos días para convencer a Ancellotti, que contaba con Diego López desde el principio de la pretemporada. Ciertas son todas estas cosas, pero no es menos cierto que Iker Casillas es el mejor portero de la historia del fútbol. Es el más decisivo. Sus paradas cambiaron la historia no sólo del Real Madrid o del fútbol nacional, sino del fútbol mundial. Muchos equipos que antes jugaban sucio o violento ven en el juego combinativo y de espectáculo de España un camino hacia la gloria que alcanzamos en un altísimo porcentaje gracias a las paradas de San Iker.

CompartirPasion: Casillas y Zamora

@CompartirPasion

Es cierto que cada jugador tiene su momento de apartarse a un lado para dejar a otro más joven, más brillante o con más hambre para que progrese y se haga con el puesto. Pero Iker Casillas es de la edad de Diego López, no parece que su hambre de títulos con la Selección y con el Real Madrid haya mermado lo más mínimo y está en el punto justo de cocción de un portero donde se unen la potencia física y la experiencia. Es el capitán del Real Madrid y de la Selección Española. Es un señor dentro y fuera del campo, directo heredero de los valores transmitidos por Di Stefano, Amancio, Pirri, Butragueño y Raúl, valores que en un futuro heredarán Sergio Ramos o Jesé Rodríguez. La gente que le acusa de violar la intimidad del vestuario lo hace siguiendo las intenciones – blasfemias, diría yo – de un mercenario que se fue del Real Madrid vaciando más la caja de lo que llenó las vitrinas.

Iker Casillas es un símbolo, el único que yo recuerde respetado tanto en Barcelona como en el Manzanares. En la Península y en las Islas. En España entera, en Europa y en el Mundo. Por encima de Zidane. Por encima de Raúl, nunca bien visto en el Calderón. Continuamente vemos los aplausos merecidos que verdaderos magos de este deporte reciben en los estadios más emblemáticos: Del Piero, Pirlo, Valerón, Giggs. Caballeros de la cancha, artistas de este juego llamado fútbol. Pues bien, en España disfrutamos ahora de Andrés Iniesta, Xavi Hernández e Iker Casillas como máximos exponentes de ese otro fútbol, del que distingue a los jugadores de los dioses. Hay gente que desea negarle a uno de los nuestros el pan y la sal que sí le ofrecen (merecidamente) a otras leyendas del fútbol. A su retirada, Iker Casillas será más leyenda que todos ellos. Que Giggs o que Pirlo.

Iker Casillas es más que un patrimonio nacional. Es el mejor portero de la historia. No ponerle de titular es de ciegos. Insultarle y no apoyarle y aplaudirle no es de antimadridistas, pues ellos le aplauden: es directamente de ser necios.

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos aquí o en los bares, o en twitter @javicanarion

 

Iker Casillas: Un Santo en el Infierno - Iker Casillas y la selección campeones de eurocopa 2012

@CompartirPasion

 

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

3 Responses to Iker Casillas: Un Santo en el Infierno

  1. Rubens dice:

    Una gran pagina, un gran trabajo… Me gusta todo lo que haceis y comentais. Es evidente k iker va a seguir siendo el mejor portero del mundo, pero tiene un problema de 1,96. Su altura nunca fue una desventaja pero siempre ha sido un canon k ha venido siendo su talon de aquiles… Mourinho solo dejo ver que nunca ha tenido competencia desde cesar y solo keria darle ese toque de humildad que, al parecer, se le fue enfriando desde que empezo con el avatar de color carne k dicen, y digo dicen por que no vale ni para los 5 minutos k tiene de hacer su espacio, que es presentadora de deportes… Y evidentemente volvera a su posicion que es ser el portero titular, pero super lopez se lo va a poner muuuuuy dificil. Un saludo

  2. Muchas gracias, Rubén, se agradecen mucho los comentarios… El problema de la altura… bueno, creo que Iker no es un tapón tampoco… es como cuando Nadal juega contra torres que sacan muy potente… pero nos olvidamos que el propio Rafa mide más de 1,80. Ni Buyo, ni Valdés, ni Palop, ni Reina, por ejemplo, son unos leños de tíos, y son grandes porteros también. La altura es importante en un portero pero para mi gusto lo es más parar las que tiene que parar… e incluso las que sólo puede parar él. Y en eso Iker es único.

    En cuanto a lo de Carbonero… efectivamente hizo comentarios desafortunados. Pero un error lo comete cualquiera y no lo ha vuelto a hacer, consciente de que metió la pata. Y sentar al mejor portero del mundo porque su novia sufre de incontinencia verbal transitoria me parece cuando menos un poco exagerado.

    De nuevo muchísimas gracias por el comentario. Le invito a que nos siga leyendo. Un saludo.

  3. @jiNKampano dice:

    Ha perdido por momentos el aura que le ha acompañado toda la vida. Nadie golpea más fuerte que la vida e imagino que Iker no esté acostumbrado a que algo le salga mal. Debe ser fuerte y aguantar pues la vida suele poner a cada uno en su sitio.

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe