Sobre la final de la Copa del Rey

CompartirPasion: Copa del Rey

@javicanarion argumenta la posible elección del Santiago Bernabéu como sede de la final de la Copa del Rey

 

Vamos con los argumentos:

– El Santiago Bernabéu es objetivamente un marco imcomparable para cualquier evento que pueda concebir la humanidad. Desde un simposio acerca de los relatos cortos de Antón Chejóv a un concierto de Julio Iglesias. Su estructura que evoca a los monumentales circos romanos, vertical e imponente. Su mística de historia con los ecos de los gritos de grandes futbolistas que han sido ovacionados allí, además de la cantidad de plata que alberga en su interior, casi tanta como la que había en las minas de Potosí, hacen del Estadio Santiago Bernabéu un lugar único para la celebración de diferentes eventos. Pero el estadio Santiago Bernabéu es en definitiva un campo de fútbol. Para eso se construyó y ha sido desde luego el uso que más se le ha dado en sus sesenta años de historia.

– El Real Madrid es el legítimo morador y propietario de tan magno campo balompédico, y como tal tiene el deber de mantenerlo en unas condiciones óptimas para que las mocitas madrileñas bajen a Chamartín alegres y risueñas porque juega su Madrid. Los socios del Real Madrid, y su presidente como extensión y cabeza visible de todos ellos tienen pues, el derecho a decidir cómo y en qué condiciones permite la cesión de su terreno de juego para eventos tales como conciertos, visitas guiadas, partidos de la Selección española de fútbol y… finales de Copa del Rey.

CompartirPasion: Copa del Rey

@CompartirPasion

– Históricamente el Real Madrid Club de Fútbol ha cedido el coloso de Chamartín con mucho gusto y buen criterio para la celebración de tan señalado partido, el evento futbolístico patrio con más solera de todos los que caben en nuestra geografía. El estadio ha visto como los más diversos equipos españoles levantaban la Copa a manos del Rey Juan Carlos o del General Franco que les acreditaba como campeón de España, dicho como antaño, o de Copa simplemente, a la manera de hogaño.

– La final de la Copa del Rey suele celebrarse en el Estadio Santiago Bernabéu, desde que tengo uso de razón, y aún antes, han sido más los partidos celebrados en el estadio del Real Madrid que en cualquier otro en su suma total.

– La sede de la final de la Copa del Rey se suele elegir en función del aforo del propio estadio elegido, a fin de albergar el mayor número posible de socios de ambos contendientes, así como un lugar accesible y a poder ser equidistante de las ciudades de origen de dichos equipos contendientes. Madrid, y el Estadio Santiago Bernabéu, cumplen ambos requisitos.

– Los dos finalistas de la Copa de Su Majestad el Rey en la edición de 2015 son precisamente los dos equipos más laureados en esta competición, y dos de los más antiguos y respetados equipos del panorama nacional: El Athletic Club de Bilbao y el Fútbol Club Barcelona.

– El partido de la final será presidido por Su Majestad el Rey Felipe VI, cuya aparición en el palco de autoridades es acompañada por los acordes de la Marcha Real de Granaderos o Himno Nacional de España.

Ahora, los apriorismos:

– A priori, al Fútbol Club Barcelona y al Athletic Club de Bilbao, les pone cachondos alzar la Copa de S.M. El Rey en el estadio del Real Madrid. Rival por antonomasia de los vizcaínos a principios del siglo XX y de los barceloneses a partir de la segunda mitad del mismo siglo XX y acentuada en este siglo que nos ocupa.

CompartirPasion: Copa del Rey

@CompartirPasion

– A priori, al Barcelona y al Athletic les conviene jugar la final en Madrid, pues tanto Bilbao como Barcelona tienen excelentes comunicaciones con madrid, tanto férreas como por carretera y aéreas. Compensando las férreas los kilómetros de más que separan la Ciudad Condal de la Villa y Corte respecto a la capital de Vizcaya de la de España.

– A priori, y basándonos en experiencias muy recientes, un importante sector de las aficiones bilbaína y barcelonesa, asaz hermanadas antes de la batalla por el trofeo, mostrarán su desprecio hacia los símbolos que nos unen a todos los españoles, como Rey e himno, y meterán sus dedos en sus bocas para pitar los acordes del himno nacional y la figura del Rey de España.

– A priori, un importante sector de los socios del Real Madrid detesta las muestras de desprecio hacia el himno que con lógica consideran suyo, tan suyo como de los aficionados catalanes y vascos que pitan el himno y los que no lo pitan también. Y consideran un insulto el mero hecho de hacerlo, y aún más grave el hacerlo en un lugar que, en el más suave de los casos, denominan su segunda casa.

– A priori, el Real Madrid es un club señor, abstracta definición con un sustantivo que hace las funciones de un adjetivo y que de una manera etérea define al Real Madrid como una institución modelo, caballerosa en la victoria y en la derrota, amiga de poner la otra mejilla antes de remover Roma con Santiago, y futbolera a la antigua usanza sobre todas las cosas. El tipo de institución que cedería con orgullo su estadio para una final de un torneo en el nombre del monarca descendiente de aquél que ciñó la corona real en su escudo.

Y por último, las conclusiones personales:

– Pitar el himno nacional en suelo nacional y mostrar desprecio hacia los símbolos nacionales es a mi modo de entender, de una falta de educación, de seny, de coherencia, de cultura y de neuronas descomunal. Creo que debería ser un hecho delictivo aunque no esté contemplado así. Y creo que es más grave que llamar a un árbitro hijoputa, pues al llamarle así evidentemente no se hace hincapié en que su madre cimbree el bolso en una oscura calleja de un Puerto. En el caso del himno los que silban insultan a millones de compatriotas con los que comparten esos acordes como parte de un todo que es nuestra historia en común desde hace siglos. Es como tirar huevos a una propia casa. No la va a derrumbar, pero jode mucho. Porque hay que limpiar y porque además el que ha tirado los huevos es inquilino de la propia casa.

– El Real Madrid está ante un momento ideal para refrendar eso de club señor no sólo de palabra. Ceder su estadio es a mi entender una obligación casi moral para el Real Madrid. Es el estadio con más títulos de España, y recibe a los dos equipos de primera fila más antiguos del país, enemigos con los que ha escrito épicas páginas del fútbol español, con el Rey Felipe VI comenzando su reinado y entregando la Copa al campeón. El Real Madrid como institución creo que debería ceder el estadio.

CompartirPasion: Copa del Rey

@CompartirPasion

– El Real Madrid podría sentar un precedente. Si tanto quieren los aficionados del Athletic y del Barcelona jugar en el Bernabéu por la carga simbólica que tiene, por su aforo, por el marco incomparable y por la comodidad de las comunicaciones, que jueguen, pero comprometiéndose a que sus aficiones no pitarán el himno ni vejarán los símbolos nacionales, ni mostrarán explícitamente mensaje o pancarta alguna que exalte el separatismo, el terrorismo o cualquier tema que ponga en duda la indivisibilidad nacional que se refleja en la Constitución que rige nuestras vidas y que es representada en este partido por el Rey de España, a la sazón figura que da su nombre a tan prestigioso trofeo.

– En el caso de que alguna de las aficiones, o ambas, incurran en la falta grave de vejar o menospreciar los símbolos nacionales, el partido automáticamente se suspendería, dejando o bien el título de Copa del Rey del año 2015 desierto, o bien obligando a una repetición en las vacaciones de los fútbolistas y a puerta cerrada en el mismo recinto del partido. Sin socios ni aficionados que puedan ver a su equipo levantar o no el trofeo, sólo bajo la atenta mirada de periodistas y del Rey. Los fútbolistas podrán calmar a sus aficiones viendo sus vacaciones peligrar. Los aficionados, nacionalistas o no, pero educados y respetuosos con los símbolos nacionales no dudarán antes del partido en señalar a aquellos que porten símbolos que atenten contra el ambiente puramente deportivo que debe suponer una final de fútbol. Y las aficiones, si son coherentes, entonarán el himno o guardarán silencio respetuoso si lo que desean es ver una final apasionante y a su equipo levantar el trofeo.

– El Real Madrid, en tanto que equipo de la capital del Reino, Real por derecho propio por la corona condedida por Alfonso XIII, y por muchos años bandera en Europa del deporte Español y por extensión de España entera, debe garantizar el respeto a los símbolos nacionales y al Rey en su propio recinto deportivo.

– La Real Federación Española de Fútbol debería apoyar al Real Madrid en tanto que organización gubernamental, nacional, y real por obra y gracia de la Monarquía a la que debería defender alineada con el propietario del estadio.

– Y es que el Santiago Bernabéu es, como decíamos en el primer párrafo, un espectacular recinto para todo tipo de actividades… pero no para las políticas, y menos aún para las políticas que tengan como objetivo la mofa y befa, la vejación y la injuria, de unos símbolos que nos unen a cada uno de nosotros desde hace tantos siglos.

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos aquí o en los bares, o en twitter @javicanarion

 

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe