Raúl González Blanco, destino de caballero

Portada

@jiNKampano habla sobre la retirada de los terrenos de juego de una leyenda del madridismo y del mundo del fútbol como es Raúl González Blanco.

“En la época medieval un deporte surgió. Abrazado por los fans de nobles y campesinos por igual, aunque sólo nobles caballeros podían competir. El deporte fue osados torneos. Para uno de estos caballeros, y con los ex campeones de la colina, que era el fin. Pero para su escudero campesino, Raúl, no era más que el principio”.

Geoffrey Chaucer es mi nombre y escribiendo me hice hombre. Como diría el bueno de Geoffrey, en este momento enterraré la gracia de mi lengua, y hablaré claro. Los días como este son muy escasos, no le quitemos valor con palabras rebuscadas. Así que, me temo que sin preámbulos de ninguna clase, hoy se va uno de los vuestros, criado a un paso de este mísmisimo estadio de Chamartín.

Aguanis

– Algún día, seré futbolista. ¿Se puede hacer padre? ¿Puede un hombre cambiar su estrella?
– Si, Raúl. Si tiene suficiente fe, puede hacer lo que sea.

Si algo caracterizó a este pobre espantapájaros medio famélico con las piernas arqueadas es que nadie le regaló nada. Todo lo que consiguió fue a base de grandes dosis de trabajo y, sobretodo, una fuerza mental y una convicción en sí mismo que le hacían superior al resto. Tuvo compañeros de justa con notable talento superior. Jose María Gutiérrez “Guti” o Álvaro Benito apuntaban maneras de crack en edades infantiles y Raúl tuvo que ganarse a base de goles una oportunidad de triunfar que en ningún caso iba a desaprovechar, porque si algo tenía el eterno capitán blanco era determinación.

Militó en las categorías inferiores del Atlético de Madrid hasta que, ironías del destino, el eterno rival capitalino lo reclutó para sus filas en 1994. En los equipos inferiores del equipo de Concha Espina esperó una oportunidad registrando un notable número de goles hasta que Jorge Valdano quiso darle alas a su destino haciéndolo debutar el 29 de octubre de 1994, con tan sólo 17 años, llevándolo al terreno de juego de titular, en un partido en el que el Real Madrid fue derrotado 3-2 en la Romareda frente al Real Zaragoza. Lejos de arrugarse en el campo por sustituir a una leyenda como Emilio Butragueño, el joven y osado delantero madrileño mostró el ingenio que no dejaría de acompañarle el resto de su carrera. Aquel día sólo le faltó estar certero con la justa ya que falló varias ocasiones.

Silencio

“Puedo hacerlo. Puedo ser campeón”

Lejos de venirse a bajo por las ocasiones falladas y lejos de quedarle grande el traje de titular en el club de Chamartín, Raúl no desaprovechó, como hacen los grandes, su segunda oportunidad. A la semana de su debut, contra su ex equipo, en todo un derbi de la capital de España, el joven y novato delantero madridista provocó el penalti que supuso el primer tanto del equipo blanco, asistió a Iván Zamorano en el segundo gol y orientó su justa para estocar una obra de arte al rematar desde la frontal del área a la escuadra, de primeras, una genial asistencia de otro genio del fútbol, Michael Laudrup. 4:2, directo y sin frenos a la eternidad.

“El Ferrari” (así lo bautizó Fernando Hierro, pues devoraba registros y records sin igual) tuvo una progresión meteórica directa hasta el firmamento blanco. Justa a justa, lance a lance, el caballero blanco fue demostrando desde el inicio que es uno de esos elegidos para hacer historia. El resto es de sobra conocido; 6 ligas, 3 Copas de Europa, 323 goles oficiales con el Real Madrid y el jugador del Real Madrid con más goles de la historia en la Selección Española. Galardones, premios y records de todo tipo bañan la impoluta trayectoria del ex capitán del Real Madrid. Una trayectoria inmaculada tanto en su etapa en España, como su etapa en Alemania, Qatar y EEUU, donde ganó varios títulos como legado para sus clubes.

Selección

– ¿Este es el chico?
– Si, respondió su padre
– Da un paso al frente hijo, deja que te vea… Es un pobre espantapájaros medio famélico, pero tiene temple.

Raúl simboliza el héroe que se resiste a rendir frente a las adversidades. Un tipo que acabó imponiéndose a todo tipo de Galácticos (Figo, Zidane, Ronaldo, Beckham, Owen) no perdiendo su sitio en el campo, adaptándose si era preciso a otras demarcaciones. Un jugador que no era extraordinario en ninguna faceta técnica de su juego pero con una regularidad y una determinación sin igual. Un deportista que supo suplir con virtudes (inteligencia, ingenio, olfato, lectura de partidos y situaciones) sus carencias (velocidad, potencia, explosividad o balón parado). Un líder por natura que comandó durante años uno de los clubes más exigentes del mundo saliendo ileso. Un campeón que demostró saber andar donde otros se vendrían abajo. Un ganador que disfrutaba más con las situaciones límites que jugando a lo que más ama, el fútbol. Una mentalidad y autoestima que le hicieron aparecer cuando se le requiere a cualquier gran futbolista; en los momentos difíciles, en los partidos que se disputaban grandes títulos, en los momentos que marcan la diferencia entre un jugador normal, y un ganador. El “aguanís”, los goles en las finales de Champions o mandar callar al Camp Nou, quedan en la retina de los aficionados de la misma forma que su inmaculada imagen.

Algunos pasan sin pena ni gloria por el Santiago Bernabéu, otros dejan buena apariencia y otros dejan huella. Raúl va más allá; allí es Dios. El eterno capitán demostró que no hace falta tener noble linaje para ser un caballero del fútbol. Ni Sir, ni Lord, ni Conde, ni Duque, ni tampoco Rey… simplemente, Raúl; el fútbolista que cuelga las botas a sus 38 años sin llevarse ni una gota de sudor por echar.

Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que suceda’.
Gracias. Sígueme en twitter @jiNKampano y/o @CompartirPasion

@jiNKampano

Redactor de CompartirPasion. Nada ni nadie golpea más fuerte que la vida. Sígueme en Twitter: @jiNKampano

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestFlickrYouTube

2 Responses to Raúl González Blanco, destino de caballero

  1. Tony dice:

    Pundonor, entrega, coraje, espíritu, valor. lucha, trabajo, empeño, liderazgo, carisma, Raúl.
    El hombre que se hizo una leyenda a base de esfuerzo, un 7 en todo, nada destacable excepto el gol. Esa cualidad que siempre tuvo y siempre tendrá y que le hizo competir con delanteros mucho más capaces como Van Nistelrooy, Ronaldo Nazario, Henry… y sin embargo el chico de colonia marconi siempre aparecía entre ellos, siendo probablemente uno de los grandes ejemplos de que con oficio y sudor se puede conseguir todo lo que te propongas. A mí personalmente me recuerda a las películas americanas, donde matan a un héroe para volverlo a ensalzar eso ha pasado con Raúl y por eso es quien es.Una leyenda. Gran artículo JIN!

  2. ¡¡Maravilloso artículo!! Emocionante, evocador… Raúl es el triunfo de la sensatez, de apostar por la cantera nacional, por un jugador que aprenda los valores de un equipo rápidamente, que sepa que ha de ser humilde en el comportamiento y derrochador en entrega y sacrificio. Alguien que se ha ganado al Bernabéu como nadie desde Juanito, Santillana o Camacho. Alguien que entendió al público del Bernabéu hasta límites impensables en los tiempos que corren. Raúl González Blanco, temido y respetado por todos los rivales. Un eterno ídolo madridista.

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe