UD Salamanca: Cuando un aficionado pierde a su equipo

CompartirPasion: UD Salamanca

@javicanarion@CompartirPasion rinden homenaje a la extinta sobre el papel pero no en el corazón UD Salamanca, a su afición, y por extensión a todas ellas que pasaron por este complicado trance.

Quise comenzar el artículo intentando expresar el dolor que debe sentir un aficionado cuando el equipo de sus desvelos desaparece. La sensación que queda tras comprobar que el balón nunca rodará más en un césped que considerabas sagrado. Cánticos que jamás volverán a escucharse desde los fondos del estadio. Recuerdos de infancia y juventud que quedarán para la nostalgia, como nuestras fotos de pequeños en un álbum, con las esquinas redondeadas. Quise escribir el vacío que debe suponer para un aficionado acérrimo a la UD Salamanca su desaparición, pero en realidad ya alguien futbolero lo describió en una de sus canciones, así que dejemos a Joaquín Sabina que nos explique qué siente un ser humano cuando le arrebatan una de las cosas más queridas de su vida:

Extraño como un pato en el Manzanares,
torpe como un suicida sin vocación,
absurdo como un belga por soleares,
vacío como una isla sin Robinson,
oscuro como un túnel sin tren expreso,
negro como los ángeles de Machín,
febril como la carta de amor de un preso…,
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

Vencido como un viejo que pierde al tute,
lascivo como el beso del coronel,
furtivo como el Lute cuando era el Lute,
inquieto como un párroco en un burdel,
errante como un taxi por el desierto,
quemado como el cielo de Chernobil,
solo como un poeta en el aeropuerto…,
así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

Más triste que un torero
al otro lado del telón de acero.
Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.

CompartirPasion: UD Salamanca

@CompartirPasion

Crisis, dirigentes inútiles, poca sensibilidad social, años de carestía, temporadas aciagas unidas a una gestión infame, reflejo de un país en el que creíamos que las longanizas con las que atábamos a los perros eran infinitas. Aires de grandeza, hipotecas del futuro, sueños rotos… Todas estas circunstancias unidas para derribar una institución que es un sentimiento. Un equipo de fútbol de la patria chica es para un buen aficionado algo imprescindible en la vida. Supone dedicarle muchos pensamientos a lo largo de la semana, cientos de lunes mirando la clasificación en los periódicos, haciendo cábalas, echando cuentas que solían ser de la lechera. Alegrías en forma de ascensos y decepciones inenarrables con apariencia de descensos de categoría. Tertulias con los conocidos de otras ciudades y otros equipos en las que sólo tú mismo te sientes emocionado, alegre, glosando las gestas de un equipo que por modestas no pueden compararse con las de los Grandes de España (Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Athletic de Bilbao, Valencia), depositarios de los cariños de la mayoría de la población futbolística.

CompartirPasion: UD Salamanca Estadio Helmántico

@CompartirPasion

La UD Salamanca es la última víctima (de momento) de unos años difíciles para el país, para el deporte y también para el fútbol patrio. Tras unos años de “Kalise para todos“, las instituciones públicas que en gran medida actuaban como albañiles y fontaneros, tapando agujeros y fugas de los equipos de su tierra, han tenido que cerrar el grifo para dedicarse a tapar los agujeros y las fugas de su propio domicilio. El dinero ya no parece caer del cielo y los clubes deportivos que se dieron cuenta demasiado tarde y siguieron contando con él, se han enfrentado a un problema de deuda mayúsculo que no atenuaba con el paso de los años. Málaga, CD Logroñés, Extremadura, CP Mérida, CD Badajoz, Linares… son equipos que desaparecieron dejando desolada a una afición que desde la más tierna infancia se identificó con unos colores que jamás dejarán de ser los suyos. Dentro de décadas, frente a unas cartas y unos licores en un bar, se seguirá hablando de sus respectivas hazañas evocando lo que fue y dejó de ser. Real Racing de Santander, Real Oviedo, UD Las Palmas, Deportivo de La Coruña, Valencia CF o Atlético de Madrid son ejemplos de equipos que están con el agua al cuello, o han sorteado sus respectivas desapariciones. Han tenido más suerte que la UD Salamanca, pero harían bien en poner sus barbas a remojar, puesto que no siempre habrá un recoveco legal que garantice un año más su supervivencia. Valga este artículo como homenaje a la afición charra…

CompartirPasion: Escudo UD Salamanca

@CompartirPasion

La UD Salamanca nació un 9 de febrero de 1923 como Unión Deportiva Española. Más tarde, Club Deportivo Salamanca hasta que en 1932 se estableció el definitivo nombre de Unión Deportiva Salamanca. Sus colores: blanca la camiseta, negro el pantalón y blancas con vuelta negras las medias. El escudo, un balón de la época antigua, las siglas de la UDS y el puente romano sobre el Tormes con un toro y una encina donde el ciego dio un empellón a un ladronzuelo Lazarillo al pensar que el pícaro le estaba robando.

Tras unos años en categorías regionales, la UD Salamanca se ganó el derecho a disputar el campeonato de Segunda División en 1936, pero el inicio de la Guerra Civil retrasó su debut hasta la temporada 1939/40. Toda la época de Franco la pasó como equipo ascensor entre las categorías de plata y bronce del fútbol español, hasta que en 1973, cinco años después de inaugurar el Estadio Helmántico, y de la mano de José Luis García Traid, el equipo consigue dos ascensos consecutivos y se estrena en la Primera División. Hasta final de década fue la época de oro de la UD Salamanca, pues jugó ininterrumpidamente en Primera División, rozando puestos que daban acceso a competiciones europeas (7º en la 74/75) y llegando en el 1977 a la semifinal de la Copa del Rey. Descendió en 1981 a la Segunda División para ascender de nuevo a finales de esa misma temporada. No duró mucho.

CompartirPasion: UD Salamanca

@CompartirPasion

La caída fue de órdago. Dos descensos consecutivos le volvieron a poner en la Segunda B. Sucedieron varios años penando entre la segunda y tercera categoría y la conversión en Sociedad Anónima Deportiva. Juan José Hidalgo, presidente de Halcón Viajes, y ejemplo vivo de la antiquísima frase Quod natura non dat, Salmantica non præstat, se hizo con la mayoría de acciones del club. Hidalgo sin embargo tuvo unos primeros años acertados en la presidencia, con un nuevo ascenso a Primera División en 1995, con Juan Manuel Lillo en el banquillo y con una muy recordada promoción de ascenso en tierras charras. La UD Salamanca perdió en El Helmántico 0-2 en la ida frente al Albacete, pero en la vuelta en el Carlos Belmonte, vestida de morado y con un Ismael Urzáiz pletórico, marcó cinco goles a Molina para un 0-5 lapidario y ascendió a la Primera División. En la temporada del ascenso, no se pudo mantener la categoría y el equipo descendió (rebotó) en Segunda para ascender de nuevo en verano de 1997.  La primera de las dos temporadas consecutivas del Salamanca en Primera fue antológica. Se consiguieron unos resultados increíbles, como un 6-0 al Valencia de Ranieri, el Piojo López, Mendieta, Sánchez… un 5-4 al Atlético de Madrid de Christian Vieri, que marcó los cuatro goles rojiblancos, y un increíble 4-3 en El Helmántico y 1-4 en el Camp Nou al Fútbol Club Barcelona de Rivaldo y Guardiola. Sin embargo, una nefasta temporada 97/98 dio con sus huesos en Segunda División, y se inició una nueva etapa de ascensor entre Segunda y Segunda B. En 2013, tras convocar un concurso de acreedores en el que no hubo acuerdo con el pago de las deudas, se declaraba al equipo desaparecido el 18 de junio de 2013, 90 años después del nacimiento del club charro.

CompartirPasion: UD Salamanca

@CompartirPasion

No es el equipo más laureado de España. Ni siquiera de Castilla. Pero es el equipo representativo de una provincia tan histórica para España como lo es Salamanca. Fue un sentimiento que durante noventa años unió a generaciones de salmantinos, décadas en las que los abuelos iban de la mano de los niños al Helmántico para ver jugar a su Unión. Se dice que a lo largo de una vida se puede cambiar de partido político, de país de residencia, y hasta de pareja, pero jamás se cambia de equipo de los amores. Esa es la orfandad a la que se enfrentan miles y miles de unionistas charros aficionados al histórico equipo de la ribera del Tormes. La estulticia e ineptitud de unos dirigentes a los que la naturaleza no les dio lo que ni siquiera Salamanca podía prestarles provocó que la UD Salamanca muriera ella sola aunque la mataran entre todos. La ciudad continuará, como bien pude comprobar este fin de semana, con su febril actividad de estudiantes, de Erasmus en busca de aventuras y orgasmus, de sus fiestas universitarias y de despedidas de soltero. Las milenarias piedras de las canteras de Villamayor que sostienen las cúpulas de sus dos catedrales seguirán devolviendo las paredes que los críos salmantinos tiren contra ellas con sus balones de fútbol estrenados el día de Reyes, pero los lunes, en los bares, sólo se escucha ahora hablar de fútbol en pasado, ojos humedecidos y mirada nostálgica, y no en presente o en futuro. Ya nadie echa cuentas, nadie mira las clasificaciones en las páginas deportivas. La ciudad sigue tan hermosa, borracha, culta y limpia como siempre, pero jamás dejará de estar de luto por su UD Salamanca.

El Helmántico se llena
de gritos de la afición,
cuando el equipo volcado
lucha y brega con amor.

¡Hala Unión!
¡Hala Unión!
¡Hala Unión!, grita Salamanca,
¡Hala Unión!, grita la afición,
jugando así el equipo,
Salamanca es campeón.

CompartirPasion: UD Salamanca

@CompartirPasion

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos aquí o en los bares, o en twitter @javicanarion

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

10 Responses to UD Salamanca: Cuando un aficionado pierde a su equipo

  1. Miriam González Martín dice:

    Sólo el título ya sobliga a leer. Sigo de aprendiza y tomo nota 🙂

  2. Qué gran artículo Javier. Yo fui socio de la gloriosa Unión Deportiva Salamanca ininterrumpidamente desde la temporada 1999/2000, desde que tenía 5 años llevo siguiendo un sentimiento que me inculcaron y que posteriormente desarrollé con muchísima pasión. Está claro que la Unión no murió, la Unión permanecerá viva mientras la gente siga recordándola, como haces tú en el artículo, y así seguirá infinitamente.

    Un saludo.

  3. Por cierto, en Salamanca no olvidamos lo pasado, pero muchos de nosotros ya miramos hacia el futuro con gran ilusión. Como quizás sabéis, en Salamanca se creó un nuevo club que está compitiendo actualmente en Tercera División (apoderándose y usurpando los derechos del CD Salmantino. filial de la UDS) y quizá se cree otro proyecto comandado por Hidalgo que usurpe los derechos de la Unión.

    Algunos de nosotros rechazamos esos valores, por lo que nos juntamos y decidimos crear un club diferente, único en toda España en el aspecto que no intenta sustituir a nadie, sino que definimos como un CLUB HOMENAJE, que sirve para hacer recordar a todo el mundo que en Salamanca tuvimos un club histórico que mataron con 90 años. Nos regimos por el sistema más limpio: un socio, un voto. Somos ya 1050 socios que hemos votado la equipación, el escudo y el himno, y en breve podremos votar hasta la junta directiva, y competiremos desde la próxima temporada en la Primera Provincial salmantina (sexta categoría nacional). Por 20€, el carnet de socio permite no solo ver partidos de fútbol, sino también tomar decisiones relevantes referentes al club,

    Esta es la página web para que le echéis un vistazo: http://www.unionistascf.com.

    • Muchísimas gracias Pol. Tengo un compañero de trabajo socio también del Salamanca desde hace muchísimos años (gracias por las revisiones del texto, Alberto Sánchez), que siempre que me intereso por la situación actual de la masa social de la antigua UDS me cuenta los movimientos que hay para crear un nuevo equipo de fútbol en la ciudad.

      Sé que Hidalgo quería hacer un equipo y llamarle Athletic de Salamanca o algo parecido. Y también que quiso comprar los derechos del Salmantino por 250.000 € si no me equivoco, no sé si al final lo habrá conseguido o no… al final creo que no le dejaron competir en 2ªB por no ser sociedad anónima… corrígeme si me equivoco en algo.

      También sé la maravilla que intentáis construir todos los socios que amaron a la UDS, como tú, y que están hartos de mangoneo, de promesas no cumplidas y de chorizos varios, único embutido que no tiene cabida en vuestra maravillosa provincia. Espero que salga adelante, pues soy un enamorado de la ciudad de Salamanca, la he podido visitar en más de 30 ocasiones y lo sigo haciendo, como el fin de semana pasado. Por eso quería hacerle un homenaje al equipo y sobre todo a sus aficionados, a gente como tú o mi compañero Alberto, que no se merecen quedarse sin equipo que represente vuestros corazones.

      Muchísimas gracias por leerme, y porque te haya gustado la entrada sobre tu histórico equipo.

      Un abrazo, y espero que continúes leyéndonos…

    • He echado un vistazo a la página y tiene una pinta de verdad estupenda. Te invito a que cuando haya novedades las compartas aquí con nosotros y con todos los aficionados de la UDS que puedan leer este artículo. Cuantos más charros se unan, más fuerza tendrá el Unionistas de Salamanca. Genial el In Memoriam VDS del escudo…

  4. PacoUDS dice:

    Gracias por escribir sobre la Unión Deportiva, la otra, la de Salamanca, (así se referían a ella desde Las Palmas cuando nos enfrentabamos, todavía me acuerdo).

    Yo también soy socio del nuevo Unionistas de Salamanca, y estamos muy ilusionados con el nuevo Club, aunque nunca podremos olvidar a nuestra UDS.

    Dices que la UD Las Palmas también está en peligro, espero que no tengáis que vivir nunca lo que nosotros hemos vivido; la UD Las Palmas, no sé si por la U y la D de su nombre, por estar en la mejor región de España (para mí, Canarias lo es aun sin haber estado allí nunca, de momento), o por ese acento que tanto me gusta de las canarionas, pero es uno de los pocos equipos que siempre ma han caído bien.

    • Hola Paco, ¡muchas gracias por tu comentario! En Las Palmas de Gran Canaria se le tiene muchísimo cariño también a la UD. Como dices, no sé si por ser también Unión Deportiva (más antigua que la nuestra), por la cantidad de canariones que hay estudiando en Salamanca o por puro azar pero son dos equipos que siempre he considerado afines.

      Si no conoces Gran Canaria te invito a hacerlo, estoy convencido de que te gustará mucho. Con el acento que dices, el cariño que demuestra la gente al peninsular que nos visita, el ron de la tierra y el Atlántico estoy seguro de que no te vas a arrepentir. Afortunadamente yo he visitado Salamanca más de 30 veces, puedo decir sin mentirte que es mi ciudad favorita en la Península donde pasar un fin de semana. Estoy allí como en casa.

      Un saludo, y ¡Hala Unión! y ¡Pío pío!

  5. Anónimo dice:

    Aupa union de un sportinguista con mucho cariño!

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe