Echo de menos, el fútbol

Echo de menos el fútbol

@jiNKampano echa la vista atrás y nos recuerda cómo era el fútbol de antes, con la nostalgia que supone recordar tiempos pasados, pues como bien dice el refrán, “Cualquier tiempo pasado, fue mejor”.

Echo de menos las largas jornadas domingueras, aquellas jornadas en las que se disputaban todos los partidos a las 5 de la tarde. Aquellos domingos, donde un servidor, en su adolescencia, después de jugar un partido de fútbol con los amigos en el parque, previo paso por la Catequesis y “la Misa”, se iba a escuchar el “Carrusel Deportivo”; pero no en su iPhone o su Android con la aplicación de turno, una de las 400 mil que hay para cada cosa ya sea para ver el resultado “online” o audio, sino en la radio de toda la vida, aquella que funcionaba a pilas. Lo más tecnológico y avanzado que podíamos disfrutar era ver por “Teletexto” los resultados, todos a la vez, los goles cayendo uno tras otro. Eso si, las pilas duraban eternamente… y si se caía la radio, sin problema.

Echo de menos, el fútbol - Pepe Domingo Castaño

@CompartirPasion

Echo de menos ese carrusel de goles, ya que los partidos se jugaban todos a la misma hora, ese devenir de un gol tras otro durante dos horas, y la mítica voz de Pepe Domingo Castaño cantando aquello de …. “Goool en las Gaunaaas”. Ahora no sabe uno a qué hora juega cada equipo, sobretodo si eres más veterano y no te adaptas a las nuevas tecnologías. Siento aquel fútbol más puro, más real, menos artificial y negociable. Más sencillo y emocionante hasta que las garras de dinero lo mataron.

Echo de menos las ligas de 20 equipos, no de 2 y 18 comparsas. Donde el Real Madrid podía visitar la Romareda y perder, y el Barcelona visitar el Sadar y salir con el mismo destino. Añoro las ligas donde el campeón ganaba con 70 puntos y no 100, y el 2º no le sabaca 30 puntos al final de campeonato sino que entre los primeros había apenas diferencias. Añoro las ligas donde la victoria valía 2 puntos y el empate 1. Echo de menos las Copas de Europa donde las eliminatorias eran entre campeones y no el cuento que se inventaron luego para recaudar dinero, donde ya no emocionante no sólo las liguillas de broma, previas a los cruces, sino tan si quiera estos últimos. Echo de menos ver como Shevchenko y su Dinamo de Kiev mandan a casa al F.C. Barcelona, añoro el Milán de Sacchi, la Juventus de Lippi, el United de Ferguson, el Liverpool de Benítez, el Ajax de los Seedorf, Davids, Kluivert, Finidi, Overmars… Echo de menos a Bergkamp, Cantona, Ginola, Papin, Cole, Yorke, Scholes, Dani Blind, Costacurta, Baresi, Maldini, Di Vaio, Di Livio, Del Piero, Litmanen, Weah, Effenberg, Kahn, Matthaus, Sammer, Laudrup, Romario, Zidane, Ronaldo, Raúl y tantos y tantos extraordinarios jugadores.

Echo de menos, el fútbol - liga 94 95

@CompartirPasion

Echo de menos los partidos de los Sábados, aquellos que solían ser partidazos, que veías mientras cenabas y te preparabas para salir de fiesta, o siemplemente veías en el bar tomando café. Ahora lo televisan un lunes y tienen la misma emoción que Kiko Rivera hablando del sexo de los ángeles.

Echo de menos ver equipos como el Salamanca, Extremadura, el Mérida, el Compostela o el Albacete en primera, o ver los ilustres equipos asturianos en la primera división. Anhelo ver a clubes tan modestos con jugadores como Marco Lana, Mostovoi, Fabiano, Penev o Zalazar. Añoro ver los 6 primeros puestos completados por equipazos como el Madrid de Capello, el Barca de Ronaldo, el Valencia de los ‘Kily’ González, Gerard, Mendieta, ‘Piojo’ López o el Español de Benítez y Lardín. Añoro equipos como el Tenerife quitándole la liga al Real Madrid con Derticia, el Superdepor de los Mauro Sílva, Fran, Bebeto, Víctor, Djaminha, Makaay o Diego Tristán, los equipos de Sevilla con Tsartas y Alfonso, o los del norte con Julen Guerrero, Larrazabal o Karpin y Aranzábal.

Echo de menos el fútbol - Jesús Gil y Caneda

@CompartirPasion

Echo de menos personajes ilustres como Caneda, Jesús Gil, Eugenio Prieto o Joan Gaspart. Echo de menos aquellas “trifulcas”, el “Smooth Criminal”, puñetazos incluídos, o declaraciones “on fire” declarando su odio eterno al rival, que al menos eran más puras y entretenidas, y no ver la demogogia actual acompañada de delitos fiscales, imputaciones, blanqueos de capitales, y demás menesteres, aunque bien es cierto que, por aquel entonces, ya se daban.

Echo de menos comentar la jugada con los amigos y no a traves de una red social, poder cambiar impresiones desde la ilusión que te brinda la adolescencia y no enmascarado en un ‘nick’ desde el anonimato que te brinda un foro en internet.

Echo de menos las piernas de los jugadores sin espinillas, como auténticos gladiadores, sin excusas porque el campo “está mal” y no toda la parafenalia actual, donde los jugadores parecen modelos más que otra cosa. Echo de menos la testosterona de Camacho, los pelos de Ricardo Gallego, la raza de Hristo Stoichkov y la mala uva de Hugo Sánchez. Echo de menos la pureza, e incluso la “dureza” en algún caso de antaño, donde los jugadores parecían jugadores y no otra cosa.

Echo de menos el fútbol - Ignacio Lewin

@CompartirPasion

Echo de menos que las cosas se queden en el campo y no trascienda a la nueva calaña deportiva, los paniaguados, ahora conocidos como “Contertulios” de los “Reality show” actuales deportivos, donde su única preocupación es ser líder de audiencia y “Trending Topic” en Twitter, sea el precio que sea el que haya que pagar, incluso la calidad. Todo por… no podía ser de otra forma, dinero. Añoro “El día después”, “Gigantes del basket” donde los debates insulsos no existían y predominaba la educación deportiva.

Echo de menos ir a cambiar los cromos Panini a la plaza con mis amigos y no estar pegado a celular todo el día. Anhelo las Adidas, las Nike Air Jordan y las Reebook de “Pump”, el PC Fútbol y los vídeos VHS donde tenia grabados las semifinales del Real Madrid contra el Inter o el 12-1 de España a Malta porque no teníamos “YouTube” como ahora. Añoro cuando se iba al estadio Santiago Bernabéu como un aficionado más, con su bocadillo de calamares, y no verse rodeado de la “élite”, que están más preocupados por hacer contactos y negocios que en el propio partido.

Echo de menos los “cortos” y las “tapas” con los amigos en un bar mientras Ronaldo se iba de 4 jugadores, o Mijatovic marcaba y se lo dedicaba a Fernando Sanz, y no tanto “Pai Per View”, o “GolTV” en casa.

Echo de menos incluso, los ‘pufos’ del tipo Elvir Baljic, Perica Ogjenovic, Congo, “Rambo” Petkovic, Dragan Ciric, Emmanuel Amunike o Winston Bogarde. Añoro que el fútbolista “modelo” fuese Emilio Butragueño o Míchel tocándole las “partes nobles” a Valderrama, y no tanto David Beckham o Cristiano Ronaldo.

Echo de menos de menos los buenos articulos en prensa escrita, con la magía que da el papel impreso. Echo de menos el fúbol… o igual es que me estoy haciendo mayor, y por tanto, un romántico lleno de nostalgia.

Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, y otras hacen que suceda’.
Gracias. Sígueme en twitter @jiNKampano y/o @CompartirPasion

@jiNKampano

Redactor de CompartirPasion. Nada ni nadie golpea más fuerte que la vida. Sígueme en Twitter: @jiNKampano

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestFlickrYouTube

6 Responses to Echo de menos, el fútbol

  1. Miriam González Martín dice:

    Yo también, pero ésto se ha convertido más bien en un espectáculo morboso y lleno de chismes. Por eso desde hace muchos años prefiero las motos. Al fin y al cabo los pilotos no airean sus trapos sucios ni se suellan vivos..
    Felicidades por el texto·!

  2. @jiNKampano dice:

    He percibido que eres fan de Jorge Lorenzo. Acabo de ver una entrevista suya con Risto Mejide y me ha gustado. Un saludo y gracias.

  3. Joder, me has tocado la fibra sensible, soy muy nostálgico siempre… Añora la prensa antigua escrita, pero este artículo es un dignísimo sucesor de aquella prensa de calidad, enhorabuena! Yo echo de menos ir al campo por mil quini o dos mil pelas, al gallinero del Bernabéu de pie, en invierno, sin las estufas nuevas que te hacen sudar como un pollo en pleno enero.

    Echo de menos mi estadio Insular, que vio a la gran UD Las Palmas subcampeona de Liga y de Copa. También las avalanchas de los fondos, asientos de pie, que se producían después de los goles. El fútbol en el estadio es donde se ha notado más la evolución a peor, cambiando la pasión por la comodidad de una sala de cine o teatro. En esto, Las Ventas al menos sigue teniendo algo más de sabor antiguo.

    Echo de menos todos esos equipos que dices, y los campos embarrados sin drenajes modernos de los campos del norte, del Tartiere, del Plantío, de Atocha. También se echa de menos Sarriá, el Luis Sitjar, mi Insular… campos en los que en invierno sólo cabían dos posibilidades: O luchabas a puros huevos o los locales eran capaces de devorar tu hígado.

    Jugadores sin espinilleras, con las medias caídas, como dices. Regateadores ratoneros como Onésimo, Valverde o Sabas, capaces de quebrar cinturas de centrales de los de antes en una baldosa de terreno. Echo de menos los tiempos en los que había un nueve, un delantero centro. No había trequartistas, ni nueves y medios, ni falsos delanteros. Hablo de los Milosevic, Kodro, Morientes, Hugo Sánchez, Salenko, Penev, Claudio, Salinas… tipos que se partían literalmente la cara con los defensas marcando un saco de goles, terror de los centrales de cualquier equipo grande.

    Echo de menos los defensas que se dedicaban a defender. Tipos que daban menos toques a una bola sin caer que yo, pero que DEFENDÍAN. Tipos como Giner, Camarasa, Prieto, Martagón, Jiménez, Paco Jémez, Nando, Aguado del Zaragoza, Belsúe, Nadal, Hierro, Sanchís, Marcelino, Chendo… No sacaban el balón jugado ni falta que los hacía, porque para eso ya estaban los centrocampistas, como Milla, Redondo, Guardiola, Mauro Silva, Gallego, Ander Garitano, Mostovoi, Berto del Oviedo, Aldana, Santi Aragón, Fernando Colomer….

    Tengo mucha nostaliga de aquellos tiempos, sí…

    ¡Gracias por el articulazo!

  4. @jiNKampano dice:

    Un desliz no hacer mención al histórico UD Las Palmas, pero hay muchos más como el Cádiz, Logroñés, Burgos, etc. Un saludo, Javi.

  5. Recuerdo mis domingos tumbado en la cama con la radio de mesilla de noche y una bolsa de gominolas escuchando los partidos. Llego un momento que sabía de quien era el gol según la voz del locutor. Como bien dices los sábados eran partidazos que los veíamos mientras cenabas y te preparabas para salir de marcha. Yo era de butanito. Ahhh como bien dice Javi te has olvidado de la UD Las Palmas.

  6. @jiNKampano dice:

    Yo era de la SER, inclusive luego oía “El Larguero”, donde esperaba con impaciencia el análisis de el “Sanedrín”. La verdad es que he perdido esas buenas costumbres.

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe