Historia del Real Madrid: Zamora, Ciriaco, Quincoces

CompartirPasion: Ricardo Zamora, Ciriaco, Quincoces - Historia del Real Madrid

@JaviCanarion continúa el serial de la historia del Real Madrid arrancando la cuarta década del siglo XX. El Real Madrid consiguió reunir probablemente la mejor zaga de su historia, contratando a Ricardo Zamora, Jacinto Quincoces y Ciriaco Errasti.

 

Entraba el Real Madrid en los años 30 con un equipo de garantías, subcampeón de Liga y de Copa en la temporada 29/30. La final del agua de Valencia perdida frente al Español de Barcelona sin duda impactó a los directivos merengues, que se lanzaron a tumba abierta para poder contratar a Ricardo Zamora, apodado El Divino, héroe de Amberes 1920 y probablemente el mejor portero de la primera mitad del siglo XX. A punto de cumplir la treintena, y a cambio de cien mil pesetas, Zamora recorrió la distancia que separa Barcelona de Madrid para cubrir la meta del conjunto blanco. Fue el fichaje más caro del fútbol español hasta ese momento, pero como cualquier genio del balompié, Zamora no decepcionó: marcó una época. Ricardo Zamora debutó en octubre en el campeonato regional frente a un rival menor, el Rácing de Madrid. Sin embargo, las gradas de Chamartín se quedaron pequeñas para admirarle en su debut. Un Real Madrid rebasado por los acontecimientos sufrió pero venció por 3 a 2 al correoso Rácing.

La Liga previa al fichaje de Zamora por el Real Madrid termina con una escandalosa victoria frente al Barcelona (5-1, tres de Lazcano), pero con un mal sabor de boca al concluir el campeonato en una discreta quinta plaza, a trece puntos del intratable Athletic de Bilbao. Incidiendo en el pésimo año de los equipos de la capital, el Athletic de Madrid certificó su descenso a Segunda División debido a la última plaza que ocupó en la Liga.

La Copa del Rey no sería una reválida para los merengues. En una final plena de polémica el Athletic de Bilbao selló su doblete a costa de un Real Madrid que debió nadar frente a un público barcelonés hostil y una actuación mas que discutible del árbitro del encuentro. El Real Madrid de Lazcano y Monchín Triana perdió tres a dos frente al Athletic de Bilbao de Bata y Gorostiza.

CompartirPasion: Hilario Marrero - Historia del Real Madrid: Zamora, Ciriaco, Quincoces

@CompartirPasion

La Liga de 1931 finalizó con otra decepcionante clasificación: sextos, a cuatro puntos del campeón  Athletic de Bilbao en una emocionantísima Liga (empatados a 22 puntos Real Sociedad, Athletic de Bilbao y Racing de Santander, a un punto el Barcelona). Por ello, en el verano de 1931 el Real Madrid vuelve a abrir la caja de caudales, y de qué manera. De un plumazo, ficha a Ciriaco, Quincoces y Olivares, los tres del Alavés, por 65.000 pesetas. Olivares, aunque internacional con España, no fue un jugador determinante en la historia del club. Pero Ciriaco y Quincoces, junto a Zamora, formaron un muro en la defensa madridista. Un trío de futbolistas leyendas del fútbol español. No contentos con los fichajes, la directiva encabezada por Bernabéu consigue los fichajes de varios futbolistas más, donde destacan el interior irundarra Luis Regueiro, de la Real Unión de Irún, y sobre todo el grancanario Hilario Marrero, fichado del Deportivo de La Coruña.

Juan Marrero, más conocido como Hilario Marrero, destacó de joven en el Porteño y en el Real Club Victoria, club a la postre cofundador de la Unión Deportiva Las Palmas. Su equipo negociaba su venta al Barcelona por 100.000 pesetas cuando Hilario ya se había comprometido con el Deportivo de La Coruña por una cantidad menor. Para burlar a la afición del Victoria, que no pensaba dejarle salir de Gran Canaria, debió disfrazarse de mujer y embarcarse rumbo a Galicia en un buque. El Barcelona denunción la transacción y su fichaje fue comidilla nacional hasta que terminó jugando, y de qué manera, en el Real Madrid.

CompartirPasion: Historia del Real Madrid: Zamora, Ciriaco, Quincoces

@CompartirPasion

La Copa que ya no era del Rey (la agitada Segunda República acababa de nacer en abril), llevó al Real Madrid hasta semifinales, donde perdió frente al Real Betis, que a su vez caería frente a un todopoderoso Athletic de Bilbao que sumaría su undécima copa, y su segundo doblete consecutivo de Liga y Copa. La Directiva, pese a los discretos resultados, sabía que el camino era el correcto, ya que con gente en plantilla como Lazcano, Regueiro, Zamora, Ciriaco, Quincoces, Triana e Hilario Marrero los títulos debían caer por su propio peso.

Así fue con la Liga de 1932, ganada por un invicto Real Madrid, con tres puntos de ventaja sobre el Athletic de Bilbao y cuatro sobre el Barcelona. Sólo quince goles en contra en 18 partidos en una época mucho más goleadora que la actual habla mejor que con palabras sobre la importancia del trío defensivo merengue. La gran decepción de la temporada se produjo en la Copa de España, donde el Real Madrid fue eliminado a las primeras de cambio por el Deportivo de La Coruña. El Athletic sumaría un nuevo título con una victoria por 1-0 frente al Barcelona, con gol de Bata, que permitió al Athletic de Bilbao quedarse en propiedad el trofeo por segunda vez en su historia.

En 1933 el Real Madrid repetiría como campeón de Liga, tras dominar la misma con dos puntos de ventaja sobre el Athletic de Bilbao. De nuevo, los escasos goles encajados (17 en 18 partidos, 13 menos que el Athletic) permitió al Real Madrid alzarse con el título. Zamora, Ciriaco y Quincoces fueron la base sobre la que el Real Madrid cimentó sus dos Ligas. Los goles de Marrero, Olivares y Regueiro fueron la guinda del pastel de merengue en los años 30. Guinda a la que se sumó Pepe Samitier, fichaje polémico y de campanillas a mitad de temporada, procedente del eterno rival el Barcelona. Samitier fue santo y seña del barcleonismo en los años anteriores, pero aparente su baja forma fue motivo de polémica con los directivos del Barcelona. Pepe Samitier no fue inmune a los cantos de sirena procedentes de la capital, trasladados por sus dos amigos Ricardo Zamora y Santiago Bernabéu. “El Mago”, ya con 31 años, dejó los últimos destellos de su dilatada y exitosa carrera en el club de Chamartín.

CompartirPasion: Real Madrid 1933 - Historia del Real Madrid: Zamora, Ciriaco, Quincoces

@CompartirPasion

La Copa del Rey fue para el Athletic de Bilbao de nuevo, y de nuevo con polémica. Los bravos jugadores vizcaínos lesionaron de gravedad a Hilario Marrero y Valle, y en una época en la que los cambios no existían, los rojiblancos remontaron el gol de Lazcano para alzar su décimo tercer trofeo de campeón de España

Tras el año de 1933, donde el Real Madrid fue campeón de Liga y subcampeón de Copa, llegó el año 1934, con el campeonato de Copa y el subcampeonato de Liga para el Real Madrid. En la Liga se quedó a dos escasos puntos del campeón Athletic de Bilbao, que basó su victoria en su imponente eficacia goleadora. 61 tantos en 18 partidos lo resume perfectamente. En la Copa del Rey el Real Madrid hubo de eliminar en tres partidos (dos de desempate en Barcelona) a su archienemigo el Athletic de Bilbao. En semifinales se deshizo del Real Betis y en la final, disputada en el estadio de Montjuic en Barcelona, el Real Madrid remontó el gol inicial valencianista con tantos de Lazcano, el del empate, y del grancanario Hilario Marrero, el de la victoria. La mala notica de la temporada fue la retirada de Pepe Samitier. El Mago colgaba las botas tras quince temporadas dando clases de fútbol, más de trece de ellas en el Barcelona.

CompartirPasion: España 1934 - Historia del Real Madrid: Zamora, Ciriaco, Quincoces

@CompartirPasion

Fue un año de orgullosa pero amarga participación española en el Mundial de Italia en 1934. En una país transalpino especialmente loco por el fútbol en aquella época, España tuvo que enfrentarse a los anfitriones en cuartos de final. Pese al mejor juego español y la decisiva actuación de Ricardo Zamora, llamado “Il Miracoloso” (El Milagroso) por la prensa transalpina, la excesiva presión del público y la premisividad arbitral con el juego duro azzurro envió a casa a una Selección Española de lujo (Zamora, Ciriaco, Quincoces, Lángara, Regueiro, Gorostiza….), que había conseguido una apabullante victoria ante Brasil (3-1). El Mundial, con la presencia del Duce Benito Mussolini en el campo, se lo llevó Italia ante una selección de Checoslovaquia que se olía que mucho no iba a poder hacer en esa final.

Un mísero punto separó al Real Madrid de su tercera Liga en cuatro años. El campeón fue un fantástico Real Betis, que venció en quince de los 22 partidos de la temporada. Pese a ser el máximo goleador de la temporada, el Madrid hubo de conformarse con el subcampeonato de una Liga que se le escapó en Barcelona en la penúltima jornada, tras perder de forma inesperada por cinco goles a cero ante un eterno rival en horas bajas, que de hecho perdió en Chamartín por 8-2 en la primera vuelta, y que terminaría la Liga arrebatándosela al Real Madrid, pero en sexta posición a diez puntos del verdiblanco campeón.

Cerrando el fantástico año sevillano en las competiciones nacionales, el Sevilla, tras eliminar al Real Madrid en primera ronda, llegó hasta la final de la Copa para vencer por un claro 3-0 al Sabadell y levantar su primer trofeo de campeón de España en una atípica Copa, pues ni Athletic ni Real Madrid pasaron de Octavos, eliminados por los dos equipos sevillanos, ni el Barcelona consiguió pasar de cuartos, eliminado por el Levante U.D.

Llegó el año 1936. Los tambores de guerra cruzaban la piel nacional de extremo a extremo, resonando desde los incidentes de Asturias en 1934. El Alzamiento militar se produjo en el mes de julio, por tanto se pudo disputar la última Liga en años hasta su conclusión. El Real Madrid, a un par de meses de dejar de ser Real, se quedó a dos escasos puntos del Athletic de Bilbao, de nuevo campeón de Liga. Tercero fue el Real Oviedo, con Lángara como puntal de un gran equipo que la Guerra Civil se encargó de desmembrar. El Real Madrid llegó a la final de Copa, tras deshacerse con problemas del Arenas de Guecho y del Athletic de Bilbao, y con facilidad (7-0 en la ida) del Hércules de Alicante en semifinales. En la final esperaba… el Fútbol Club Barcelona. Iba a ser el último partido de la carrera de Ricardo Zamora. Una actuación milagrosa, una más de El Divino, permitió al Real Madrid aguantar la avalancha catalana tras ver cómo Escolá recortaba los goles de Eugenio y Lecue que adelantaron al Real Madrid. A hombros fue despedido el jugador más carismático de la España anterior a la Guerra Civil, dejando como regalo póstumo su último milagro, su última parada y su foto más famosa, que se muestra a continuación. Una estirada imposible a su palo izquierdo, deteniendo el balón en una nube de tierra seca y cal. Una última parada digna del mejor portero del mundo:

CompartirPasion: Historia del Real Madrid: Ricardo Zamora

@CompartirPasion

Un mes después de la final de Copa, el 18 de julio de 1936, Francisco Franco embarcará en el avión de origen británico Dragon Rapide en la base aérea de Gando, en la isla de Gran Canaria, con destino Casablanca para ponerse al frente del Ejército Regular de África rumbo a la Península. El pronunciamiento militar era un hecho y España comenzó a resquebrajarse por la mitad como un trapo viejo de limpiar, con un sonido histérico, desagradable. Soviéticos, alemanes e italianos se unieron al conflicto interesados en la posición geopolítica de España, lugar además ideal para probar sus nuevos juguetes bélicos, que usarían con especial generosidad en los años posteriores.

El desarrollo de la Guerra Civil está inmensamente documentado en libros, reportajes, revistas, audios y vídeos. Cada uno de nosotros, como ser individual y racional, tendrá una opinión formada sobre el conflicto, sobre sus vencedores y sus vencidos. Esta es una web deportiva, y como tal se tratará al conflicto cuando proceda, desde la más estricta y aséptica realidad. Lo único cierto es que el suelo español aún llora sangre por los muertos de uno y otro bando, muchos de ellos futbolistas, algunos que pertenecieron al Real Madrid. Las consecuencias del conflicto para el conjunto merengue, y la dura posguerra serán analizados en el siguiente capítulo de la apasionante Historia del Real Madrid.

 Ricardo Zamora

CompartirPasion: Historia del Real Madrid - Ricardo Zamora y Pepe Samitier

@CompartirPasion

Su apodo dice tanto de él que la definición de su figura es puramente redundante: El Divino. El primer futbolista español realmente famoso, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Nació en Barcelona, en enero de 1901, de padre gaditano y madre valenciana. Fichó a los quince años por el Real Club Deportivo Español de Barcelona, el equipo que puede considerarse de su vida. Tras tres temporadas con los periquitos, un malentendido con la junta directiva le llevó a aceptar una oferta del eterno rival, el Fútbol Club Barcelona. Al año siguiente, Zamora tuvo una actuación muy destacada en la plata que la Selección consiguió en Amberes, en 1920. En una Selección con Belauste, Sabino, Pagaza, Pepe Samitier, Pichichi y La Furia como jugador número 12. Participó en la consagración del fútbol nacional fuera de España. Zamora jugó con la Selección un total de 46 partidos, algo que en aquel momento se antojaba insuperable.

En 1922 regresó al Español rompiendo moldes: su fichaje por 25.000 pesetas hizo saltar la banca del fútbol patrio. Allí jugó las siguientes ocho temporadas, dejando varias de las estampas más bonitas de cualquier guardameta en la historia. En 1929, en la final del agua de Valencia, Ricardo Zamora dio la copa al Español de Barcelona tras una actuación sobrehumana frente al Real Madrid. Los directivos merengues comprendieron que si querían dar un salto de calidad en su plantilla, debían contar con El Divino en la siguiente temporada, y lo ficharon por la astronómica cantidad de 100.000 pesetas.

Tras vencer en la Copa de España en Mestalla al Barcelona y anunciar su retirada del mundo del fútbol, su vida daría un giro inesperado. El gran Zamora, el Divino, era detenido por milicianos republicanos y trasladado a la cárcel Modelo de Madrid. Le salvó la vida un miliciano que lo reconoció pese a su aspecto demacrado cuando estaba incluido en una saca de presos con destino a los fusilamientos de Paracuellos del Jarama.  Una vez en libertad, se refugió en la embajada argentina de Madrid, de donde partió al puerto de Alicante y por barco hasta Niza. Allí jugó varios partidos con el equipo nicense, retrasando su retorno a la España nacional, lo que levantó no pocas suspicacias de los jerarcas franquistas. Tras la conquista de Vascongadas, pasó al a zona nacional en 1938 disputando un encuentro benéfico.

CompartirPasion: Ricardo Zamora enrtrenando al Atlético Aviación - Historia del Real Madrid

@CompartirPasion

Al terminar la Guerra Civil, aceptó el cargo de entrenador en el Atlético de Madrid, renombrado como Atlético Aviación, siendo el entrenador que más temporadas consecutivas ha ocupado el banquillo del Manzanares. Si el Cholo Simeone cumple su contrato, podría superar su longevidad en uno de los banquillos más calientes del fútbol español.  Tras el Atlético Aviación, donde ganó dos Ligas, entrenó al Celta de Vigo en dos etapas, al Málaga, al Español en dos etapas y a las Selecciones Nacionales de España y Venezuela. Casado por segunda vez en 1968 murió con 77 años de edad tras serle concedida por Franco la Gran Cruz de la Orden de Cisneros, que se unió a la Orden de la República recibida en 1934. No hay nada como ser Divino para levantar sospechas, salir indemne y ser condecorado por los dos bandos enfrentados en este país tan cainita que es España.

Su legado es inmenso. A su aportación expandiendo el fútbol nacional allende los Pirineos se une su característica parada con el codo, llamada zamorana, su estética en el vestir, con medias subidas tapadas por unas enormes rodilleras, los jerseys de punto y la gorra chulapa con la que se cubría su cabeza, alopécica en sus últimos años como profesional. El trofeo Zamora que cada año se otorga al portero menos goleado lleva su nombre. Fue un guardameta sobrio, muy seguro, dotado de una capacidad asombrosa para intuir los movimientos y disparos de los delanteros rivales. Realmente fue un futbolista Divino, especial. Algo parecido se dice de Íker Casillas cuando nos referimos a él como el Santo, o el Ángel. Fue tan importante su figura que en  los recreos de los colegios de todo el país, 50 y 60 años despúes de su retirada y 10 ó 20 después de su fallecimiento se podía escuchar la coletilla: 1-0 y Zamora de portero. 2-0 y Zamora de portero. 3-0 y Zamora de portero

CompartirPasion: Ricardo Zamora - Historia del Real Madrid

@CompartirPasion

Un abrazo a ellos, un beso a ellas, y nos vemos aquí o en los bares, o en twitter @javicanarion y/o @CompartirPasion.

 

 

@JaviCanarion

Me llamo Francisco Javier, o Javi, o Pichi, o Canarión, y vine a nacer entre los lejanos pero audibles gritos de recios alemanes e histéricos italianos mientras se jugaba la final del Mundial de España ’82, muy cerquita del Bernabéu. Por tanto, tuve el privilegio que me acompañará de por vida, el poder decir que el equipo de mis amores, España, me regalase otro 11 de julio por mi 28º aniversario la Copa del Mundo desde Johannesburgo. Los diamantes y los Mundiales, son para toda la vida. Por lo demás soy de querencia merengue, y no me gusta el dulce, pero con el corazón bombeando sangre azul y amarilla de mi equipillo representativo de las Islas Canarias, la Unión Deportiva Las Palmas. Siendo de letras estudié Ciencias, y sintiéndome grancanario aún trabajo en Madrid. Me gustan los deportes, verlos, practicarlos, y ahora, escribir sobre ellos. Me encanta el fútbol, y adoro la noche. Y estoy realmente ilusionado con este proyecto en el que me he embarcado, lo juro, sin pistolas en la cabeza ni monos apuntándome con ballestas. Sólo espero que os guste la página, os gusten los artículos, y perdonéis mi limitada capacidad para escribir. Abrazos a ellos, besos a ellas, y nos vemos por aquí o por los garitos.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

One Response to Historia del Real Madrid: Zamora, Ciriaco, Quincoces

  1. Anónimo dice:

    Hombre, Bernabeu fue presidente en 1943, no creo que estuviera haciendo fichajes en 1931.

Deja un comentario

Close
Por favor, ¡ayúdanos a seguir!
Siguiéndonos en Facebook o Twitter nos animas a seguir. ¡Mil gracias!

Twitter

Facebook

Google+

Social PopUP by SumoMe