Había una vez… ¡un circo!; medios de (des)información

ron-mas

@jiNKampano nos analiza el declive de los medios de información actuales.

En la cúspide piramidal de toda sociedad moderna se sitúan los que hasta no hace mucho tiempo tenían el deber y la obligación de informar al ciudadano, lejos de la manipulación y la viralidad con la que tratan la información que hoy en día hacen llegar a los mismos.

Tanto del partido político de turno, como del equipo de fútbol de turno, la realidad de los medios de comunicación tradicionales es que viven al servicio de. Hay teorías que afirman que un medio de comunicación privado no puede ser independiente (y, por tanto, vertir información veráz) por el mero hecho de ser privado. En España es peor aun; muchos medios viven del erario público (partido político al que sirven) pues si de la venta de sus periódicos tratase su supervivencia, ya estarían quebrados. Dicho de otra forma, los medios de comunicación son panfletos lacayos al servicio del poder fáctico.

pique

En el ámbito deportivo da la sensación que, cuanto más ridículo y ultramonguer se es, más éxito se tiene. En realidad no es una sensación, es un hecho. Reyes de la bufonada madridista como Inda o Roncero tienen más seguidores en Twitter que cualquier periodista decente. Y es que en España nos va la marcha; es más “popular” un twitt de Piqué o el comentario del bufón de turno que un reportaje histórico bien redactado y verificado. A los señores del pesebre les da igual el rigor y la calidad que imperó durante décadas con programas como “El día después”; ahora buscan la confrontación, los “rumores de fichajes” (no clavan ni el 10%) la polémica por polémica y dedicar 2 largas horas de 2 y media que duran los programas a rajar sobre si “Casillas es el topo del Madrid” o si “Piqué se siente o no español”. Pan y circo.

Los medios españoles han mutado de la “independencia” (quizá nunca la hubo) con la que un día bañaban sus diarios al pesebrismo bufonero del maná que les da de comer. Ese pesebrismo tiene otra cualidad; el “trincherismo”. En España, ya se sabe, o estás conmigo o estás contra mi.

En un bando tenemos a los jefes de la caverna; con Tomás Roncero a la cabeza, ese “cuñado” español, el más español y madridista de todos los aficionados del mundo mundial, por la gracia de Dios y de Santiago Bernabéu. Recuerden que Cristiano es el mejor, Florentino es el mejor y Roncero siempre tiene razón. Por el otro tenemos a los acomplejados del “pequeño país”, con Lluís Más Caro (Mascaró para los amigos) el mismo que habría justificado el “Cono cido” de Piqué por el simple hecho de ser jugador del Barcelona o se interesarse por Casillas en su época con Mourinho después de que llevara 10 años en la élite. Todo para deleite de la borregada, por supuesto.

6sn

Una borregada que, dicho sea de paso, también aplaude con furor los “medios” de corte social y político, ya sea en tirada de papel o digital como en medio televisivo. Ya lo dice Cospedal: “Lo de Correa son cosas del pasado”. Si, wana.

El “trincherismo” predominante (aquí también se da, por supuesto) se fundamenta entre los “azules” (con Marhuenda a la cabeza) y los “rojos” socialistas. Por otro lado tenemos a los “naranjas” (esos “del centro”) y ya el resto nada, simples “antisistema indepes anarkocomunistas con síndrome de perroflauta”. Fíjense ustedes si vamos bien servidos que tenemos hasta bufones que saben de todo; como Inda. Lo mismo le vemos en una tertulia política, dando lecciones de economía, que dando lecciones al entrenador del Madrid de como debe jugar. ¡Ah! Y algún fichajazo del última hora. Tanto genio y el país como un solar. ¡Qué cosas!.

Como no hay dos sin tres, en este matrix de payasos de circo, hay que unir un tercero a los medios (y sus bufones), más la masa borrega; las “celebrities”. Ese personaje muy español que sus lecciones (declaraciones, opiniones) en prensa o televisión es más importante e influyente que un nobel de medicina. Kiko Rivera, Belén Estéban o Bertín Osborne ejemplifican el auténtico “cuñao” español; el referente, el yerno o la yerna que toda madre quisiera tener. Sergio Ramos, Dani Álves o Gerard Piqué son el arquetipo de futbolista actual; con mucho dinero y pocas luces. Este último tiene más seguidores en Twitter que los que tendría Nikola Testa si viviese y no precisamente por el desarrollo en el campo del electromagnetismo de las bases de los sistemas de potencia en corriente alterna.

‘Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, y otras hacen que suceda’.
Gracias. Sígueme en twitter @jiNKampano y/o @CompartirPasion

@jiNKampano

Redactor de CompartirPasion. Nada ni nadie golpea más fuerte que la vida. Sígueme en Twitter: @jiNKampano

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestFlickrYouTube

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe