No me falles Las Palmas, yo nunca te he fallado

CompartirPasion: Estadio de Gran Canaria en Las Palmas

@JaviCanarion para la previa de la final del playoff de ascenso entre el Córdoba y la Unión Deportiva Las Palmas (TV: Canal + /  ida Estadio Nuevo Arcángel jueves 19 de junio, 20:00 h.p.  / vuelta Estadio de Gran Canaria, domingo 22 junio, 17:00 h.i.)

Señores yo soy canario y tengo aguante, y sigo a la Unión Deportiva por todas partes… ¿¿por qué??  Porque es un sentimiento, que se lleva en el corazón; yo daría toda mi vida por ser campeón. Soy canarión, soy canarión: Ser grancanario es un sentimiento que efctivamente se lleva muy profundo en el corazón. Es cierto que la patria chica se siente, se debe sentir de una manera intensa, pero tengo la sensación que el hecho excepcional de que Gran Canaria sea una isla con los contornos tan claramente delimitados ayuda a aumentar ese apego a nuestras cumbres, nuestras playas, nuestro carnaval, y por supuesto nuestro equipo. La Unión Deportiva Las Palmas es el equipo de Gran Canaria entera. Lleva el nombre de la capital de la isla con orgullo desde hace 65 años por los campos de España y de Europa, y estamos sólo a un paso de volver a disfrutar de sus hazañas en la Primera División, doce años después.

CompartirPasion: Estadio Insular en Las Palmas

@CompartirPasion

¡¡Pío, pío!! ¡¡Pío, pío!! : Es el grito de guerra que nacido en el Estadio Insular se propagó por toda España a medida que los grancanarios fueron más y más numerosos en las universidades y los trabajos de las ciudades más importantes de la Península. Es el cántico que nos diferencia, que nos hace especiales, que nos distingue de las demás aficiones del país. Un grito referido al pájaro al que las Islas Canarias prestó el nombre, amarillo como el sol que baña las doradas playas de Gran Canaria. Sólo 180 minutos separan a la afición de la UD Las Palmas de poder volver a corearlo en los escenarios más míticos de Primera División. Si los jugadores del equipo lo consiguen, la temporada que viene se escuchará en San Mamés, el Calderón, Mestalla, el Bernabéu o el Camp Nou.

Con la gente de siempre bebiendo Tropical, cada partido más fuerte cantaremos estaremos contigo a muerte hasta el final. Es de primera, Las Palmas es de primera, y pobre del que quiera robarnos la ilusión: Es una ilusión inmensa, que recorre las venas del cuerpo de todos los que nos consideramos amarillos de corazón. Es la ilusión de una generación que apenas ha visto a la UD Las Palmas en Primera División, lugar natural en los primeros 40 años de historia del equipo amarillo. Campo de batalla de las mayores hazañas de los grandes jugadores que hicieron vibrar el viejo Estadio Insular. Ecos de los gritos imponentes de Juan Guedes. Recuerdos de la clase al sacar el balón de Tonono, y de la inmensa calidad de Germán Dévora, el Maestro. Las paradas de Antonio Betancort, Carnevali  y de Manolo El Gato de Arucas. Los desplazamientos de balón de Miguel Ángel Brindisi, las galopadas de Mamé León, las recuperaciones de Paco Castellano, los goles de Morete, Rubén Castro y Orlando Suárez y la magia infinita de Juan Carlos Valerón, faro de esta Unión Deportiva Las Palmas que quiere volver a demostrar a España entera que su sitio es el de siempre. La Primera División.

La UD Las Palmas necesita convertir el Gran Canaria en el Estadio Insular - Estadio Insular

@CompartirPasion

Vamos, Unión Deportiva, dale una alegría a tu afición. Sabes todo lo que siento, yo te llevo dentro de mi corazón: Es el momento de devolver a la afición parte de la alegría robada en los últimos años. La gran mayoría de los jugadores que van a saltar al césped son de la isla. Han vivido, como aficionados, la etapa más oscura de la historia de la Unión Deportiva Las Palmas. Deben sentir la responsabilidad de su cometido, lo que significa para la afición, la alegría que cada uno de los aficionados, que han sufrido como perros con el equipo en los últimos años, se van a llevar con un ascenso de la UD Las Palmas a Primera División. La afición siempre ha estado con ellos, es el momento de que ellos lo sientan dentro y se dejen hasta la última gota de sudor, hasta el último jirón de la piel para llevar la goleta amarilla al puerto de Primera División.

Cuando voy por la calle caminando, y me preguntan si del Barça o del Madrid, yo levanto la cabeza orgulloso, y les digo de Las Palmas a morir: Para todos los canariones, en especial para los que estamos exiliados, este cántico nos pone la piel de gallina. Fuere rico si me dieren un euro cada vez que he tenido que explicar nuestra gloriosa historia, nuestro alma de campeón, nuestras luchas por Ligas y Copas del Rey mano a mano con los equipos más potentes de la Península. Ante los ojipláticos preguntones, una y otra vez he debido desgranar los logros de un equipo creado desde una isla para competir con dignidad, humildad y honradez con los demás conjuntos de España. Y gracias a estos valores consiguiendo unos resultados asombrosos si la vara de medir son los presupuestos de las entidades. Por eso mismo, tanto en la Península como en las islas, hay que levantar siempre la cabeza orgullosos y decir que somos de Las Palmas a morir. Ni del Barcelona ni del Madrid.

@CompartirPasion

@CompartirPasion

No hay en el mundo dinero para comprar los colores, los colores de Las Palmas, los colores de Las Palmas ni se compran ni se venden: Los colores de un equipo son sagrados. Los sentimientos no es algo material, con lo que se pueda mercadear. Ni se compran ni se venden: se sienten. En esta época de crisis económica, que en concreto en la Unión Deportiva surge en los albores del siglo XXI, cuanto más mangoneaban en el equipo, cuanta más vergüenza y humillación hubimos de sentir los seguidores amarillos con un equipo en Segunda B, arruinado, en plena Ley Concursal, debiendo una cantidad de dinero grotesca… cuanto mayor es el problema, más apego se tuvo por el equipo, más fuerte se cantaba en la grada, más se sufrió y por ello más se disfrutó con cada modesto triunfo de nuestro equipo, que si consigue el ascenso en el playoff frente al Córdoba regalará una orgásmica victoria a la afición. A todos los aficionados que tanto la apoyaron en los momentos más duros (cómo no te voy a querer, si te he visto jugar en Segunda B), a los que íbamos siempre que podíamos a animar a los muchachos al desangelado Estadio Gran Canaria. A los que no cambiaríamos los colores de la UD Las Palmas ni por todo el dinero del mundo.

De pequeño, yo te empecé a seguir, poco a poco, me enamoré de ti, cuando juegas, siempre estoy a tu lado, no me falles Las Palmas, yo nunca te he fallado: El amor por el equipo es un amor incondicional, eterno. Porque se fragua en la infancia, se vuelve apasionado en la adolescencia, se disfruta en la juventud, y se necesita en la madurez. Esta es la hora de la verdad. Frente al Córdoba no nos pueden fallar. Si necesitan que se convierta el Estadio de Gran Canaria en un Estadio Insular, se conseguirá. Si necesitan que nos dejemos la voz el jueves frente a una pantalla de televisión y el domingo en las gradas nos la dejaremos. No necesitamos la voz para nada en la semana siguiente. Si necesitan que nos dejemos hasta el último aliento para hinchar las velas del equipo y llevarle en volandas a Primera División lo haremos. Jugadores, dígannos qué hemos de hacer y lo haremos, pero por favor no nos fallen. Nosotros nunca les hemos fallado.

CompartirPasion: Las Palmas es de Primera

@CompartirPasion

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos aquí o en los bares, o en twitter @JaviCanarion

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

2 Responses to No me falles Las Palmas, yo nunca te he fallado

  1. Buenisimo articulo Javi emocionado desde Calgary. Esta semana estoy a muerte repitiendo muchos de estos canticos por la calle. Arriba d’ellos!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. ¡Muchas gracias, Fernando, nuestro reducto amarillo en el Canadá! Imagínate lo que me emocioné yo escribiéndolo… por la mañana, tarareando los himnos del equipo, me sucedió algo que nunca me pasa, sólo cuando veo el gol de Iniesta: Se me puso la piel de gallina.

    Yo ya tengo la entrada para el domingo. Te prometo que animaré por los dos.

    Un abrazo!

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe